Menú

Florentino está muy nervioso con Neymar

en el mundo del fútbol, como en la vida, hay que saber coger el tren en el momento oportuno. Ni antes ni después. En 2003, Florentino Pérez, acostumbrado a fichar a un galáctico año a año (Figo, Zidane...), echó la casa por la ventana para contratar al mediático David Beckham. En ese mismo periodo de tiempo le ofrecieron fichar a Ronaldinho, que entonces, claro, no era tan famoso como el inglés. Florentino no quería gastar dos balas el mismo año y le propuso al hermano de Ronaldinho, Roberto de Assis, ficharlo y que siguiera cedido un año en el PSG. Ni Roberto ni Ronnie aceptaron la oferta y ese fue un factor determinante que ayudó a que Sandro Rosell lograra para el FC Barcelona uno de los mejores fichajes de la historia del club. Se lo arrebató de las manos al Manchester United y al Madrid.

Florentino se arrepintió toda la vida del error cometido con Ronaldinho y ahora no quiere volver a repetirlo con Neymar. Sabe que el brasileño es la gran figura emergente del mundo del fútbol, el jugador que más valor añadido puede aportar a su equipo.

Y claro, no solamente está empeñado en hacerlo suyo, quiere evitar por todos los medios posibles que acabe en el FC Barcelona... ¡que ya tiene a Messi!

Va a ser una lucha titánica, donde me da la impresión que el dinero no acabará inclinando la balanza. En este pulso con Florentino, Rosell tiene mucho que decir. Una lucha sin cuartel donde no hay amistad que valga.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil