Polar M200: análisis, pruebas y opinión.

Polar M200: análisis, pruebas y opinión.

5930
7
Compartir
Polar M200 con gps y pulsómetro óptico

En este artículo os detallaremos las pruebas realizadas al reloj con gps Polar M200, un dispositivo que sigue la línea de casi todas las marcas del mercado y añade sensor óptico de pulso para medir la frecuencia cardíaca directamente en la muñeca. El Polar M200 se lanzó al mercado a un precio bastante agresivo: 149 €, aunque ya se puede encontrar desde 130 €. Como ya destacamos en el análisis que publicamos tras su lanzamiento, Polar apostó por reducir costes lo máximo posible para ofrecer un reloj pensado para correr (gps) y actividades de gimnasio (pulsómetro) a un precio reducido, orientado principalmente a aquellos que deciden dejar de utilizar aplicaciones móviles y comprar su primer dispositivo de pulsera. Con una estrategia similar Polar ha conseguido que el M400 [review] sea uno de los relojes-gps más vendidos en los últimos 3 años, pero esta vez la estrategia no ha dado los mismos frutos (o al menos de momento). Su pantalla de baja resolución, junto a lo limitado de su autonomía (6 horas), y quizás un diseño demasiado grande, han hecho que el Polar M200 se vea mucho menos en las muñecas de lo que la marca finlandesa hubiese querido. A pesar de su precio, de su excelente pulsómetro óptico y, como veremos en el resto del post, de otras características interesantes como las alertas por vibración (la principal carencia del M400) o la programación de entrenamientos estructurados (que no encontremos en los Garmin de gama baja).

Durante las pruebas realizadas al M200 hemos prestado atención a aspectos sobre los que muchos usuarios ya nos preguntabais en el pre-análisis: la duración de la batería, precisión y rapidez al captar la señal gps y fiabilidad del pulsómetro óptico, por lo que nos explayaremos un poco más en esos puntos y, como en casi todas las reviews, añadiremos una sección comparando el Polar M200 con otros relojes-gps de similares características y/o precio: M400, FR35 o el FR235.

Un primer vistazo al Polar M200 y a sus características principales.

El Polar M200 es un gps barato y te lo parece nada más encenderlo. Tanto la pantalla como la iluminación nos recuerda a modelos de hace muchos años donde casi se podía distinguir claramente cada pixel. La resolución es bastante baja (36×36 px), la pantalla efectiva tiene unas dimensiones de 26 mm de diámetro y el tamaño de la esfera es de 45 mm, similar al antiguo Forerunner 220, aunque el M200 sólo mostrará 2 campos distintos en cada pantalla y el efecto al llevarlo puesto es el de un reloj un pelín más grande, en parte por tener integrada la correa al chasis que protege el marco del reloj.

Pantalla Polar M200 con y sin iluminación

La iluminación se activa, además de pulsando cualquiera de los dos botones, mediante el giro de la muñeca cuando estamos en alguna actividad.

El sistema de carga se realiza mediante un conector USB tipo A (macho), que se oculta bajo la correa no llegando a molestar y, en principio, tampoco da sensación de fragilidad. La correa es de poliuretano termoplástico (TPU), bastante elástica y se quita muy fácilmente para poder cargarlo.

Aunque el sensor sobresale 2 milímetros en la parte trasera no se llega a notar molestia alguna. Recordad que para una correcta medición del pulso, debemos llevarlo ajustado y por encima del hueso de la muñeca.

En cuanto a los campos de datos, dispondremos de 5 pantallas personalizables para cada perfil de actividad (hasta 20 distintos), con 1 o 2 campos de datos en cada una de ellas: velocidad, ritmo, distancia y tiempo (por vuelta y promedios), así como los datos de la hora, frecuencia cardíaca, altitud o el desnivel acumulado, estos últimos tomados de la señal de GPS, no dispone de altímetro barométrico.  Junto a los datos anteriores, tendremos la información de la zona de frecuencia cardíaca en la que estamos trabajando gracias a la corona grafiada del 0 al 100%.

Antes de pasar a comentar detalles sobre la configuración y el uso del M200, no está de más recordar las especificaciones técnicas de este modelo que ya comentamos en el pre-análisis:

  • Dimensiones y peso: 45 mm de diámetro, 12 de espesor y 40 gramos de peso (es de los más ligeros, en parte por su correa).
  • Resistencia al agua: sólamente se especifica que se puede nadar con él (pero no bucear).
  • Autonomía: Hasta 6 días con seguimiento de actividad 24/7 y entrenamiento de 1 hora al día con GPS y medición óptica de la frecuencia cardíaca, sin activar las notificaciones inteligentes. Lo que viene a resumirse en unas 6 horas de autonomía gps con el reloj completamente cargado (dos horas de carga) y un uso moderado de la iluminación. En el test de autonomía que hicimos se superaron las 7 horas pero desconectando automáticamente el sensor de FC al no detectar movimiento, en todo caso, confirma esas 6 horas de las especificaciones técnicas.
  • Alertas: vibración (suficiente) e iluminación (no sonoras).
  • Sensores internos: dispone de sensor óptico de frecuencia cardíaca (no registra pulso las 24 horas), GPS y acelerómetro interno para el registro de la actividad diaria (pasos, distancia, sueño, …), pero no para correr en interiores o cintas de correr. No dispone de Glonass ni de altímetro barométrico, así como tampoco de brújula.
  • Conectividad: se puede sincronizar vía usb mediante el programa FlowSync  y un PC/MAC y vía bluetooth con la app móvil Polar Flow. Si lo vinculamos a un móvil compatible también podremos recibir notificaciones (pero sólo nos las muestra, no hay un menú específico para manejarlas).
  • Sensores externos: compatible con sensores de frecuencia de banda torácica con conectividad Bluetooth, como el H7 de Polar o el nuevo H10 con memoria integrada. El M200 no es compatible con sensores de cadencia para correr ni con sensores de velocidad y/o cadencia para ciclismo.
  • Memoria: hasta 60 horas de entrenamiento con frecuencia cardíaca.

En resumen, un reloj pensado principalmente para correr y otras actividades de exterior, o utilizarlo también como pulsómetro en actividades de gimnasio, con un poco más de 6 horas de autonomía en modo gps, pero que pueden agotarse antes si lo lleváis a diario con las notificaciones activadas. El M200 no es un reloj gps pensado para la montaña, no dispone de ninguna herramienta o función de navegación (ni está previsto incluirla).

Polar M200: fácil de usar y de configurar.

El Polar M200 se rige por la simpleza en su uso. Sólo dos botones, izquierda para pausar e ir hacia atrás, y derecha para avanzar, marcar vueltas y entrar en los distintos submenus que se presentarán en modo carrusel: trainning (desde donde accedemos a los distintos perfiles deportivos y actividades programadas en el calendario), actividad diaria, historial, “Mi FC” (para medir el pulso sin iniciar una actividad) y opciones.

En cuanto a los distintos perfiles deportivos, al igual que sucedía con el M400, con este modelo podremos configurar hasta 20 modos deportivos distintos: ciclismo, pesas, carrera, …, con o sin gps, y en cada uno de ellos seleccionar qué datos queremos ver. Aunque podemos añadir un perfil de natación, no nos medirá la distancia nadada (ni en piscina ni en aguas abiertas), aunque sí el pulso. Tampoco registrará la distancia recorrida en actividades de carrera en interior o cintas de correr. No tiene perfiles para multideporte como triatlón o duatlón. La configuración de cada uno de los diferentes perfiles deportivos se realiza desde la web o la app móvil, por lo que no habrá problema si reseteamos el dispositivo, la configuración se quedará almacenada en la web.

Como pantallas extras a las 5 editables, Polar ha añadido una en la que veremos la distancia realizada para una cuenta atrás de 12 minutos (Test de Cooper) y otra menos útil donde se compara nuestra velocidad con la de algunos récords mundiales. En Polar flow (web o app) también podremos editar (o dejar en automático) las zonas de FC para cada perfil deportivo.

Junto a la configuración de las pantallas y zonas de FC tenemos la posibilidad de configurar para cada perfil deportivo el autolap de forma independiente (avisos por vibración cada “x” kilómetros o cada cierto tiempo). Durante cualquier actividad podemos también marcar vueltas (laps) manuales manteniendo pulsado el botón derecho (el izquierdo pausa y finaliza la actividad) y luego analizar las estadísticas concretas de esas vueltas manuales.

Una vez sincronicemos cualquier actividad que hagamos, ya sea con la app móvil, manteniendo pulsado el botón izquierdo del reloj, o conectándolo con el cable usb a un PC/MAC con el programa FlowSync, tendremos un resumen con los datos de la actividad y recorrido realizado (si el gps estaba activo).

Track generado tras una carrera con el Polar M200 y visualizado en el portal Flow Polar

Debajo del mapa del recorrido tendremos un gráfico con los datos de ritmo/velocidad, pulso y elevación, así como el histograma con el tiempo de entrenamiento en cada una de las zonas de frecuencia cardíaca.

Gráficas de velocidad, ritmo y pulso del portal Flow Polar

Bajo el gráfico podremos ver las estadísticas de cada vuelta automática por separado, vueltas manuales que hayamos marcado o por distancias ya preestablecidas (0.5, 1 o 5 km).

Polar ha mejorado mucho en estos últimos años su portal de entrenamientos Polar Flow. Además de solventar problemas como la importación automática con Strava, ha conseguido que tanto la pantalla de una actividad concreta como el formato de agenda/calendario sean muy intuitivos y realmente útiles para ver como van nuestros entrenamientos.

Con el Polar M200, al igual que sucede con el M400 o con la pulsera A360 podremos importar entrenamientos avanzados para realizar series, intervalos o entrenamientos estructurados con más de un bucle o varios bucles entre ellos. Estos entrenamientos se crean desde la pestaña “agenda” de la web o la app móvil de Polar Flow y se asignan a un deporte concreto, ya sea carrera, ciclismo o cualquier otro. Polar denomina a este tipo de entrenamientos “objetivos”. Una vez creado el objetivo por fases o “rápido”, distancia o tiempo final, quedará asignado a un día del calendario. De esta forma, el día señalado nos aparecerá esa actividad programada al inicio de los perfiles de entrenamiento del Polar M200. También podremos marcarlo como favorito y que se quede almacenado en la memoria del reloj y realizarlo cada vez que queramos.

Creación de entrenamientos desde Flow Polar con el Polar M200

En este tipo de entrenamientos estructurados u “objetivos por fases”, el Polar M200 nos irá avisando al final de cada fase mediante alertas de vibración y tendremos una nueva pantalla donde ver el tiempo o distancia que nos queda para completar cada fase, así como el número de repeticiones que llevamos sobre el total a realizar.

Además de programar un objetivo o entrenamiento concreto para correr, con la web Flow Polar y el M200 podremos llevar en el reloj un plan completo de entrenamiento para correr un 10k, media maratón o una maratón. Estos planes se crean desde la pestaña “Programa” y combinan entrenamientos por zonas de frecuencia cardíaca y tiradas largas con otras actividades complementarias como ejercicios de movilidad, fuerza o “core”. Una vez creado el plan, tendremos todas las actividades a realizar en el calendario hasta la fecha del evento e iremos viendo en el M200 qué actividad tenemos que hacer cada día.

Ya habéis visto que el manejo es bastante sencillo, tanto del portal, como del reloj, con tan sólo dos botones. De todas formas no está de más echar un vistazo al manual los primeros días que lo tengáis (manual Polar M200 pdf en español) y consultar la página de preguntas frecuentes si os surge alguna.

Polar M200: Pruebas de fiabilidad del sensor óptico de pulso.

El sensor de pulso del M200 es más similar al del A360 que al utilizado en el M600 (con seis leds rodeando el sensor), pero su comportamiento es un poco mejor que el de ambos, probablemente por tener una mayor superficie trasera que impida la entrada de luz exterior. El sensor se activa por defecto cada vez iniciamos una actividad deportiva o consultamos nuestro pulso mediante el menú “Mi FC”, pero no registra datos de pulso las 24 horas, ni está previsto que se implemente esa funcionalidad en un futuro. El sensor se puede desactivar desde la configuración del propio reloj si no queremos usarlo o queremos ahorrar autonomía.

En cuanto a la fiabilidad, es quizás uno de los que mejor ha funcionado de todos los que probado, con una precisión similar al de la banda de brazo Scosche y por encima de sensores como el “Elevate” de Garmin o el “PurePulse” de Fitbit. Polar quizás no esté liderando el mercado de los gps con múltiples lanzamientos y tampoco fue el primero en sacar al mercado un dispositivo que incorporará un pulsómetro óptico, pero sí que está apostando por la calidad de los sensores, sin sacar nada al mercado que no funcione igual de bien que sus bandas de frecuencia clásicas.

Independientemente del tipo de piel o el tamaño de la muñeca, el ciclismo es una de las pruebas donde más fallos de precisión veréis en los sensores ópticos de pulso. Es una actividad que provoca que la muñeca adopte distintas posturas sobre el manillar, puede haber muchas vibraciones según por qué tipo de pavimento rodemos y también suele haber muchos cambios bruscos de intensidad. La gráfica siguiente, donde se compara el M200 con un pulsómetro de banda pectoral, aún con algún fallo puntual, es de las más precisas que he obtenido hasta la fecha en una salida de ciclismo.

En la siguiente gráfica se comparan los registros de pulso del M200 frente al Forerunner 235, un modelo 100 € más caro, y en ella podéis comprobar como el M200 no realiza los típicos picos erróneos al iniciar o finalizar un intervalo de mayor intensidad.

En la siguiente imagen se comparan los registros de pulso del M200 con los de un pulsómetro clásico, donde las gráficas son prácticamente idénticas salvo el error inicial por un mal ajuste de la correa (recordad que hay que evitar que el reloj se mueva durante el entrenamiento).

En resumen, lo mejor del M200 es sin duda su pulsómetro óptico, de ahí el sabor agridulce que dejan aspectos como su pantalla o diseño, no estando a la altura del sensor óptico utilizado.

Polar M200: Pruebas de precisión del gps.

Con respecto al GPS del M200, tenemos algo similar a lo que sucede con la pantalla, nos recuerda al gps de modelos de hace años, más que por la precisión, por la velocidad de adquisición de satélites (señal gps), que depende de dos factores principalmente:

  • El tiempo:  El M200 predice la situación de los satélites (SiRFInstantFix™) hasta tres días desde que se realiza una actividad en exterior, pero esta precisión (rapidez al captar la señal) decrece progresivamente durante el 2º y 3er día.
  • No movernos: tarda bastante más si vamos andando mientras detecta la señal que si estamos totalmente quietos y con la pantalla del reloj  mirando hacia arriba, es decir, la típica postura de corredor esperando a que su reloj capte la señal de gps XD.

En resumen, si salimos a correr cada dos días por la misma ciudad/zona, el reloj no tardará más de 10-20 seg en captar la señal (si nos estamos quietos). Por el contrario, si llevamos más de 2-3 días sin correr puede tardar entre 30 seg y 1 minuto en función de los edificios o árboles que nos rodeen. Si nos estamos moviendo todo el rato y llevamos tiempo sin usarlo, ya podéis esperar … pero mejor sentados 🙂

En cuanto a la precisión del gps, no es de los mejores que he probado, pero tampoco tiene un mal gps. El resumen general es que se comporta peor que otros gps de gama alta en zonas donde éstos también suelen fallar (árboles frondosos o edificios muy altos) o cuando no llega a captar la señal bien al principio de la salida, pero sin dar errores muy grandes en la distancia final registrada.

En general (y en la distancia total recorrida y el track generado) el comportamiento del gps es bastante decente como se aprecia en la imagen siguiente: pequeño error en zona conflictiva pero el resto del track es bastante correcto.

Polar M200 como reloj de diario y monitor de actividad diaria.

El M200 es un reloj que permite hasta 6 días de autonomía como reloj de diario, un poco más si no usamos las notificaciones móviles. En la pantalla principal del Polar M200 tendremos la hora y la fecha y desde la app móvil (o web) podremos programar una única alarma silenciosa (vibración), así como activar las notificaciones del móvil y establecer un periodo de “no molestar” donde no recibiremos ninguna.

Configuración de alarma silenciosa en el Polar M200

Las notificaciones móviles funcionan tanto para móviles Android como en iOS, y aunque recibimos todo tipo de notificaciones: mensajes, llamadas, redes sociales, whatsapp, .., éstas no son completas, es decir, sólo tendremos el encabezado: remitente y las primeras palabras del mensaje. Hay que entender estas notificaciones como simples avisos.

Notificaciones móviles en el Polar M200

Si llevamos el M200 como reloj de diario podremos monitorizar también nuestra actividad y sueño a lo largo del tiempo. El M200 registra los pasos, calorías y distancia “recorrida” cada día y la calidad/cantidad de nuestro sueño de forma automática. También podremos activar alertas de inactividad que nos avisen cuando llevemos más de una hora sin movernos, útil para los que pasamos mucho tiempo frente a la pantalla (nuestra espalda lo agradecerá).

En la imagen anterior podéis ver los datos de actividad diaria de un día y las gráficas de actividad y sueño semanales que ofrece la app Polar Flow. Los datos que veremos en el reloj son: pasos diarios, % completado del objetivo marcado y el progreso mediante la circunferencia de puntos (cuando se completa indica que hemos alcanzado el 100%).

La sincronización de estos datos, al igual que en las actividades, es manual, para transferir los datos al portal Flow Polar deberemos mantener pulsado el botón izquierdo estando cerca del móvil.

Polar M200: precio, colores y accesorios.

El Polar M200 está disponible en dos colores, rojo y negro, a un precio de salida de 149 €, aunque ya hemos visto alguna oferta que lo situaba cerca de los 125-130 €, un precio similar al que tiene actualmente el pack del M400 con la banda de pulso H7.

Además de los dos colores puestos a la venta, también podremos comprar correas individuales de silicona, algo más blandas, en blanco, amarillo y azul desde 14-19 €. Una ventaja frente al Polar M400, con el que hay que ir a morir, no literalmente, en un distribuidor autorizado para cambiar la pulsera.

Comparativas Polar M200 frente al Polar M400, Forerunner 235 y Forerunner 35.

A continuación os dejamos algunos apuntes rápidos sobre cuales son las diferencias principales entre el M200 y tres relojes-gps que comparten alguna de las características principales de este modelo: pulsómetro óptico o el precio reducido.

Polar M200 frente al M400: el Polar M400 es más económico que el M200, incluso el pack con la banda de frecuencia. El diseño rectangular del M400 lo hace más estrecho, por lo que seguramente quedará mejor en muñecas pequeñas. En cuanto a la autonomía, el M400 es ligeramente superior, estaría en un margen de 6-8 horas en función del uso de la iluminación. También permite 4 líneas de datos por pantalla (con  mejor resolución) frente a los 2 datos del M200. Co el Polar M400, aunque se necesita un sensor externo, podríamos utilizarlo para correr en interiores. Con ambos modelos se pueden programar entrenamientos por fases, aunque los avisos del M400 sólo serán sonoros. Siendo objetivos, el Polar M200 sólo aporta como ventajas frente al M400 su pulsómetro óptico y las alertas por vibración. Aquí podéis leer la review completa del Polar M400.

Polar M200 frente al Garmin Forerunner 35: los dos relojes disponen de gps y pulsómetro óptico, pero a partir de ahí, son bastante diferentes. El Forerunner 35 [Review] solo dispone de 4-5 perfiles deportivos: carrera, ciclismo, ciclismo interior, carrera interior y otros. Por contra es compatible, además de con bandas de FC tipo ANT+, con sensores de cadencia y velocidad para la bici y además podemos usarlo en cintas de correr sin necesidad de sensores externos. El Garmin FR35 sólo permite programar intervalos simples, desde el propio reloj y con avisos por vibración, pero no podremos importar entrenamientos con varios bucles. Su pantalla es bastante mejor que la del M200, y aunque sólo tiene 2 pantallas personalizables (además de la del pulso), permite de 1 a 3 campos por cada una de ellas. Su precio es 50€ más caro que el M200, aunque ya lo podemos encontrar desde 175 €. Las ventajas del Fr35 con respecto al M200 son: su autonomía (12 horas), menor tamaño y mejor pantalla. Como contras tiene su precio, un pulsómetro óptico no tan bueno y el número limitado de perfiles deportivos.

Polar M200 frente al Forerunner 235: realmente no tiene mucho sentido comparar estos relojes, el Forerunner 235 es un reloj de gama superior y con un precio bastante más alto, desde 230-265 € en amazon, pero es interesante a la hora de ver que nos ofrece de más Garmin por esos 120-150 € de diferencia y que deberá tener el próximo modelo de Polar. Junto a la pantalla de mayor tamaño (31mm), una mejor resolución y posibilidad de incluir hasta cuatro campos de datos, el Forerunner 235 [review] tiene el doble de autonomía, compatibilidad con sensores de velocidad y cadencia y programación de intervalos desde el propio reloj (y complejos desde la web). Además, gracias a las aplicaciones de Connect IQ podremos personalizar los campos de datos, importar rutas o utilizarlo para nadar en la piscina. En resumen, más completo, pero más caro, y, aún así, el M200 comparte con este modelo de gama media/alta las alertas por vibración y la programación de entrenamientos complejos.

Polar M200: ventajas, desventajas y opiniones finales.

A continuación os dejamos un resumen de los puntos fuertes que hemos ido comentando durante toda la review y aquellos aspectos que no se han pulido de forma adecuada:

Ventajas del Polar M200:

  • Precio, junto al primer TomTom Cardio, es el reloj-gps más económico del mercado con pulsómetro óptico incorporado.
  • Múltiples perfiles deportivos.
  • Pulsómetro óptico muy preciso.
  • Alertas por vibración.
  • Programación de entrenamientos por fases tanto desde el móvil como desde la web de Polar Flow.

Desventajas del Polar M200:

  • Pantalla, no en cuanto a tecnología o resolución, que también, sino más bien el hecho de no introducir otro campo más por pantalla.
  • Autonomía demasiado justa.
  • Tarda en captar la señal del GPS si no lo usamos todos los días. No es un reloj para impacientes que quieran captar la señal del satélite antes de salir del portal de casa.
  • No es compatible con sensores de cadencia/velocidad. Sólo con sensores de pulso tipo dual o bluetooth.
  • Ante situaciones en las que el GPS puede fallar, árboles, túneles o edificios altos, se comporta peor que otros modelos (también más caros).

Tras más de dos meses de pruebas con el Polar M200, me queda un sabor agridulce. Algunas desventajas que hemos listado arriba oscurecen a uno de los mejores sensores de frecuencia cardíaca que he probado hasta el momento. Sin dudarlo, hubiera merecido pagar más por tener el sensor de frecuencia cardíaca del M200 y sus alertas por vibración, junto al diseño del M400, su mejor pantalla y la velocidad a la hora de captar la señal de gps.

-Un dispositivo que se ha hecho realidad 
con el lanzamiento del Polar M430.

En todo caso, el M200 es un reloj-gps que no engaña a nadie, es barato y parece barato. Un modelo económico donde veréis desde el primer día cuáles son sus puntos fuertes y en qué otros aspectos flojea más. Espero que esta review os haya sido de utilidad para comprobar si el M200 es un reloj que se adapta a lo que estabais buscando y, como siempre, tenéis el apartado de comentarios para cualquier pregunta o sugerencia. En nuestra cuenta de Twitter @GadgetsCorredor y canal de youtube podréis estar al tanto de todas las noticias, pruebas y ofertas destacadas relacionadas con el deporte y la tecnología, y recordad que podéis apoyar esta sección comprando a través de los enlaces de las diferentes tiendas online.

PreMarathon.com @PreMarathon (Victor)

7 Comentarios

  1. Hola, muy buena review. Yo lo tengo desde enero 2017. Dos inconvenientes más: la correa se da de sí y se deforma y no se puede consultar la hora mientras estás entrenando.

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.