Menú

Brutal agresión a un árbitro en el campo del Mensajero

| sport

El partido Mensajero-Barakaldo, del grupo 2 de Segunda B, acabó con un nuevo episodio de violencia contra el árbitro del mismo, el valenciano Fernando Navarro Collados, y sus asistentes. Algunos aficionados locales, disgustados con la actuación del árbitro, intentaron agredirle en el mismo terreno de juego y sobre todo a la salida del equipo arbitral de las instalaciones, donde incluso un asistente sufrió un golpe en la cabeza y tuvo que ser trasladado en ambulancia.

SPORT.es

El partido acabó con victoria del conjunto vasco por 0-1. Tal y como narraba el propio árbitro en el acta del partido, antes del descanso un grupo de aficionados increpó a Navarro Collados y sus ayudantes "teniendo que ser sujetadas por miembros de la seguridad privada del club y por las fuerzas de orden público presentes en el terreno de juego, que impidieron, con la ayuda en todo momento del delegado de campo, que tuvieran estos hechos mayores consecuencias".

Pero la situación más lamentable fue la que se produjo al acabar el partido, cuando los jueces se disponían a abandonar el estadio de Santa Cruz de la Palma. Ni los miembros de la Policía Nacional ni los de la seguridad privada del Mensajero pudieron impedir que algunos aficionados añadieran a la violencia verbal la física. "Cuando nos acercábamos a la puerta de salida, se intensificaron los insultos hacia nosotros y en el momento en que nos disponíamos a cruzar la puerta de salida, nos alcanzaron saltándose el cordón de seguridad dispuesto. Un aficionado me cogió de la mochila que llevaba en la espalda y me tiró una lata de cerveza por encima", escribió el colegiado en el acta.

El peor parado fue uno de los asistentes de Navarro, Álvaro Rallo, quien acabó siendo atendido en la ambulancia que estaba en el estadio: "Cuando íbamos a entrar en él, una persona consiguió llegar hasta la posición del Asistente Nº2, cogiéndole la cabeza y golpeándosela contra el coche, produciéndole un fuerte golpe en la cabeza y un corte en la frente, de los que adjuntamos parte médico. Posteriormente, el Asistente Nº2 fue tratado en la ambulancia desplazada a las instalaciones deportivas, la cual lo trasladó hasta el aeropuerto".

Tras los hechos acaecidos, el CD Mensajero realizó un comunicado oficial en el que "lamenta y condena profundamente" lo sucedido, a la vez que pretende aclarar que los incidentes fueron realizados "por una minoría que en absoluto puede representar a la totalidad de la masa social mensajerista". El club canario anunció que "se tomarán las medidas oportunas", aunque es de esperar que la Federación Española de fútbol y la Comisión Antiviolencia también se pronuncien sobre este episodio.