Menú

España se acerca al Mundial con exhibición al 'tiqui-taca'

Isco fue pura magia y Andrés Iniesta dio un recital antes de salir aclamado

Morata, a la contra, remató una gran victoria ante una Italia a remolque

Los jugadores de la selección celebran el segundo gol de Isco
Los jugadores de la selección celebran el segundo gol de Isco | sport

España ya toca con la punta de los dedos su clasificación para el Mundial de Rusia 2018. El fútbol asociativo triunfó con un Isco estelar y un Iniesta magistral para golear a Italia en un Bernabéu enloquecido.

ESP

3-0

ITA

España

De Gea, Carvajal, Piqué, Ramos, Jordi Alba, Busquets, Koke, Iniesta (Morata, 71'), Isco (Villa, 87'), Silva, Asensio (Saúl, 78')

Italia

Buffon, Darmian, Barzagli, Bonucci, Spinazzola, De Rossi, Verratti, Candreva (Bernardeschi, 69'), Insigne, Immobile (Gabbiadini, 77'), Belotti (Éder, 69')

Goles

1-0, Isco (13'); 2-0, Isco (40'); 3-0, Morata (76')

Árbitro

Björn Kuipers (Holandés). TA: Verratti (4'), Bonucci (12')

Incidencias

Santiago Bernabéu, 73.628 espectadores

Lopetegui cumplió con su idea de jugar con un equipo plagado de centrocampistas, pese a que finalmente los italianos renunciaron a los tres centrales y contaban con un doble pivote sólido con De Rossi y Verratti. El plan funcionó igualmente y España fue la clara dominadora.

La conexión entre Iniesta e Isco hizo maravillas desde el inicio, mientras que Silva fue quien se colocó de falso nueve sin excesiva fortuna. La fuerza de España estaba por detrás, con Asensio y Koke que eran los encargados de entrar desde atrás al área.

Italia tuvo que recurrir a las faltas para frenar el juego de toque y, en la segundo tiro desde la frontal, Isco mandó el balón a la escuadra. Solo en ese momento se pudo estirar Italia, avanzando su presión y con más garra que precisión. De Gea intervino de forma decisiva en esta fase para salvar un cabezazo de Belotti.

Zurdazo de Isco

España seguía controlando y llegando de forma puntual, pero peligrosa.Piqué, de cabeza, y Carvajal, de tiro cruzado, avisaron antes de que otra gran jugada combinativa acabara con un pase de Iniesta a Isco y un zurdazo del madridista a la red. Una jugada que a los más  nostálgicos recordó a la época dorada del ‘tiqui-taca’.

El equipo se fue al descanso dejando una maravillosa sensación, pero Italia lo hizo enrabietada. Y se notó en la reanudación. De Gea tuvo que intervenir por segunda vez a tiro de Insigne y Belotti cabeceó poco después con peligro. El partido no estaba ni mucho menos cerrado.

Ovación a Iniesta

El arreón de Italia poco a poco fue cediendo a medida que la Roja volvió a tocar. Carvajal pudo sentenciar en una entrada fulgurante, pero Buffon lo tapó bien. Isco seguía dando un recital, inicluso cuando se quedó sin su mejor socio. Iniesta fue sustituido por Morata y se llevó una ovación impresionante del Bernabéu.

El plan le salió perfecto a Lopetegui. Nada más saltar al campo, en una contra conducida por Ramos, el ariete del Chelsea empujó el tercero en boca de gol. La fiesta era total y Lopetegui hizo una concesión a la grada dando entrada al añorado David Villa. Un colofón de un partido que puede dar paso a una nueva era de la Roja.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil