Menú

El Nàstic se complica la permanencia ante el Rayo Vallecano

Embarba y Manucho sentenciaron al conjunto grana en la segunda parte

Los de Merino dispusieron de algunas ocasiones pero se estrellaron en Gazzaniga

Manu Barreiro no tuvo suerte ante la portería de Gazzaniga
Manu Barreiro no tuvo suerte ante la portería de Gazzaniga | LALIGA

El Rayo Vallecano, con goles de Manucho y Embarba, logró una victoria vital que le permite acariciar la permanencia, mientras que el Nàstic, que sólo inquietó a Gazzaniga en la segunda mitad, se mantiene en zona de descenso.

EFE

FICHA TÉCNICA

Liga 1|2|3

RAY

2-0

NAS

Rayo Vallecano

Gazzaniga; Galán, Amaya, Dorado, Alex Moreno; Embarba, Fran Beltrán (Lass, 83'), Trashorras, Ebert (Jordi Gómez, 60'); Comesaña (Raúl Baena, 78'); y Manucho.

Nàstic

Manolo Reina; Valentín, Xavi Molina, Bruno Perone (Madinda, 65'), Mossa; Assoubre (Juan Muñiz, 70'), Luismi, Sergio Tejera, Lobato (Emaná, 55'); Juan Delgado y Manu Barreiro.

Árbitro

Arias López (cántabro). Amonestó a Amaya, Jordi Gómez, Beltrán, Trashorras y Gazzaniga, del Rayo; y a Tejera, del Nàstic

Goles

1-0 M. 48 Manucho. 2-0 M. 58 Embarba.

Incidencias

Partido correspondiente a la jornada 39 de la Liga 1|2|3, disputado en Vallecas ante 9.800 espectadores.

En plena lucha por la permanencia, Rayo y Nàstic saltaron al césped ajenos a su situación clasificatoria y, con una parsimonia que se contagiaron mutuamente, dotaron al choque de un aura de aburrimiento durante gran parte de la primera mitad.

El Rayo fue el equipo que le puso algo más de intención a su fútbol, pero aún así, tanto Fran Beltrán como Roberto Trashorras, los encargados de mover el juego de su equipo, se mostraron más voluntariosos que efectivos en los primeros compases.

Ese arranque tan tímido del conjunto local hizo que el Nàstic aprovechara para aplacar sus nervios iniciales con un fútbol de contención que le permitió ganar metros según fueron pasando los minutos, aunque sus acercamientos no inquietaron a Gazzaniga.

El equipo que primero pudo abrir el marcador fue el Rayo, con un remate cruzado de volea de Embarba a los 32 minutos que sacó con las manos en el área pequeña Manolo Reina.

A esa jugada le siguió otra con un disparo que se marchó fuera de Fran Beltrán, tras un contragolpe mal llevado por su equipo, que tuvo varias opciones de tiro y siempre se encontró con la defensa visitante.

Esos minutos finales de la primera parte fueron los peores del Nàstic, que no encontró la manera de hacer daño al Rayo, en parte porque Juan Delgado y Manu Barreiro estuvieron demasiado solos en ataque.

Nada más comenzar la segunda parte, el conjunto catalán pudo marcar, pero el remate de cabeza de Barreiro, a la escuadra derecha, lo sacó con una estirada Gazzaniga.

El Rayo no tardó en reponerse del susto y dos minutos después Manucho, casi en la línea de gol, solo tuvo que enviar al fondo de las mallas una asistencia de Comesaña.

El gol dejó tocado al Nàstic, que, aunque intentó reponerse con la salida de Emaná, no pudo frenar al Rayo, que amplió su diferencia con un disparo cruzado de Embarba al segundo palo de Manolo Reina.

Con esa diferencia en el marcador, el conjunto madrileño comenzó a sentirse impreciso y, con algunos errores en la circulación, permitió jugadas rápidas del Nàstic, que no supo culminar en los metros finales.

El Rayo pudo redondear su victoria casi al final con una jugada protagonizada por el guineano Lass, que centró al punto de penalti desde la derecha, recogió el pase Raúl Baena, se zafó de su defensor y, solo ante el portero, mandó el balón alto en el mano a mano.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil