Menú

El 'culé' Isco presume ahora de madridismo

Isco jugó los últimos minutos en sustitución de Kovacic
Isco jugó los últimos minutos en sustitución de Kovacic | sport

Isco se sumó al final del partido contra el Athletic a los cánticos que la afición del Real Madrid coreó en contra de que la final de Copa del Rey que dirimirán el FC Barcelona y el Sevilla se dispute en el Santiago Bernabéu.

sport.es

Al ser interrogado sobre esos cánticos de la grada, Isco declaró: "Yo también lo cantaría. Como madridista no me gustaría".

Las palabras de Isco no tendrían nada de extraño, viniendo de un futbolista del Real Madrid. Si no fuera por el declarado pasado culé del andaluz.

Cuando aún ni siquiera se intuía su pase al Real Madrid, Isco no tenía reparos en declarar su barcelonismo. Tenía 20 años y empezaba a despuntar en el equipo de su tierra, el Málaga, que se lo había arrebatado al Valencia.

Por aquel entonces, Isco era fan de Ronaldinho, Iniesta, Xavi y Messi. Tan culé era que bautizó a su perro con el nombre del argentino, al considerar a Messi el mejor futbolista del planeta.

Desde la famosa excusa de la remodelación de los lavabos, Florentino Pérez se ha negado a acoger la final de Copa con el FC Barcelona como protagonista. Ver al equipo culé levantando la Copa y dando la vuelta de honor al Santiago Bernabéu es una cosa que horroriza al presidente del Real Madrid desde que en 1997, el FC Barcelona diera la vuelta al ruedo con el entonces vicepresidente Joan Gaspar enfundado en una bufanda blaugrana.