Menú

Florentino Pérez puso cláusulas de rescisión anti-jeques

El presidente del Real Madrid intuyó lo que se avecinaba e implantó hace tiempo la política de poner cantidades fuera de mercado a sus estrellas

Cristiano Ronaldo, Bale y Benzema deberían abonar 1.000 millones de euros para obtener la carta de libertad

Benzema y Bale podrían tener los días contados en el Madrid...
Benzema y Bale podrían tener los días contados en el Madrid... | AFP

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, ha demostrado sobradamente tener buen olfato para los negocios. El máximo dirigente madridista fue uno de los primeros en darse centa que los petrodólares iban a provocar un gran cambio en las estructuras del fútbol europeo e iban a acabar desestabilizando el mercado. Y es lo que ha ocurrido. Por ese motivo Florentino Pérez implantó hace algún tiempo la política de imponer cláusulas de rescisión fuera de mercado para evitar la fuga de sus estrellas con destino a los clubs que están en manos de los jeques o de los multimillonarios rusos, singapurenses, chinos, tailandeses o estadounidenses. De momento, ninguno de ellos ha podido pescar en el Real Madrid, pese a que se han producido diversos intentos.

Francesc J. Gimeno

Un informe del diario 'ABC' detalla las cláusulas de rescisión que tienen actualmente los jugadores del Real Madrid. La estrategia del presidente madridista ha consistido en aprovechar todas las renovaciones de sus principales jugadores para elevar sus cláusulas de rescisión y convertirlos en inaccesibles para los principales tiburones del panorama internacional.

Pese a que Neymar renovó hace un año, el FC Barcelona no intuyó el peligro que le acechaba. La cláusula de 222 millones del brasileño parecía entonces inalcanzable, pero se ha demostrado insuficiente para frenar las ansias acaparadoras de un París Saint-Germain herido en su orgullo por la histórica goleada encajada en el Camp Nou en los octavos de final de la última edición de la Liga de Campeones. El Real Madrid sí lo hizo.

inalcanzables

Las tres grandes estrellas del equipo madridista, por ejemplo, tienen una carta de libertad fuera del alcance del jeque más poderoso. El portugués Cristiano Ronaldo, el francés Karim Benzema y el galés Gareth Bale, los tres integrantes de la BBC, deben depositar 1.000 millones de euros en la sede de La Liga para irse al equipo que deseen.

En un segundo nivel están los también indiscutibles Toni Kroos y Luka Modric, cuyas cláusulas de rescisión ascienden a 500 millones de euros, la misma cantidad que se le ha puesto a un recién llegado como Dani Ceballos. Por detrás figuran otros jugadores básicos en el esquema de Zinedine Zidane como Dani Carvajal o Marco Asensio, cuya libertad vale 350 millones. Casemiro, Keylor Navas, Raphaël Varane, Sergio Ramos y Marcelo están en el siguiente escalón, con 200 millones. Mientras que Isco Alarcón verá pronto aumentada su cláusula de los 150 millones actuales a los 500.

Estas cifras hacen que la columna vertebral del Madrid esté blindada frente a los posibles cantos de sirena de los multimillonarios que pueblan el fútbol europeo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil