Menú

Vandeweghe, Keys, Venus y Stephens hacen historia

Vandeweghe superó a la checa Karolina Pliskova

Keys ganó a la estonia Kaia Kanepi

Coco Vandeweghe, eufórica tras su victoria
Coco Vandeweghe, eufórica tras su victoria | AFP

El tenis femenino estadounidense hizo este miércoles historia al conseguir por segunda vez que cuatro tenistas jueguen las semifinales del Abierto de Estados Unidos después de los triunfos alcanzados en los cuartos por Coco Vandeweghe Madison Keys, que tendrán que decidir a una de las dos finalistas.

EFE

La otra saldrá del duelo que protagonicen la veterana Venus Williams y la joven Sloane Stephens, que en la jornada del martes también superaron los cuartos de final.

Desde 1981 que no había cuatro jugadoras locales en las semifinales del Abierto de Estados Unidos y desde 1985 en las del Abierto de Australia.

La última vez que hubo dos fue la edición del 2002 cuando las hermanas Serena y Venus Williams la disputaron con triunfo para la primera en lo que fue su segundo título de campeona de los seis que ha ganado en Flushing Meadows.

Precisamente, Serena Williams, que no ha podido competir en este Abierto por ser madre por primera vez, fue la ultima tenista estadounidense que ganó el título, en el 2014, cuando se impuso por 6-3 y 6-3 a la danesa Caroline Wozniacki.

La presencia de las cuatro tenistas se considera una gran sorpresa tras dejar en el camino a jugadoras con mayor rango en la clasificación mundial como sucedió con el duelo entre Vandeweghe, vigésima cabeza de serie, que superó por 7-6 (4) y 6-3 a la gran favorita, la checa Karolina Pliskova, la número uno del mundo.

Vandeweghe, de 25 años, que sus mejores clasificaciones en un torneo de Grand Slam habían sido dos cuartos de final en Wimbledon, en la pista central Arthur Ashe mostró mejor tenis que Pliskova, que confirmó la inconsistencia de su tenis que ya había mostrado en los dos partidos anteriores que tuvo que definir en tres mangas.

Pero esta vez no pudo salvar la solidez del tenis de Vandeweghe, que en el quinto duelo mantenido entre ambas, que duró una hora y 34 minutos, lo decidió a su favor para romper también el empate que tenían (3-2).

Su rival, Keys, de 22 años, decimoquinta cabeza de serie, que alcanza por primera vez las semifinales del Abierto de Estados Unidos y las segundas de un Grad Slam, lo consiguió en el Abierto de Australia del 2015, también ganó con facilidad por 6-3 y 6-3 a la estonia Kaia Kanepi, que entró al cuadro a través de la fase previa.

Keys apenas necesitó 68 minutos para conseguir la victoria en el segundo partido que disputaban ambas tenistas como profesionales, ahora con reparto de triunfos después que Kanepi había ganado el primero, jugado en la ronda inicial del torneo de Madrid del 2015.

La joven tenista estadounidense está teniendo un gran año después de volver a la competición tras superar dos operaciones de la muñeca izquierda en el 2016.

La segunda semifinal femenina que van a protagonizar ambas tenistas será el tercer duelo que disputen como profesionales con ventaja de 2-0 para Keys, ambos triunfos conseguidos este año en los torneos de Stanford y Cincinnati.

Keys ganó a 7-6 (4) y 6-4 en la final de Stanford y repitió triunfo por 6-4, 3-6 y 6-3 en la primera ronda del Premier 5 de Cincinnati.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil