Menú

Fernando Torres sufre la psicosis del gol 100

Fernando Torres, en una imagen de archivo
Fernando Torres, en una imagen de archivo  | sport

El caso de Fernando Torres empieza a resultar preocupante para el Atlético, después de quedarse anclado hace tres meses y medio con su segundo tanto en la Liga y sin ver puerta desde la fatídica cuarta jornada, cuando anotó su segunda diana y última hasta ahora en la Liga.
Su gol 99 con la camiseta del Atlético ante el Eibar (0-2) era el segundo consecutivo del delantero madrileño, tras marcar el único tanto colchonero de la tercera jornada de Liga con victoria del Barça (1-2) en el Vicente Calderón. Desde entonces la ansiedad por convertirse en centenario cara a puerta con su Atlético le está pasando factura a ‘El Niño’ y acumula la friolera de 19 partidos en blanco, acercándole a su peor racha realizadora en el Chelsea (hasta 24 jornadas sin mojar).

Pep Costa

Fernando Torres ha disputado en este curso 24 encuentros –16 de Liga, 6 de Champions League y dos de Copa del Rey–, con un total de 1.173 minutos jugados, en los que ha disparado un total de 25 veces a puerta y ha creado 12 ocasiones de gol. El rendimiento del fuenlabreño cara a gol, no obstante, está muy por debajo de los números requeridos a un ariete de Primera División: solo dos goles, a un promedio de 0,08 por partido, muy lejos de las expectativas creadas en su regreso, aunque su principal valedor, su entrenador, Diego Pablo Simeone, siga confiando a muerte en él.

“Aislar la presión”. Tres meses y medio sin marcar empiezan a hacer mella en el ánimo de Fernando Torres, que ve cómo la maldición del gol número cien ya es una de sus peores pesadillas, sobre todo cuando ya a finales de año era abordado por su entrenador para levantar su confianza. 

“Está cerca del famoso gol número cien que tanto lo persigue, pero en todos los partidos ha tenido situaciones de gol, o sea que ha de seguir trabajando igual, aislarse de esa presión, que no creo que la tenga por su jerarquía y su capacidad como persona, y las cosas van a salir naturalmente cuando deban salir. En el momento menos esperado llegará el gol como tiene que llegar”, rezó ‘El Cholo’, impaciente como su pupilo, todavía en compás de espera.