Menú

España logró acabar con la resistencia de Senegal

El conjunto africano planteó problemas en el primer tiempo (41-38)

En la reanudación y bajo la batuta de Ricky Rubio, España impuso su ley

La selección española tuvo que emplearse a fondo ante una combativa Senegal
La selección española tuvo que emplearse a fondo ante una combativa Senegal | FEB

España se impuso este viernes por 80-69 a Senegal en Melilla en el cuarto encuentro de su gira de preparación para el Eurobasket, frente a un conjunto africano que no lo puso fácil ya que solo en el último tramo la selección española pudo imponer su juego.

SPORT.es

FICHA TÉCNICA

AMISTOSO

ESPAÑA

80-69

SENEGAL

ESPAÑA

(23+18+23+16): Rubio (14), San Emeterio (4), Abrines (8), Marc Gasol (7) y Pau Gasol (9) -quinteto titular-, Navarro (9), Oriola (4), Rodríguez (9), Willy Hernangómez (10), Sastre (5), Vives (1) y Rabaseda (-).

SENEGAL

(22+16+12+19): Ndour (20), Hannah (2), Sambe (5), Faye (9) y Youssoupha Ndoye (-) -cinco inicial-, Sangoné Niang (9), Mbodoj (4), Mendy (9), Maleye Ndoye (-) Thierno Niang (2), Thiam (5), Ndiaye (4).

ÁRBITROS

Bultó, Castillo y Zamora. Sin eliminados.

INCIDENCIAS

Partido amistoso disputado en un pabellón Javier Imbroda, prácticamente lleno. Los presidentes de Melilla, Juan José Imbroda, y de la Federación Española de Baloncesto, Jorge Garbajosa, recibieron antes del comienzo la insignia de oro de la Federación Melillense de Baloncesto, que entregó además una placa de reconocimiento al entrenador Javier Imbroda que da nombre al pabellón.

Senegal abrió el marcador con tres triples consecutivos del exmadridista Ndour y con la efectividad de sus compañeros también en los tiros de dos, mientras España se mostraba errática en los lanzamientos desde el exterior.

Un tiro de tres de Álex Abrines animó el juego de los hombres de Sergio Scariolo, que durante la mayor parte del primer cuarto fueron por detrás en el marcador frente al combinado senegalés dirigido por el español Porfi Fisac.

La reacción española se veía frenada por acciones como las arrancadas de Sangoné Niang, aunque la entrada de Sergio Rodríguez se notó y los actuales campeones de Europa acabaron por delante por solo un punto (23-22).

El segundo acto tuvo un arranque con más velocidad pero menos acierto, hasta que empezó a imponerse el poderío de hombres como Pau Gasol y la efectividad de Juan Carlos Navarro.

Aunque los senegaleses se iban cargando de personales y España apenas fallaba en los tiros libres, el conjunto de Fisac volvía a ponerse por delante, con diferencias escasas pero sin que los españoles terminaran de acortar distancias pese al acierto de jugadores como Willy Hernangómez bajo la canasta.

La grada tiraba de los de rojo, que volvían a Melilla veinte años después, y la entrada de hombres como Joan Sastre y Guillem Vives daba otro aire al juego local, mientras en los visitantes jugadores como Ndoye imponían su físico.

El segundo cuarto se finiquitaba con España tres puntos arriba (41-38), pese a haber seguido casi siempre a remolque.

Se decanta la balanza

España se mantuvo por delante al comienzo de la segunda parte, con acciones de Ricky Rubio o de Marc Gasol que contrarrestaban al omnipresente Ndour y al polivalente Hannah.

El mejor juego del combinado español fue acrecentando al ventaja, con jugadas que levantaron a la grada como una que cerró con un mate el mayor de los Gasol.

Aunque los visitantes respondieran con acciones como los mates de Ndiaye, su menor efectividad en los triples no podía competir ni con la certeza de Ricky Rubio o Navarro ni con la mejor defensa española, además de la mayor fiabilidad de los de Scariolo en los rebotes o la fortaleza de Willy Hernangómez bajo la canasta.

Fisac intentó recomponer a los suyos, pero la velocidad del equipo español parecía ya imparable y el tercer cuatro concluía claramente a su favor (64-50).

A partir de ahí el partido solo tuvo color español, aumentando la ventaja mientras los senegaleses intentaban sin éxito recuperarse.

Los de Scariolo se lucían y, salvo algunos destellos de los visitantes en jugadas aisladas, sellaban con un triple de Sastre sobre la bocina una victoria por once puntos que no empezó siendo cómoda (80-69).

Hacía veinte años que la selección española de baloncesto no jugaba en Melilla y el público la despidió con una fuerte ovación.

El quinto y último encuentro en España de la gira de preparación para el Eurobasket será este domingo domingo en Málaga ante Venezuela, para luego continuar el rodaje en Bélgica y Lituania.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil