30 de septiembre 2016, Actualizado 14:59h

La MSN, tres buenos amigos; la BBC solo son conocidos

Mi verdad

Mi verdad

J.Mª Casanovas

GENEROSIDAD Y COMPRENSIÓN. No es normal que los futbolistas sean amigos fuera del campo. Ni entre los propios compañeros de equipo. Los celos, la envidia y la vanidad suelen ser unas murallas impenetrables que les aíslan de su propio entorno. Los jugadores son egoístas por naturaleza y van a la suya. Por dicho motivo, sorprende todavía más el buen rollo que hay entre el tridente del Barça. Lo nunca visto. Hay una alta dosis de generosidad y comprensión que ha derivado en amistad auténtica. Hasta el punto de que Messi y Suárez coinciden por la tarde recogiendo los niños del parvulario como si fueran familiares. Toda la felicidad que demuestran en el campo viene cimentada por una relación personal fuera de los focos. Aquí el primero que aprendió la lección fue Neymar. Desde su llegada asumió la jerarquía de Leo como la cosa más natural respetando de buen grado su liderazgo. Por parte del brasileño hay aprecio y admiración hacia el Nº 1 lo que le ha servido para convertirse en su delfín y progresar adecuadamente. Cuando un año después llegó el uruguayo, empleó la misma táctica ya que un amigo le dio un buen consejo: “Si quieres triunfar en el Barça, tienes que ganarte la confianza de Messi. Si solo piensas en ser Bota de Oro y vas a la tuya, durarás lo mismo que Ibrahimovic”.

LA GRAN DIFERENCIA. Lo que pasa en el Barça con el tridente es la excepción, la norma es lo que sucede en el Real Madrid donde Cristiano, Benzema y Bale son solo conocidos. Allí cada uno busca el lucimiento personal. El portugués tiene unos aires de estrella que chocan con el carácter más tranquilo de sus compañeros. Solo hace falta ver cómo celebra los goles para saber de qué presume, una vanidad insoportable. El francés es un bicho raro, tiene un clan de amigos y es poco sociable. El escándalo protagonizado con su compatriota Valbuena le ha apartado de la selección francesa convirtiéndose en una persona más introvertida. El galés es el tercero en discordia. Apenas se habla con Cristiano y ve a Benzema no como un compañero, sino como un rival. Conclusión: la BBC es un trío mal avenido mientras que la MSN forma una piña en el campo. Es la gran diferencia entre el Barça y el Madrid. En el Camp Nou hay buena sintonía y en el Bernabéu cada delantero tira por su lado.

La MSN, tres buenos amigos; la BBC solo son conocidos

La 'MSN' ha borrado del mapa a la 'BBC' en 2015

Más información

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Agregar a otras redes sociales
    • Tuenti
    • Digg
    • Tumblr
    • La Tafanera
    • Menéame
    • Delicious
  • RSS
  • 0Comentarios
  • 0 Votos
  • Tamaño de letra
    • Aumentar
    • Disminuir
  • Enviar esta noticia
  • Imprimir

Los socialistas afrontan una nueva jornada crítica en vísperas del comité federal de este sábado