Menú

El Manchester City tirará la casa por la ventana para Guardiola

pep

Galería6 fotos

El Manchester City tirará la casa por la ventana para Guardiola

Pep Guardiola saludó el nuevo año en Múnich descubriendo que su destino será la Premier League y aunque recalcó que "no he firmado con nadie" en Gran Bretaña se da por hecha su incorporación al Manchester City, cuyos ejecutivos ya estarían trabajando en el equipo soñado para ponerlo a sus órdenes.

Jordi Blanco @Elwood_White

Las informaciones que se suceden en Gran Bretaña no solo consideran al club citizen como el destino más probable del entrenador catalán, sino que especulan con el equipo que Ferran Soriano y Txiki Begiristain pondrán a sus órdenes y que, de acuerdo a lo publicado sería de auténtico ensueño.

Con Messi a la cabeza, como líder del nuevo proyecto, el ManCity cambiaría a casi medio equipo titular para contentar a Pep, con una zaga prácticamente nueva en la que PiquéAlaba Stones serían los protagonistas y Pogba como compañero y futuro relevo de Yayá Touré en el centro del campo.

El fichaje de Messi no se considera una utopía en Eastlands. Por mucho que la relación entre el astro argentino y Guardiola fuera presentada como una de las razones por las que el técnico abandonó el Barcelona en 2012, los ejecutivos del club británico creen que iniciar una nueva aventura en la que liderase el proyecto de un equipo ambicioso y bajo el mando de su antiguo técnico animaría a Leo a dar el paso.

Financieramente, por otra parte, en Manchester no existe preocupación ninguna. Por mucho que la claúsula de rescisión de Messi sea de 250 millones de euros y que la operación total se estimase alrededor, o por encima, de los 500, el City está convencido de hacer frente a tamaño desembolso.

El astro argentino coronaría a un auténtico equipo de estrellas, en el que habría varios cambios respecto al once que suele utilizar un Manuel Pellegrini no ajeno a su más que posible salida del club por la llegada de Guardiola.

Así, la línea en la que más cambios habría es la defensa. Por bien que Pep afirmó en su primera rueda de prensa del año que no se llevaría a ningún jugador del BayernDavid Alaba alumbra como un fichaje de primer orden para ocupar la parte izquierda de la zaga.

Pero es el centro donde se descubre una auténtica revolución. John Stones, indiscutible en el Everton, seguido de cerca por todos los grandes y considerado el central del futuro en Inglaterra, sería la primera incorporación del Manchester City, que a su lado pondría a un líder absoluto.

Ese no sería otro, de acuerdo a lo publicado en Inglaterra, que Gerard Piqué, quien mantiene contrato hasta junio de 2019 con el Barça y cuya salida del Camp Nou se aventura tan utópica, o difícil, como la de Messi.

Por bien que el central catalán admitió que el final de su relación con Guardiola en el Barcelona no fue idílica, siempre ha mantenido que ha sido el entrenador que más ha marcado su carreraGerard alumbraría como el líder de la zaga en el Manchester City, por detrás del otro gran nombre en el que trabajan los dirigentes del club.

Paul Pogba sería el quinto elemento de esta uténtica pleyade de estrellas que el Manchester City pondría a disposición de Pep. El francés, que abandonó el Manchester United de mala manera, es probablemente el futbolista joven más deseado en el concierto internacional y la Juventus es consciente de la dificultad de mantenerlo en sus filas.

Mino Raiola acabó el año 2015 anunciando el precio de salida de su representado, pero esa circunstancia no asusta al City, que considera a Pogba el jugador llamado a marcar las diferencias en el futuro inmediato. "Es más que tenerlo o no en tu equipo... Es también que no lo tengan tus rivales" aseveró no hace mucho un representante cercano al Chelsea, desde donde se considera su fichaje muy difícil porque el club de Eastlands, se afirma, está por delante.

El lavado de cara en el que trabaja el Manchester City para convencer a Guardiola provocaría, lógicamente, varias salidas de peso para mantener lo más estable posible el balance económico ante la FIFA, pero se estima que lograr todos sus objetivos le supondrían al club una inversión superior a los 550 millones de euros en concepto de traspasos.

Una auténtica locura que serviría para poner en manos de Pep Guardiola el equipo soñado por cualquier entrenador.