Menú

El penalti que nunca tirará Cristiano Ronaldo

El lanzamiento de penalti de Messi ha dado la vuelta al mundo
El lanzamiento de penalti de Messi ha dado la vuelta al mundo | sport

El penalti lanzado por Messi 'a lo Cruyff' ha levantado pasiones en todo el planeta futbolístico. Bueno, en todo no. En un rinconcito de Madrid, en ese espacio reducido pero todavía existente de madridismo casposo, se ha considerado la ejecución del crack blaugrana como una ofensa, una falta de respeto y casi un pecado original. Hay quien reclamaba, incluso, que se hubiera anulado el gol...

Lluís Mascaró @SPORT_Lmascaro

El problema de este madridismo rancio y miope, jaleado por algunos medios de comunicación igual de talibanes, es que saben que su máxima estrella jamás será capaz de tener la magia de Messi. Saben que Cristiano Ronaldo jamás será capaz de ejecutar una pena máxima como Leo. Primero, porque no posee su genial talento futbolístico. Pero, sobre todo, porque su individualismo y su egoísmo no le permetirían ceder un gol (y menos de penalti) a otro compañero. Y esa realidad les duele. Y les provoca una envidia que les corroe las entrañas...

La misma envidia, por supuesto, que está generando el nuevo ciclo triunfal del FC Barcelona. Este madridismo se las prometía muy felices con la marcha de Guardiola. Pensaban que después del 'Pep Team' llegaría la destrucción del proyecto blaugrana. Y ahora se tiran de los pelos al comprobar que con Luis Enrique el Barça sigue ganando y continúa siendo la referencia futbolística mundial. 

Más allá del placer visual y emocional que supone ver a Messi ejecutar un penalti emulando al maestro Cruyff, otro genio del fútbol, la decisión de Leo de hacer lo que hizo tiene mucho que ver con la extraordinaria relación que tienen los tres cracks del Barça. La amistad que existe entre MessiNeymar y Luis Suárez no es ficticia, no es impostada. Al contrario. Es real. Y se transmite en el campo. Otra cosa que también envidian en Madrid... Porque es imposible pensar que CristianoBale Benzema puedan tener esa complicidad.