Menú

Rahm se salva antes de la tormenta en el Campeonato de la PGA

Rahm ha acabado con +3, a 11 golpes de los líderes provisionales

Sergio García ha terminado su segunda ronda con +8

Jon Rahm
Jon Rahm | AFP

El vizcaíno Jon Rahm es el único de los cuatro españoles que se ha salvado de la eliminación en el Campeonato de la Asociación de Profesionales de Golf de Estados Unidos, que se disputa esta semana en Quail Hollow, a las afueras de Charlotte, Carolina del Norte.

EFE

El joven golfista de Barrika ha acabado con +3, a 11 golpes de los líderes provisionales, el estadounidense Kevin Kisner (-8) y el japonés Hideki Matsuyama. "Ha sido un día muy malo, no sé describirlo de otra manera", dijo Rahm, que no ha acertado la mayoría de los greenes y ha visto como su bola acariciaba el hoyo sin entrar en varias ocasiones.

A sus 22 años, se ha puesto sexto del ranking mundial en poco más de un año y ha superado el corte en tres de los cuatro grandes en los que ha participado, aunque aún no ha pasado del puesto 23. "Me lleva pasando en los grandes, en la segunda vuelta se me complican las cosas y no sé por qué la verdad", dijo Jon Rahm.

Al final de la segunda jornada, interrumpida durante casi dos horas por las intensas lluvias de la tarde, el grancanario Rafa Cabrera Bello había terminado con +7, a tres golpes del corte provisional (+4) para seguir jugando durante el fin de semana.

"He arrancado jugando muy bien, pero me han castigado unos pocos errores", dijo Cabrera Bello, que llegaba con muchas posibilidades a Quail Hollow, después de ganar el Abierto de Escocia y terminar empatado en el cuarto puesto en el Abierto Británico.

Tampoco ha superado el corte para el fin de semana el barcelonés Pablo Larrázabal, que salió al campo a remontar un saldo negativo de +6 y acabó con +9, a pesar de un par de birdies en los últimos hoyos.

Entre las suspensiones por la tormenta y la falta de luz, el castellonense Sergio García, ganador del Masters de Augusta de este año, ha terminado su segunda ronda con +8, también lejos del corte de +4.

"La verdad es que muy mal. De momento no voy a tocar un palo, porque practicar parece que no funciona", dijo desanimado García, que arrastra un mes de mal juego y tiene dos semanas antes de comenzar su participación en las finales del Circuito de Estados Unidos en Boston.

Cuando regrese a Quail Hollow de madrugada para jugar los seis hoyos pendientes, García tendrá que desplegar un juego prodigioso para evitar la eliminación en su 77 participación en un grande.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil