New Balance Fresh Foam Vongo v2

New Balance Fresh Foam Vongo v2

361
0
Compartir
New Balance Fresh Foam Vongo 2 opiniones

Ya tenemos en análisis y características de Vongo, que debutó el año pasado como la primera zapatilla de estabilidad en la línea Fresh Foam de New Balance. Tras un primer modelo muy apreciado por el mundo runner, llega la nueva New Balance Fresh Foam Vongo v2 con algunas novedades.

Un nuevo diseño del upper, en esta Vongo v2, presenta una malla técnica de dos capas que aporta estructura y sujeción. La mediasuela con un Fresh Foam algo más dinámico y reforzado, y una suela con un tendón direccional que mejorará la transición de la pisada. Por lo tanto, esta nueva versión ofrece una combinación de amortiguación, soporte y estabilidad, a la vez que una transición de pisada suave para acompañarte en tiradas de alto kilometraje.

New Balance Fresh Foam Vongo v2, presenta un drop de 4mm. y tiene un peso de 329gr (hombre) y 284gr (mujer). Resulta, pues, algo más pesada que la primera versión de Fresh Foam Vongo que ya analizamos al detalle, pues aquella pesaba 300gr (hombre) y 249gr (mujer).

En principio han de ser ideales para entrenamientos de distancias largas. Diseñadas para un corredor con pisada pronadora. O neutra, y con un peso corporal medio-alto, parámetros en los que se aprovecha al máximo su amortiguación y estabilidad en la pisada.

La firma americana afincada en Boston, ofrece algunos modelos similares en cuanto a concepto de mediasuela suave y amortiguada: New Balance Fresh Foam Boracay v3, homónima para pisada neutra; New Balance Fresh Foam 1080 v7 más rodadora y con gran aceptación por corredores y corredoras sobretodo de alto peso o de tiradas largas. O por ejemplo: New Balance Fresh Foam Zante v3 para corredores que busquen alegres ritmos.

Veamos con más detalle:

Análisis New Balance Fresh Foam Vongo v2

New Balance Fresh Foam Vongo 2 review

UPPER

New Balance sorprendió con un diseño muy divertido y novedoso en la versión predecesora y con esta v2 ha optado por una apariencia algo más sobria, pero muy atractiva. En New Balance Fresh Foam Vongo v2 se mantiene el efecto botín envolvente del pie, pero cambia por completo la estructura de la zapatilla.

El nuevo upper de New Balance FF Vongo v2 consiste en un empeine ligero, hecho de una fina malla externa transpirable (engineered mesh), sobre una capa interior de tela suave, algo más gruesa, sin costuras y que se ajusta al pie desde la lengüeta.

Este ajuste es el denominado FantomFit: capa interior que une la lengüeta a ambos laterales y a la parte anterior del pie, creando un suave cojín en el empeine. En el espacio entre la malla exterior y esta capa, se extienden a ambos lados del upper unas franjas de tela plástica de color que aportarán soporte y suficiente estructura en las áreas clave, mientras se mantiene una sensación ligera y transpirable. Los laterales del mediopie siguen presentando la “N” de New Balance, un extra de soporte y visibilidad gracias al degradado reflectante.

En la puntera se pueden apreciar unos finos refuerzos de plástico transparente con reflectante. Este mismo material es utilizado en la zona de los cordones para evitar desgarros. Los cordones son planos, con un ápice de elasticidad y bastante largos para una correcta lazada. En la cincha de la lengüeta se puede leer, precisamente, “FantomFit”.

La corona de la zapatilla presenta un acolchado no muy grueso pero sí con aspecto de ser confortable. La zona del talón se ha reforzado mucho. El contrafuerte es robusto, para sujetar sin estrangular al tobillo. Una firme pieza de plástico con líneas reflectantes abraza ambos lados del talón.

MEDIASUELA

La tecnología Fresh Foam sigue acompañando a este modelo. El Fresh Foam es una espuma suave, confortable y estable que se utiliza como único material ya que no necesita otros sistemas de amortiguación extras: éste material y su diseño en celdas ya es suficiente.

Precisamente el diseño del Fresh Foam en Vongo v2 es diferente a la versión anterior. Los hexágonos uniformes dan paso a pequeñas aberturas o cortes horizontales en el exterior. En el perfil interior, se aprecian 2 zonas bien diferenciadas pensando en la compresión que sufrirá en cada paso: de talón a mediopie. Se han configurado unas columnas hexagonales en relieve para proporcionar soporte y estabilidad a la pisada. Desde la zona del mediopie al frontal, presenta un dibujo en el que los hexágonos se disponen más juntos para proporcionar salida y proyección en la carrera.

La parte interior de la mediasuela está algo más elevada que la exterior. Esto, junto con el diseño de la mediasuela consigue crear un leve control de pronación que permitirá a corredores tanto pronadores como neutros, sentir este extra de soporte y estabilidad en la pisada. La tecnología utilizada para favorecer soporte y estabilidad es el Varus Wedge. Consiste en una cuña interior ubicada bajo el arco de la zapatilla.

Aunque a simple vista pueda parecer una zapatilla más alta, no lo es tanto. Y hablando de alturas, la diferencia entre talón (24mm) y antepie (20), es decir: el drop; es de 4mm.

Fresh Foam, que rivaliza con Boost™ de Adidas o DNA de Brooks, por poner dos ejemplos, está pensado para amortiguar y devolver la energía aplicada, a la vez que proporcionar estabilidad en la pisada. Esta zapatilla, ideal para rodajes –más que para entrenamientos de series o fartlek- favorece a aquellos que busquen comodidad y amortiguación además de una leve respuesta en la pisada.

SUELA

La suela de New Balance Fresh Foam Vongo v2 está construida a partir de caucho de dos densidades (blown rubber). En la parte del talón y puntera es algo más densa para ganar durabilidad. La parte medial del pie, es menos densa para una mayor comodidad y flexibilidad en la transición de la pisada. En los modelos que podéis encontrar en el mercado, la zona densa normalmente es la más oscura y la más flexible es la coloreada.

Una novedad que mejora a la versión anterior es el tendón direccional o ranura de flexión longitudinal que recorre casi toda la suela de talón a dedos y la separa en dos mitades. Esta novedad junto a las ranuras de flexión –o cortes- a la altura del metatarso aportarán un extra de flexibilidad y respuesta en la pisada, algo poco común en modelos pensados para aportar estabilidad.

Los tacos son algo más grandes y planos que su predecesora. En la zona interna de la pisada, horizontales para dar estabilidad y en la externa verticales para favorecer la transición, siempre buscando el mejor rendimiento en cada paso.

TEST

A simple vista, nada más sacarlas de la caja las vi un poco altas y con una mediasuela, ciertamente prominente, algo que me hizo intuir un control de pronación más intrusivo de lo deseado.

La primera sensación en la puesta del calzado es muy buena, el calcetín interno o botín que da el FantomFit es muy cómodo y agradable. Una horma ancha permite al pie expresarse y encontrar acomodo. El cajón para los dedos es espacioso sin perjudicar al ajustado. La lazada es gentil y una vez puestas se sienten bien ajustadas y sujetas.

La altura del puente de la zapatilla y el soporte de pronación no son nada intrusivos y la ligera inclinación no resulta incómoda. ¡Estaba equivocado! No te dejes engañar por la primera impresión.

Una vez calzadas, apetece salir a darles caña.

Aunque el material del upper es muy ligero y transpirable, en general son algo más pesadas de lo habitual en modelos similares y están pensadas para ir a ritmos medios. Ambas apreciaciones eran algo esperado dadas las características de la zapatilla y las novedades que incorpora, así que mi atención se centró en probar su estabilidad y amortiguación durante largas tiradas pre-maratón.

El tacto es menos blando que en la versión anterior, lo que permite ganar algo de respuesta de dinamismo que te ayude durante la carrera.

La ranura de flexión a lo largo de la suela y los cortes en la zona anterior admiten que la zapatilla se mueva con mi pie, la torsión con el paso es algo que valoro mucho y en modelos de estabilidad a menudo se pierde.

La sensación durante tiradas largas es buena, la amortiguación, estabilidad y el feeling general es muy positivo. Ideales para preparar medio maratón y maratón.

Por curiosidad quise probarlas algo más rápido de lo habitual en zapatillas de esta categoría y la sensación fue la advertida. A ritmos por debajo de 4’30” les falta reactividad en la pisada que tiene, por ejemplo, una mixta. Por otro lado, su buena amortiguación hace que la transición sea menos enérgica de lo deseado. Su configuración la hace menos estable si quieres ir rápido.

Sus prestaciones cuando se han utilizado para el objetivo que fueron concebidas son muy altas, por lo tanto, objetivo cumplido.

La suela tras un buen puñado de kilómetros muestra un desgaste normal, si bien en las zonas de mayor densidad se aprecia que están pensadas para que la durabilidad sea alta. Ofrece un buen agarre en seco, ya sea asfalto o caminos. En mojado pierde algo de tracción y adherencia.

La transpirabilidad es buena y no ofrece puntos de fricción en su interior por lo que las rozaduras no deberían ser algo que os preocupase al llevarlas por un espacio de tiempo prolongado.

En general, para lo que han sido pensadas, New Balance Fresh Foam Vongo v2 mejora a su predecesora. Tiradas largas de runners de peso medio-alto a ritmos medios. Buena compañera de viaje.

CONCLUSIÓN

New Balance Fresh Foam Vongo v2 es una zapatilla ideal para entrenamientos y/o carreras de distancias largas. Está pensada para aportar amortiguación y estabilidad con una respuesta flexible. Diseñada para un corredor o corredora con pisada sobre pronadora (o neutra que quiera estabilidad, por peso o por entrenamientos de largas distancias), y con un peso corporal medio-alto. En estos parámetros, la excelente amortiguación del Fresh Foam y la estabilidad y soporte interior en la pisada son sus principales valores.

Presenta un drop de 4mm. y tiene un peso de 329gr (hombre) y 284gr (mujer), por lo que son algo más pesadas que su versión anterior, aún dentro de niveles normales en su categoría.

A ritmos medios, dicha estabilidad no se ve afectada por las novedades en la suela que proporcionan un extra de flexibilidad y torsión. La ranura longitudinal de flexión y los cortes horizontales permiten que la zapatilla se doble más fácilmente, se sienta menos rígida y se adapte mejor al movimiento de pie. Aquellos que quieran ir más rápido, notarán que la reactividad es menor. Probad entonces con New Balance Vazee Prism como alternativa.

Muy cómoda y transpirable para correr principalmente sobre asfalto o tierra en terreno seco. La suela es resistente tras muchos kilómetros, las 2 diferentes densidades cuidan la abrasión en las zonas de mayor desgaste (talón y frontal) y permiten una mejor flexión (zona medial).

Esta nueva New Balance Fresh Foam Vongo v2 aporta un extra de amortiguación que se agradece en larga distancia a costa de perder reactividad en la transición de la pisada. Es una zapatilla ideal para entrenamiento y carreras largas. Muy confortable y rodadora, pero con un punto de agilidad que les confiere una versatilidad muy interesante y poco común es esta categoría.

El precio de las New Balance Vongo 2 es de 125€

Valoración

 

Puntuación
Calidad/Precio
8.5
Diseño/materiales/durabilidad
8.5
Amortiguación
9
Grip
8
Estabilidad
8
Ligereza
7.5
Compartir

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.