¿Cómo influye tener una pierna más larga que otra?

¿Cómo influye tener una pierna más larga que otra?

5936
0
Compartir
pierna mas larga que otra heterometría de los miembros inferiores

¡Hola amig@s de la bolsa del corredor!. En esta entrada os queremos hablar de una alteración común (de hecho, lo es tanto que todos la tenemos). Esta no es otra que la heterometría de los miembros inferiores … ¿y eso que es lo que es?. Pues tener una pierna con una longitud mayor respecto a la otra.

Decimos que todos los tenemos porque si nos hiciéramos radiografías para comprobar la longitud de las piernas, prácticamente nadie tendría las dos de la misma longitud, siempre hay un margen de 0,5 cm normal de diferencia entre ellas.

Cuando la diferencia es mayor a esos 0,5 cm, la persona no cojeará (ya que nuestro cuerpo se adapta a estas diferencias) pero éstas adaptaciones pueden repercutir en todo el aparato locomotor. Imaginad que la torre Eiffel tuviera dos de sus cuatro bases, un metro más alta que las otras dos. La torre no caería, pero se vería algún desequilibrio más arriba. Pues eso es lo que ocurre en nuestro organismo, pequeños desequilibrios debidos a la diferente medida de nuestras “canillas”.

Estos desequilibrios serán visibles a nivel de los pliegues poplíteos, pliegues glúteos, pélvicos, escapulares y en la posición de las manos. Es decir, nuestro cuerpo se “deformará” (por llamarlo de alguna manera) a esa diferencia de longitud, para adaptarse a la situación.

piernas más larga que otra dismetría
Vista posterior de una paciente con heterometría de extremidades inferiores (pierna derecha más corta). Se observan asimetrías en los pliegues poplíteos (línea amarilla), glúteos (líneas verdes) y en la posición de las manos (líneas azules), situándose todos los del lado derecho más bajo que en el izquierdo. 

Existen dos tipos de heterometrías, la estructural y la funcional:

  • La estructural se debe a que alguno de los segmentos óseos (fémur y/o tibia) mide más que el de la otra extremidad.
  • La funcional se caracteriza por estar causada por diferentes apoyos en los pies (diferencia entre la pisada de pie derecho/izquierdo, principalmente por pronación). También puede estar causada por rotaciones a nivel de la pelvis. Es decir, en este caso no existirá una diferencia real de longitud de las piernas, pero si un pie está más pronado que el otro, puede causar el mismo efecto.

Es importante diferenciarlas, ya que el tratamiento es diferente. La estructural requiere la inclusión de un alza en el soporte plantar, mientras que la funcional en cambio no requiere de alza, sino de la diferente corrección de la posición en cada pie, ejercicios de readaptación muscular, fisioterapia, etc.

No obstante no siempre que exista una heterometría es necesario tratamiento ortopédico
Radiografía de la misma paciente, en la que se observa que las tibias son de la misma longitud, pero que el fémur izquierdo es más largo.

No obstante no siempre que exista una heterometría es necesario tratamiento ortopédico. La mayoría de los investigadores no consideran susceptibles de tratamiento las asimetrías de longitud inferiores a 1 cm.

En el caso de esta corredora que mostramos, presentaba una diferencia de longitud de esa pierna izquierda mayor a 1 cm, por lo que planteamos hacer unos soportes plantares con alza (0.8 cm) en la pierna derecha para compensar esa deficiencia de longitud de la extremidad. Debemos tener en cuenta que si se calcula 1,5 cm de diferencia de longitud (como es el caso), el alza debe compensar la mitad de esa diferencia. No se debe compensar con el alza toda la diferencia, porque podría causar molestias. Pensemos que el cuerpo ha estado X años acostumbrado a esa diferencia, y se ha adaptado a ella (compensando con pequeñas rotaciones, etc.), por lo que debemos respetar esto para no causar males mayores.

heterometría de las piernas
Soportes plantares. Alza de 0,8 cm en soporte derecho.

Cuando observamos a la paciente nuevamente, con el alza integrada en sus plantillas observamos como se han nivelado los pliegues poplíteos (líneas amarillas), glúteos (líneas verdes), y en menor medida, la posición de las manos (líneas azules). Por lo comentado anteriormente, no poder compensar toda la diferencia real, estos parámetros no llegan a estar totalmente iguales, pero si mucho más nivelado.

Nivelación de los pliegues glúteos y de los brazos.

En el caso de la carrera a pie, en el caso de una asimetría real, el tratamiento deberá ir encaminado a acercar el plano del suelo hacia el pie del miembro más corto. La mejor manera de conseguirlo es la colocación de una pieza que eleve el talón (alza). La mejor manera de encontrar la altura idónea del alza se realiza mediante la colocación de varias tablillas de distintas alturas y realizando al mismo tiempo evaluaciones con cada una de ellas. Es decir, probar con el atleta la altura más adecuada para su estilo de vida, de carrera, entrenamiento, etc. En ocasiones, menos es más, y con alzas relativamente pequeñas conseguimos mejorías funcionales muy importantes.

La diferencia fundamental con el tratamiento de una heterometría funcional es que en este caso, la terapéutica irá orientada a compensar la pronación asimétrica. En la mayoría de los casos una buena compensación termina con la sintomatología dolorosa en la columna lumbar.

Así, amig@s de la Bolsa del Corredor, es importante realizar un diagnostico diferencial entre las heterometrías estructurales y las funcionales. La diferenciación de ambos tipos permitirá plantear el tratamiento mas adecuado. Esperamos que esta entrada haya sido de vuestro agrado.

Alfonso Martínez Nova (@podoalf). Grupo de Investigación BiOPiEx

Compartir

Dejar una respuesta

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal

Comentarios bajo condiciones en nuestro Aviso legal.