Menú

Nadal: "Si pierdo no va a ser porque esté quemado mentalmente"

"Sinceramente lo que menos me siento es cansado mentalmente, no va a ser un motivo de derrota, si pierdo es porque me toca perder", aseguró el mallorquín en rueda de prensa después de derrotar con relativa facilidad a Harrison por 6-4, 6-2 y 6-2 en un partido de 2 horas y 6 minutos.

EFE

Nadal afirmó que prefiere el estado en el que ha llegado este año al Abierto de Estados Unidos en comparación a 2011 o 2010 (el año pasado no pudo jugar por su lesión), ya que en esta ocasión llega con los Masters 1000 de Montreal y Cincinatti en el bolsillo e invicto en pista rápida.

Sobre su racha imparable sobre esa superficie, tradicionalmente en la que menos cómodo se sentía, el manacorí aseguró que se debe a que está jugando "muy bien", pero eludió decir que sea el mejor rendimiento sobre pista dura de su carrera.

Sus resultados de este año le sorprenden hasta a él mismo, que volvió en febrero pasado a la competición tras siete meses alejado de las pistas por su lesión de rodilla, por lo que asegura que este exitoso regreso ha sido "de lo más difícil" que ha logrado en su carrera y prefiere no hablar de posibles molestias en la rodilla.

La victoria frente a Harrison no ha estado falta de dificultades, puesto que, si bien el resultado deja claro quién es el número dos del mundo, "las condiciones fueron difíciles" por el viento y tuvo que enfrentarse a un rival con un potente saque y "que se mueve bien en la red".

"No soy arrogante, respeto a cada rival que tengo enfrente y siempre salgo nervioso, el día que no esté nervioso será que no siento el deporte como lo he hecho toda mi carrera", recalcó sobre ese enfrentamiento.

El tenista mallorquín se tendrá que medir el miércoles en segunda ronda al ganador del encuentro entre el brasileño Rogerio Dutra Silva y el canadiense Vasek Pospisil, que se está disputando hoy, y podría encontrarse con el suizo Roger Federer, número 7 mundial, en cuartos de final.