Menú

La Vuelta'2018 arrancará desde el Centro Pompidou de Málaga

Ayer se presentó en París el inicio de la carrera, una contrarreloj de 10 Km

Las primeras etapas discurrirán por la provincia andaluza y tendrá un final en alto en Caminito del Rey

Javier Guillén, estuvo acompañado por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el presidente de la Diputación malagueña, Elías Bendodo, y los presidentes de los Centros Pompidou
Javier Guillén, estuvo acompañado por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el presidente de la Diputación malagueña, Elías Bendodo, y los presidentes de los Centros Pompidou | Efe

La Vuelta 2018 arrancará el 25 de agosto con una contrarreloj de 10 kilómetros de recorrido por Málaga con salida en el Centro Pompidou y meta en la calle Larios de la capital de la Costa del Sol.

Así lo ha anunciado este lunes el director de la Vuelta, Javier Guillén, en París, en un acto en el Centro Pompidou en el que ha estado acompañado por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el presidente de la Diputación malagueña, Elías Bendodo, y los presidentes de los Centro Pompidou de París, Serge Lasvignes, y Málaga, José María de Luna.

De la Torre ha subrayado que los de esa primera etapa serán "10 kilómetros de placer" para quien vea la carrera, con final previsto en torno a las 20:30 horas, como es habitual en la primera etapa de la Vuelta, que en los últimos nueve años siempre había sido una contrarreloj por equipos.

Elías Bendodo, por su parte, ha avanzado que Málaga tendrá en esa próxima edición "cuatro salidas" de etapa de la gran carrera española por etapas.

También ha dicho Bendodo que le "gustaría" que una de esas primeras etapas terminase en el Caminito del Rey, la dura subida que la Vuelta incorporó a su recorrido en 2015 y que desde entonces es "una marca internacional para Málaga".

Lasvignes se ha felicitado de que la Vuelta, en cierto modo, haya logrado unir "la cultura, el arte y el deporte, que tienen muchas cosas en común y que están muy diferenciados".

Guillén y los máximos responsables institucionales de la ciudad y provincia andaluza han explicado que en ese arranque de Vuelta quieren aprovechar "la fotogenia" de Málaga y su provincia, "la Málaga antigua y la que mira al futuro" y la "imagen potente" que proyectan localidades como "Ronda, Estepona, Marbella o Antequera".

Y también la subida a Caminito del Rey que casi se puede dar por seguro como final de etapa, con sus 7,3 kilómetros de subida al 5,5 por ciento y rampas con hasta el 15 por ciento de desnivel en su tramo final.

Para la primera etapa, "la más importante de la Vuelta", Guillén quiere que haya "Centro Pompidou, playa y centro histórico de Málaga y final en la calle Larios, uno de los sitios icónicos de Málaga, de España y de Europa".

"Y también queremos que sea la etapa de los museos y aprovechar esa Málaga romana y ancestral". "Unipublic quiere aprovechar los escenarios porque el ciclismo es de los pocos deportes que puede enseñar el territorio", ha apuntado al respecto.

Y ha añadido que "salir del centro de Pompidou proporciona historias" y "permite conectar muy bien España con Francia y con nuestra vocación internacional, algo que ha quedado constatado en que la carrera se ha podido ver en 198 países y ha tenido por encima de 400 millones de espectadores reales"

"También nos permite conectar París con Málaga cada una con su belleza; y nos permite conectar a la Vuelta con lo que la Vuelta quiere ser: la modernidad", ha recalcado.

"Es la carrera que más ha crecido en términos de proposición y de transgresión. Lo mismo salimos de una batea que de un portaaviones", ha recordado.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil