5 motivos para correr sin música

5 motivos para correr sin música

3151
2
Compartir
correr sin musica

¡No huyas! este texto no pretende ser una llamada al correr sin música para que te acabes convertiendo en una especie de transhumara occidental, corriendo descalzo y mordiendo raíces como si no hubiera un mañana. Simplemente es una pequeña reflexión a favor de que por un día -o dos- salgas a correr solo con la música que inunda tus pensamientos.

Decenas de páginas nos hablan de los beneficios de correr con música, que si evita la monotonía, nos aumenta la motivación, minimiza el cansancio, hasta hay estudios que nos indican que mejora el rendimiento como si fuera una especie de doping mental.

Perfecto, todo esto está muy bien, pero -sobre todo si no llevas toda la vida corriendo- salir a correr sin música nos puede aportar también algunos beneficios.

Beneficios de correr sin música

Escuchar nuestro cuerpo

Correr sin música nos ayuda a escucharnos mejor, a estar más receptivo de las señales que nos envía nuestro cuerpo -eso no significa estar obsesionado si te duele aquí o allí- somos más conscientes de nuestra respiración, de como le está sentando al cuerpo el ritmo infligido.

Sin power-songs no habrá subidas de ritmo involuntarias.

El ruido de tus zancadas es pura música, y de la mejor. Esta música te dirá si estás corriendo fluido, o si en cambio no acabas de colocar bien ese pie rebelde, siéndote más fácil corregir y mejorar tu técnica de carrera.

Corre, luego piensa

Como dejó escrito George Sheenan, “Nadie debe de confiar en tener ningún pensamiento que valga la pena permaneciendo sentado” y esto es así, al aumentar la concentración en uno mismo, nuestro dialogo interior cuando corremos fluye, las ideas florecen y los problemas se desencallan. Sin ir más lejos, la idea del nacimiento de LBDC salió de un rodaje entre tres amigos.

Hablar es bien

Si sales a correr con alguien ¡háblale por dios!, a parte de que nos hace humanos -y no robots runners- es uno de los mejores indicadores del ritmo crucero que lleváis. Si uno de los dos empieza a ni poder hablar en un rodaje, no cuesta nada adaptarse y levantar un poco el pedal, de empatía runner se trata, otro día serás tu el que tengas un mal día.

Aumento de la Seguridad

De sentido común, la música nos aísla del exterior, nos distrae de nuestro entorno disminuyendo nuestra seguridad al correr. Al correr sin música, estamos más concentrados y alertas ante cualquier peligro exterior, ya sea una bici, una moto o un peatón anti runner.

La naturaleza nos habla

Salir a correr por la montaña con música nos puede hacer perder una variedad de sensaciones propias de este medio, desde el sonido del viento entre los arboles (muy Murakami xD) el canto de un pájaro o una buena pelea entre jabalíes. Aunque nos parezca mentira, correr sin música nos potencia otros sentidos infrautilizados como el del olfato.

Probadlo, en serio.

Compartir

2 Comentarios

  1. Un poco y de casualidad, he encontrado este enlace dentro de Sport y me encanta labolsadelcorredor. Muy interesante, bastante completo y lo mas sorprendente, dentro de la web de un periodico deportivo que como todos los deportivos, sean de donde sean, son 99% futbolero que es lo que vende al fin y al cabo. Enhorabuena por este apartado de labolsadelcorredor, la recomendare a quien quiera escucharme.
    Por cierto, hace años deje de escuchar musica cuando entreno y es cierto, te aleja de sensaciones.

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.