REAL MADRID

El 1x1 del Real Madrid

Estas son las notas de los jugadores del Real Madrid en el partido correspondiente a la jornada 28 de la Liga BBVA

El 1x1 del Real Madrid

Cristiano Ronaldo se dio un festín ante el Celta EFE

IVAN SAN ANTONIO

5-3-2016 | 17:53 H.

KEYLOR (6) Biblia.

Nadie, ni siquiera los creyentes, pasan el día pensando en ella, pero siempre está ahí, ofreciendo soluciones cuando las necesitas. Para los Cristianos no hay mejor fe que la 'keylorniana', una religión que lo mantiene todo a flote cuando el barco se hunde.

CARVAJAL (6) Barça

Persiguió a Nolito sin cansancio. Pensando que el mañana no existe y el hoy está por descubrir. El esfuerzo incansable por hacerse con él no acabó dando resultados porque el andaluz regresó a Vigo, aunque siempre le quedará la sensación de que lo ha hecho bien.

PEPE (7) Uma Thurman.

Le daban por muerto, pero estaba de parranda. Pepe apareció, rompió a base de puñetazos la tapa de su ataud y marcó el primer gol ante el Celta, el que permitió que en la segunda mitad Cristiano Ronaldo brillara como si Pepe nunca hubiera existido.

RAMOS (7) Stallone

Nunca se llevará un Oscar como actor protagonista, pero es evidente que algo tiene que decir en el mundo del cine. Nunca falla. Quienes buscan emociones fuertes, siempre las encuentran en él. Un seguro de vida para los que no piden malabarismos interpretativos.

DANILO (7) Fernando Alonso

Gil Manzano le mostró una cartulina amarilla e imposibilitó que desplegara todo el fútbol que él considera que tiene. No fue culpa suya, sino de la mecánica, la mecánica arbitral, se entiende.

CASEMIRO (7) Frankestein

No el doctor, sino su creación. Benítez lo hizo titular indiscutible y Zidane ha vuelto a resucitar sus pedazos para crear una criatura capaz de todo. Jugó un partidazo sin ser el más guapo de la banda. Y sin mirarse al espejo, como otros.

KOVACIC (7) Periscope

Es nuevo y bonito. Y un punto infravalorado. De hecho, podría decirse que es el futuro y que puede dar mucho más de sí. Si alguien tiene dudas sobre ello, que pregunte a Gerard Piqué.

ISCO (8) El Imperio Contraataca

Nunca segundas partes fueron buenas no sirve para él. Tras una primera mitad a lo 'Star Wars', correcta, el malagueño logró una interpretación a la altura de lo que se espera de él. Isco es puro fútbol. Si el Madrid hiciera un equipo a su alrededor, Isco sería su padre.

LUCAS VÁZQUEZ (4) (Galés)

Celebrado por el público de un Bernabéu entregado, Lucas no dio una. Se disfrazó del peor Bale y lo clavó. Una interpretación magistral, que para ello entraba en el lugar que Florentino tiene reservado para él. Mucha clase, mucha técnica, pero poco fútbol. Chamartín le viene grande.

BORJA MAYORAL (4) Twitter

Le encanta a la prensa, que lo usa con frecuencia para intentar sacar provecho. Sin embargo, sirve para bien poco. En realidad solo para alimentar el ego de unos cuantos. Demasiado poco para merecer el prestigio que tiene.

CRISTIANO RONALDO (9) Toni Moog. EL MEJOR

Hizo reír a Zidane, uno de los hombres menos expresivos del fútbol mundial. Y a su familia (a la de Ronaldo), que estaba en uno de los palcos del Bernabéu. Y a Florentino, que hace tiempo que no sonríe. Nada fácil. Lo logró gracias a los cuatro golazos que marcó. Antes lo había hecho gracias a una primera mitad tragicómica. Un monólogo como Moog manda.

BALE (6) Aguacate.

Es esa fruta cada vez más apreciada, que verde no vale nada, pero que madura tiene un sabor y unas propiedades inigualables.

JESÉ (6) Primogénito

Lo haga mejor o peor, siempre se le tendrá un cariño especial. Si encima ayuda a la goleada, la herencia la tiene asegurada.

MARCELO (6) Cerveza

Siempre aparece en el mejor momento.

NOTA GLOBAL EQUIPO: 7,6

Más información

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Agregar a otras redes sociales
    • Tuenti
    • Digg
    • Tumblr
    • La Tafanera
    • Menéame
    • Delicious
  • RSS
  • 0Comentarios
  • 0 Votos
  • Tamaño de letra
    • Aumentar
    • Disminuir
  • Enviar esta noticia
  • Imprimir

Feijóo revalida su mayoría absoluta, se refuerza en el PP y apuntala a su jefe

Jordi Évole

JORDI ÉVOLE