27 de abril 2015, Actualizado 18:53h

Las cortas e injustas vacaciones de Messi

MI VERDAD

MI VERDAD

J.Mª Casanovas

SOLO 18 DÍAS. Messi se ha ganado unas vacaciones de verdad, no unas vacaciones cortas y por etapas. Después de una temporada larga y dura con el Barça, resulta que la disputa de la Copa América con la selección argentina va a condicionar de tal manera su período de descanso que solo va a tener 18 días para escaparse del balón. Ojalá este contratiempo, inevitable dados los compromisos del crack argentino, no se conviertan en un problema de cara a su futuro rendimiento. No hace falta decir que lo que se merecería Leo son unas vacaciones largas y tranquilas para que su organismo se recupere de la tensión y exigencia de la alta competición. Pero esto es imposible para un futbolista que con el Barça ha jugado 55 de los 62 partidos disputados esta temporada, a los que hay que añadir los seis que ha defendido la albiceleste de su país. Total, 61 partidos, una barbaridad si tenemos en cuenta que significa un promedio de seis al mes.

VERANO MOVIDITO. Vaya por delante que Messi no se queja nunca y afronta con buena cara los dos meses ajetreados que le vienen encima. Lo dio todo con el Barça y dará el do de pecho para levantar la Copa América ante su afición. Pero es evidente que este esfuerzo extra tiene que ir acompañado de un plan de preparación a la medida. Ahora está de vacaciones en su país y tiene diez días hasta incorporarse a la selección el 8 de junio. Para ganar la final, la Argentina de Messi necesitará un total de seis partidos, la competición se celebra del 1 al 24 de julio. Después Leo tendrá ocho días mas de vacaciones hasta incorporarse el 3 de agosto a la gira del Barça en Estados Unidos. Como pueden comprobar, un verano movidito que no le permitirá muchas libertades si tenemos en cuenta que por medio tiene varios compromisos familiares. Ya sería hora de que se unificaran los calendarios ya que todo esto va en perjuicio de los clubs.

CALENDARIO DE LOCOS. Guardiola tiene claro que no deberá forzar para nada la puesta a punto del Nº 1 cuando vuelva en agosto. Merecería un trato de favor y tiene todo lo contrario. Los jugadores no internacionales del Barça van a tener más de mes y medio de vacaciones, hasta el 18 de julio. Los internacionales de Del Bosque que ahora van de gira por el continente americano, cuarenta días. Leo, conviene recordarlo, solo 18 días y en dos etapas. Que nadie se extrañe si luego, cuando viene el parón de Navidad, con buen criterio se le da una semana más que a los demás. Se la deben. En definitiva, está claro que el calendario internacional del fútbol es de locos, más pendientes de los ingresos de televisión que de los intereses de los futbolistas. Compaginar los intereses de los clubs, que son quien paga a los jugadores, y de las selecciones nacionales, que son quien los disfruta y se beneficia, es una asignatura pendiente de la FIFA.

Comentarios

Comentarios

Lo más

Lo más leído Ocultar grupo
Lo más comentado Mostrar grupo
Lo más valorado Mostrar grupo
Lo más enviado Mostrar grupo