Menú

Un CSKA acomplejado aumenta su maldición ante un gran Olympiacos

Spanoulis apareció en el último cuarto y los griegos volvieron a demostrar que compiten como nadie

Fiel a su estilo, el equipo moscovita fue de más a menos para terminar asustado y sin rumbo

Aaron Jackson penetra ante Papanikolaou y Georgios Printezis
Aaron Jackson penetra ante Papanikolaou y Georgios Printezis | EFE

El CSKA Moscú no podrá revalidar su título europeo tras caer en ante Olympiacos por 78-82 en la primera semifinal de la Final Four de la Euroliga que se ha disputado este viernes en el espectacular Sinan Erdem Dome de Estambul.

David Rubio

FICHA TÉCNICA

FINAL FOUR

CSKA MOSCÚ

78-82

OLYMPIACOS

CSKA MOSCÚ, 78

(18+22+24+14): Jackson (12), De Colo (16), Kurbanov (2), Vorontsevich (2), Hines (8) -cinco inicial-, Teodosic (23), Augustine (6), Fridzon, Higgins (6) y Khryapa (3).

OLYMPIACOS, 82

(12+21+27+22): Spanoulis (14), Mantzaris (12), Papanikolaou (14), Printezis (14), Milutinov (5) -cinco inicial-, Green (8), Birch (4), Young, Papapetrou (3) y Agravanis (8).

ÁRBITROS

Daniel Hierrezuelo (España), Damir Javor (Eslovenia) y Robert Lottermoser (Alemania). Sin elininados por cinco faltas.

MARCADOR CADA 5'

7-6, 18-12, 24-20, 40-33 (descanso), 51-44, 64-60, 69-67 y 78-82 (final).

INCIDENCIAS

Primer partido de la Final Four de la Euroliga de baloncesto disputado en el Sinan Erdem Dome de Estambul ante 13.697 espectadores.

Los griegos han exhibido una vez más su capacidad competitiva para imponerse por cuarta vez consecutiva al campeón de la Liga VTB en una Final FourY los rusos, más de lo mismo. Muchos rublos y muchas deficiencias en la estructura del equipo.

La más sangrante tuvo lugar en la final de 2012, cuando el CSKA dejó escapar una renta de 19 puntos en el tercer cuarto para acabar mordiendo el polvo (61-62).

Se repitió la historia en 2013 con una clara victoria helena en semifinales (52-69) y el tercer capítulo se produjo en semifinales en 2015, cuando un triple de Spanoulis dio el triunfo a Olympiacos (68-70).

El genio griego no completó su mejor partido pese a anotar 14 puntos, pero apareció cuando su equipo más lo necesitaba y coincidiendo con un espectacular apagón de un CSKA que lo fía todo a la pareja Teodosic-De Colo en una particular percepción del baloncesto precisamente de un griego, Dimitrios Itoudis.

A menos escala, la semifinal ha sido una repetición de la referida final de 2012. Esta vez el CSKA ganaba por 13 puntos (40-27) al borde del descanso y por 11 a tres minutos del final del tercer cuarto (57-46)... pero se apagó en el último cuarto ante un rival crecido que disputará su octava final de la Euroliga (tiene tres títulos).

De salida, el CSKA Moscú impuso el ritmo que marcaban Nando De Colo (seis puntos) y Milos Teodosic (cinco) para marcharse en el marcador a partir del empate a nueve a 3:38 del final del primer cuarto.

Enfrente, el Olympiacos adolecía de falta de frescura en ataque y solo los cuatro puntos del competitivo Printezis impidieron una mayor ventaja rusa al final del primer parcial (18-12).

En el segundo cuarto, los rusos mostraron su mejor nivel, pero estropearon parte de su trabajo en el último minutos. Del 22-20 (14') se pasó al 30-20 con un parcial de 8-0 con cuatro puntos de De Colo y Hines.

Acto seguido, con cuatro puntos seguidos Teodosic amplió la renta hasta el 37-25 a 102 segundos del descanso... pero dos triples en 26 segundos de Mantzaris y Agravanis acercaron a Olympiacos a solo siete puntos en el ecuador del choque (40-33).

El CSKA Moscú mantuvo su dominio en el tercer cuarto pese a que crecía la sensación general de que los griegos iban a más y los rusos, a menos.

El exazulgrana Kostas Papanikolaou acercó a Olympiacos a solo tres puntos (46-43) en el 23' justo antes de que Aaron Jackson y Teodosic volviesen a disparar al todavía campeón (60-49 a 2:52 del final del tercer cuarto).

Ahí empezó el principio del fin para los moscovitas. Perdido, Itoudis empezó a quedarse sin argumentos y Mantzaris, con un triple espectacular sobre la bocina, situó el 64-60 a 10 minutos del final.

Y en el último cuarto esa sospecha se convirtió en una palmaria realidad. El adinerado CSKA pagó cara su pésima planificación deportiva (dos cracks y 10 jugadores planos con un rol indescifrable) ante el equipo que mejor compite del baloncesto europeo.

Hasta ahora no he nombrado a Spanoulis. Pues bien, el astro griego apareció en el momento preciso tras dedicarse hasta ese momento a asistir y a anotar tiros libres.

Poco a poco y pese a las cuatro faltas de Printezis, Olympiacos fue acercándose en el marcador mientras controlaba cada vez más el ritmo del partido.

Spanoulis empató (69-69) con una sensacional penetración a 4:30 del final y adelantó a los suyos con un triplazo sideral (73-74) a falta de 1:43.

Y ahí sucedió lo de casi siempre. Bipolar, Teodosic no dio una a derechas y, con un tiro libre y un triple fallado, dio alas a un Olympiacos que acabó sellando su cuarta victoria seguida en una Final Four ante el CSKA.

El conjunto de El Pireo ya espera rival en la final del domingo. Será el ganador de la segunda semifinal que disputan a partir de las 20.30 horas el Real Madrid y un Fenerbahçe que llega lanzado y, además, juega en casa (Estambul). Pueden seguir el partido en directo a través de la web de Sport con los comentarios de Ángels Fàbregues.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil