“Mi peor pesadilla como corredora se hizo realidad”. Detiene a un violador...

“Mi peor pesadilla como corredora se hizo realidad”. Detiene a un violador gracias a un curso de autodefensa.

4238
0
Compartir

Kelly Herron, una corredora de 36 años de Seattle, fue atacada hace 2 semanas al entrar en unos baños a mitad de la típica tirada larga del domingo. Esta historia podría haber acabado como muchas de las agresiones sexuales que se cometen a diario, pero gracias a su determinación “NOT TODAY MOTHERFUCKER” y a lo aprendido durante un curso de autodefensa que semanas antes recibió en su trabajo, consiguió responder al ataque con la misma intensidad y bloquear al agresor dentro de los propios aseos. Los hechos, tal y como los relata en su cuenta de instagram, fueron los siguientes:

“Mi peor pesadilla como corredora se hizo realidad – tras 4 millas de mi tirada larga del domingo por la tarde, paré para usar el baño y fui asaltada por un hombre escondido en el interior (tal y como se refleja en las líneas rojas de mi GPS), luché por mi vida gritando: NO HOY HIJO DE P***A, arañando su cara, golpeándole, e intentando desesperadamente soltarme – sin rendirme. Fuí capaz de encerrarlo en el baño hasta que la policía llegó. Afortunadamente me dieron una clase de defensa personal en mi trabajo y lo puse en práctica. Me han puesto puntos en la cara, mi cuerpo está amoratado, pero mi espíritu está intacto.”

Como ella misma cuenta, la idea hacer pública su historia en redes sociales pretende “lanzar un mensaje de supervivencia que es demasiado importante para ser ocultado, y que pueda servir a otras mujeres para defenderse de agresiones y nunca dejar de luchar”.

Al menos este energúmeno se lo pensará dos veces antes de volver a intentarlo cuando salga de prisión. Y si no es así, la misma Kelly está dispuesta a “acabar el trabajo” 😉

Si queréis saber más sobre Kelly y su historia, os dejamos su cuenta de instagram run_kiwi_run y el vídeo de la entrevista que le hicieron en la cadena estadounidense ABC

Por desgracia los parques y calles no son todo lo seguros que deberían ser. Muchas mujeres tienen los mismos miedos que la protagonista de esta historia cuando salen a correr solas o por zonas poco transitadas. Pero también hay punto de luz, la determinación de que “hoy no va a ser el día en el que te salgas con la tuya” puede ser más fuerte que tu agresor.

Compartir

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.