La Prisión de la Lesión

La Prisión de la Lesión

133
35
Compartir

Hace aproximadamente un mes leí el post ’50 días depués’ de  Roger Roca y creo que jamás me he sentido tan identificada con una sensación al leer un post ajeno. De repente fue como leer en voz alta los pensamientos que me estaban, y me están, acompañando cuando no, martirizando. Una palabra clave que utiliza Roger me ronda últimamente, demasiado. El miedo.

Tras  la lesión posterior a la Marató de Barcelona, esto ha sido un Dragón Khan de malas sensaciones y dolores varios; con pérdida de ‘mariposas en el estómago’ . Sensaciones hasta el día en que me puse en manos de Xavi Linde (Sportwell ), les puso nombre y apellidos, y se convirtieron en algo ‘real’: Periostitis tibial en ambas piernas y tendinitis rotuliana en la rodilla derecha. Con este panorama, la decisión era incuestionable: había que parar.


Y todo lo que se para, tarde o temprano, se vuelve a arrancar, a pesar de que durante el proceso hay días en los que lo ves todo muy negro, surgen muchas dudas e incluso puedes llegar a la pregunta extrema y radical: ¿y si no puedo volver a correr nunca más?, porque hay cosas que se paran, y quizás no arranquen más. Y un escalofrío recorre tu cuerpo, y piensas: ‘fuera, fuera, padre de los boicoteadores!’. Pero ahí está.  El proceso es muy desesperante, tu cabeza quiere hacer cosas … pero  sabes que tu cuerpo no va a permitirlo; es una privación de libertad en toda regla. Bienvenid@ a la Prisión de la Lesión.

Intentas controlarlo con pensamientos positivos y proyecciones de un futuro prometedor en el atletismo tipo‘ venga, que esto me va a venir fenomenal, voy a hacer las cosas bien y voy a estar mejor que antes’ ( cuando NO escuchaba realmente a mi cuerpo). Pero no, si además le sumamos que en el periodo de recuperación estás exento de la liberación de endorfinas y dosis de autoestima que propina una buena tirada larga, es un asco.

Y llega el día en que empiezas a entrenar poco a poco, pero por cada día bueno, caen tres malos. Corres escuchando todo el cuerpo y la mínima molestia hace saltar las alarmas. El miedo se está haciendo fuerte y poderoso en tu cabeza. Encima, te olvidas de disfrutar. Gastas todas las energías en controlar compulsivamente que todo está en su sitio y suena como tiene que sonar. En este escenario, he vuelto a tirar de música para  entrenar. Tenía que hacerlo para evitar los auto-diálogos destructivos y sobre todo, no terminar como Gollum!

Un peligro de la Prisión de la Lesión es que cuando empiezas a levantar cabeza, te creces. Las ganas te pueden, te empiezas a sentir bien… y a veces, olvidas ese pequeño detalle de que llevas 2 meses parado y aunque inicialmente las sensaciones son buenas, van a durar poco. Asumir, de verdad, que tu estado de forma no es el que era, que debes trabajar musculación y alimentación para empezar a recuperar… y que esto no sucede en dos días. No hay que olvidar que también hay que volver a trabajar la fuerza mental. Y esto tampoco sucede en dos días.

En resumidas cuentas, que te dan la ‘condicional’ y el miedo se desvanece. Y  cuando todo va fenomenal, de la noche a la mañana, unas series a un ritmo superior al que deberías para tu actual estado de recién salid@ de la cárcel, un rodaje cómodo convertido a ritmo de carrera por las ganas y la chulería de pensar: que bien me encuentro, es un zasca en toda la cara y te devuelve de nuevo al centro penitenciario de los kilos de guisantes congelados , ibuprofenos y ganchos.

Porque el domingo hay carrera, y no me la puedo perder bajo ningún concepto. Inconscientes. Somos unos inconscientes. Sí, estoy generalizando, porque exceptuando a los posturunners y a gente extremadamente responsable y serena, todos los demás, sabéis que haríais lo mismo. Porque estamos de la cabeza. Eso es así. La buena noticia es que a base de tropezones  y experiencia, la cosa mejora. O no ;).

El jueves termino el entreno llorando de dolor, parada ya, me siguen doliendo a fuego  los tibiales. Y me planteo no correr el domingo? No es una opción, no por ahora, aún hay tiempo ( 2 días ja-ja). Se puede arreglar, mira que somos positivistas para estas cosas, qué poco que nos cuesta proyectar y autoengañarnos. Hay que hacer todo lo posible para llegar. Descanso, descanso, descanso. Guisantes congelados + Ibuprofeno + Guisantes congelados + Ibuprofeno + n…

Tras un día previo de nervios como la vuelta al cole (sí, yo era de esas), con  ganas directamente proporcionales a miedo (versión reloaded), te plantas en la línea de salida con el firme propósito de probar, y luciendo con timidez tatuado en la frente: En caso de que salte alguna alarma, retiradaaaaa.

Lo importante es ser consciente del estado de uno mismo y no forzar, pero tampoco dejarse tumbar por la mente a la primera de cambio. No  lo pasé nada bien en la carrera por la situación constante de alerta y sin embargo estoy muy contenta de haberla hecho. Cronómetros fuera,  era una fase de la recuperación por la que tenía que pasar. Porque aunque la lesión física deba ser monitorizada, la mente por encima de todo, necesita recuperar la libertad. Al menos la mía.

Y vosotros, ¿habéis pasado por la prisión?¿cómo habéis salido?

@Planetamon

Compartir

35 Comentarios

  1. Yo estoy en la prisión ahora mismo… Cintilla iliotibial se llama mi carcelero…
    Tras unas sesiones de fisio y tras parar unos cuantos días (ya va casi un mes) este Domingo hará una prueba a ver como estoy….
    Supongo que el fondo lo he perdido, poder trotar unos 30-40 minutos me parece un sueño…

    • Hola Pedro, ante todo, mucho ánimo! aunque parezca un sueño, ese día llegará, hay que trabajar también ese don que para esto de correr,no tenemos: la paciencia (consejos vendo pero para mí no tengo 😉

  2. Te diría que yo llevo dos años no se si en régimen de semi-libertada o con la condicional. Muy identificado con el post, demasiada atención a nuestro cuerpo y poco disfrutar aunque sean 20 minutos de carrera. Desde mi experiencia, solo hay una solución, y no es la paciencia, que eso es una virtud que yo no tengo, la solución se llama bici o nadar, hay que buscar una vía de escape para liberar presión por estar en prisión.
    Un saludo

    • Eso es cierto, buscar alternativas para reforzar y sobre todo compensar la frustración; la paciencia yo no la tengo tampoco pero hay que trabajarla, y sobre todo, no perder la esperanza. Muchos ánimos 🙂

  3. Lo mejor es que ya estás en la recta de salida para despegar. Tómate el domingo como la primera de las muchas batallas que irán cayendo de tu lado.

    Salud Món!

    • Ayyy querido Mister R, y yo! La de veces que he recordado tu post, tanto en los momentos corriendo y pensando ‘ay ay ay ay’ como después con él…volverán las buenas sensaciones en mi cabeza a habitar? ;)Pero como bien dices, más tarde o más temprano, saldremos de esta! Molts ánims campió! 🙂

  4. He pasado por prisión unas cuantas veces, atleticamente hablando, en los últimos 2 años. La ultima fue 6 meses de parón total (aparte santa helíptica) y sin condicional.
    Me quedo con : “La buena noticia es que a base de tropezones y experiencia, la cosa mejora.”
    Nunca más dejaré mi sesión semanal de gumnasio (objetivo fortalecer los bíceps femurales para evitar que las rodillas choquen con las tibias por falta de cartilago)
    Nunca más tendré demasiada prisa para no calentar antes de una carrera o entreno
    Nunca más tendré demasiada prisa para no estirar después de una carrera o entreno (objetivo evitar acortamento isquios)
    Nunca más dejaré de masajearme las plantas de los pies cada noche antes de irme a la cama (objetivo evitar que vuelva la maldita fascitis y tener a raya el espolón)

    Es un poco como tener doble sesión de entreno cada día, pero siempre mejor que pasar por prisión otra vez.

    Me alegro que hayas vuelto y espero sea para quedarte 🙂

    • Muchas gracias Ro! la verdad es que mientras escribía me acordaba mucho de tí. Y me he acordado mucho de tí estos días, como pensamiento positivo. Recuerdo hace un año aproximadamente que dijiste en un tuit que nunca más ibas a correr, y mira ahora. Y me agarro a eso. De todo se sale y como bien dices, con lecciones aprendidas. Un abrazo guapa!

  5. Buenas yo entre en prision por el delito de “osteocondritis del astralago nivel 4” y “GRAN edema oseo” procedentes de la cabezoneria de llego al campeonato de España si o si. Han pasado 4 meses, 1000 y picos de € menos y cuando voy a empezar andar…. me juzgan por otro delito “tenosinovitis del tibial posterior” estaba hace 5 meses pero nadie lo vio…. imaginad q os van a dar la condicional y os dicen ¡UY! no habiamos visto esta multa de trafico “pa” dentro otra vez….

  6. Hola,

    “Todo en exceso es malo”, el alcohol, fumar, comer … Hago deporte diariamente, 30 minutos ó 40 de carrera continua. A un ritmo normal, de vez en cuando unos 500m un poco más fuerte … Así durante 12 años, sabéis cuantas lesiones he tenido? …. ningunaa¡¡¡¡

    Lo mejor de todo es que me tratan de loco, porque me voy todos los días. Yo les reitero que no fuerzo mucho y así podría estar toda la vida.

    Señores, señoras olvidense de hacer Maratones, medias maratones … eso es una auténtica barbaridad, no haces más que desgastar tus huesos..

    Un placer

    NeyLo2011

    • Gracias Neylo, enhorabuena por tus 12 años de libertad!!! Tu opción es tan buena como la del que quiere correr maratones 🙂 Es cierto que si entrenas mucho o te sobrecargas, pueden aparecer las lesiones; sin embargo, en mi opinión, no aparecen sólo por eso: un tropezón bajando un escalón o practicando cualquier otro deporte puede provocarte una lesión.

      • Hola Mon,

        Gracias por tu respuesta, la verdad es que también tienes razon, la mala suerte puede aparecer en cualquier acto de nuestra vida diaría. Hay gente que se ha lesionado en la cama ….ja ja ja … un amigo le dió un tirón muscular…que estaría soñando¡¡¡¡¡¡¡¡

        Saludos y un placer

        NeyLo2011

  7. Para Romana: tus consejos me han caido de maravilla. Mi carcel es la m.. fascitis plantar, y kisiera ver el final del camino no en dias sino en horas. Saludos

  8. Totalmente identificado con tus palabras. Justo después de la Maratón de Barcelona, me tocó pasar por prisión, ..tal vez ya no tenia que haber corrido esa maratón visto todo lo que ha sucedido, pero en aquel momento solo pensaba en disfrutar de los 42Km por Barcelona. Al terminar, tendinitis rotuliana con un proceso muy largo de recuperación pasando por una operación al no tener ningún resultado positivo con otros tratamientos. Ahora, dejando atrás la maldita pregunta .. volveré a correr?, estoy en la fase del miedo, pero trabajando, ..aunque no sea fácil, la mente, para volver a recuperar la libertad.
    Gracias por compartir tu experiencia y muchos ánimos para lograr tu libertad. 🙂

  9. Buenas,
    Primeramente gracias por compartir tu experiencia y ánimo que te falta poco para volver a correr como antes. Después comentarte que me pasó a mí esta situación; en 2012 me lesioné y los primeros entrenamientos ni siquiera podía caminar porque me dolía mucho. Pensé que no podía volver a correr pero mi entrenador me aconsejó unos ejercicios alternativos y empecé a caminar en el agua para no perder la forma. Más tarde podía caminar y me sentía algo frustrado porque iba muy despacio entrenando pero ya no me dolía el músculo. Al cabo de unas semanas pude empezar a trotar aunque estaba lejos de llegar a mi ritmo habitual pero por lo menos las sensaciones era buenas y veía el final del túnel. Estuve mucho tiempo sin competir pero no me importó porque con cada logro que conseguía me motivaba mentalmente y cogía más confianza en mí mismo ahuyentando el miedo. Al final volví a las carreras y a mi ritmo habitual de rodaje. Todo el tiempo que pasé estancado se me hizo muy largo pero con esfuerzo, tesón, prudencia y poniendo todo de mi parte superé esta lesión.

    • Muchas gracias por compartir la tuya también!La verdad es que leer los testimonios de otros corredores que están o han salido de ahí es un apoyo moral muy importante. Gracias!

  10. Yo llevo desde agosto en prisión preventiva por un golpe en el interior del tobillo. El dolor no ha sido nunca suficientemente fuerte para no correr, ni lo suficientemente débil para correr… Según los médicos, solo es una inflamación en la parte anterior/lateral de la articulación, reposo, ejercicios de propiocepción/fortalecimiento, y en unas semanas si sigue el dolor infiltración. Pero están siendo unos meses larguísimos!!! Y eso que antes de la llegada del frío me dediqué a la bicicleta de montaña esperando a ver si el dolor desaparecía… pero ahora con el frío que hace, ni eso. Eso si, desde principios de año, con permiso médico, “disfruto” de mis 2 salidas semanales de 45 minutos a ritmo trotón 🙁
    Buen artículo para los que sufrimos de prisión demasiadas veces!

    • Vaya David, muchos ánimos!Cuando has dicho eso de los médicos me ha recordado cuando fui al traumatólogo porque me dolía la rodilla tras un golpe y me dijo que: va, no es nada, sólo el golpe. Pero me dolía, así que fui a fisio, y bueno, ya lo has visto en el post…supongo que cada profesional es un mundo, pero en mi caso, menos mal que hice caso omiso al trauma. Ánimo!!

  11. Nunka me animado a eskribir en este post ha pesar de leerlo siempre. En fin hoy me he animado para daros animos y deciros que de todas se sale aunke lleve mutxo tiempo, el sekreto esta en la kabeza no ahi k desesperar y os lo dice uno k a estado en txirona varias veces (tendinitis tibial anterior dos piernas, tendinitis aquiles dos piernas, tendinitis rotuliana dos piernas, no se k en gluteo entre nervio ciatiko y piramidal gluteo izq, mas rotura fibrilar gemelo derecho) deciros k llevo un año sin lesiones y es el mejor año de mi vida korrer sin dolor deberia ser un derecho komo seres humanos k somos

  12. Yo llevo dos años con tendinitis aquilea de la pierna derecha y despues de probar todo (en los que se incluye reposo, fisio y demás)este próximo mes de febrero me van a operar, la realidad que no veo la luz al final del tunel porque se que la recuperación va a ser lenta y estar aun mas tiempo sin poder practicar deporte va a ser un suplicio pero espero que este sea el último paso para poder empezar a recuperarme

    • Hola Miguel Angel, no se si te habrán operado ya; si es así, espero que haya ido muy bien y si todavía no, toda la suerte del mundo. En cualquier caso si te sirve de consuelo yo me hice un esguince de ligamento lateral y rotura del cruzado, todo en la misma caída. Eso significó que hasta que no curé el primero no podían ni hacerme las pruebas del segundo. En total con operación incluida 11 meses de rehabilitación, de los cuales 6, diaria. Se hace duro, hay días que lo ves negro, pero el túnel siempre tiene un final, y más tarde o más temprano verás la luz. En mi caso después de ese estropicio he podido hacer dos maratones, despacito porque no creo que pueda correr nunca ‘rápido’ pero prefiero eso a quedarme en el sofá. Así que muchos ánimos y a por todas!

  13. Llevaba desde marzo de 2013 sin correr por una rotura del menisco de la pierna izqda, (accidente de trafico). Empece a volver a hacer algo muy light de deporte (andar, trote muy suave y bicicleta estatica) hace un mes excaso y la verdad, por momentos me vengo a abajo porque no encuentro esa tranquilidad que me daba antes el correr, aunque tambien soy consciente de que tengo que ir poco a poco. El traumatologo me ha comentado que puedo ir haciendo vida normal, pero tengo la sensacion de que voy a forzar demasiado, en fin lo que en parte dice el post el miedo a la lesion. Espero ir cogiendo poco a poco ritmo y fuerza mental.

    • Hola Jesus, la sensación que comentas es normal y más después de una experiencia así.A los 3 días de publicar el post recaí de nuevo y a penas hace dos días que he vuelto a correr. Y voy con miedo, voy con miedo hasta cuando camino, así que entiendo como te sientes (ver respuesta al comentario anterior). El sábado tuve la oportunidad de asistir a un entreno con Roger Roca y estuvimos comentando sobre el post, y sabes que me dijo? Que ya no tenía miedo. Y me dijo cómo lo perdió: en el momento en el que dejó de pensar en ello. Simplemente pasó. Supongo que es una fase más de la recuperación, así que aunque tengas muchas ganas y cueste, poco a poco, y volverás. Muchos ánimos!

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.