Menú

El Alemania-España de cuartos de final, en cinco claves

El duelo Ricky Rubio-Dennis Schróder en la dirección de juego, un factor determinante

En juego este martes (17,45 h.) en Estambul una plaza para las semifinales del Eurobasket

El duelo entre Ricky y Schröder, una de las claves del duelo de cuartos de final
El duelo entre Ricky y Schröder, una de las claves del duelo de cuartos de final | AFP

Alemania y España se jugarán este martes (17,45 h.) en Estambul un billete para las semifinales del EurobasketTras un pulso de desgaste ante Turquía, el conjunto de Scariolo afrontará a otro rival que exigirá similar despliegue, pero también concentración y solidez en defensa. Y en ataque tener la suficiente clarividencia para jugar las bazas ofensivas tanto en el perímetro como en la pintura.

Ya no está Nowitzki pero los germanos han llegado hasta aquí tras dejar en la cuneta a Francia, bronce en el pasado Eurobasket. Y por eso no se puede infravalorar el potencial colectivo del equipo que dirige el estadounidense Chris Fleming.


1- RICKY-SCHRÖDER, DUELO DECISIVO EN LA DIRECCIÓN

Ricky Rubio y por ende Sergio Rodríguez cuando le toque asumir el rol tendrán un hueso muy duro de roer en la dirección de juego. Enfrente estará el jugador que marca los biorritmos de Alemania. El base de los Atlanta Hawks Dennis Schröder. El jugador nacido en Braunschweig de padre alemán y madre gambiana  lidera la producción ofensiva germana (23,2 puntos) y reparte juego con profusión (5,2 asistencias).

Minimizar su producción se antoja vital. Será todo un test para un Ricky Rubio que está mostrando su mejor versión en este Eurobasket. El nuevo base de los Utah Jazz está pletórico de confianza en ataque firmando un 48% en tiros de tres puntos. Un factor vital que se le echaba en falta en citas anteriores y que se une a su ya fiable capacidad de dirección y a su despliiegue en defensa (1,8 robos de media por partido). Del desenlace de este pulso pueden marcar hacia donde se decantará la calanza. 


2- UN RIVAL CON CENTÍMETROS Y VERSATILIDAD

Pese a que quizás eche en falta un escolta de referencia, si algo caracteriza a Alemania es la altura a nivel de aleros y la versatilidad de los interiores. Fleming cuenta con seis jugadores entre los 2,04 y los 2,09 capaces tanto de ir hacia la zona con velocidad como de lanzar desde el perímetro.

A nivel estadístico habría que mencionar al pívot del BaskoniaJohannes Voigtman (7,5 puntos y 4,3 rebotes. O a Daniel Theis, un 2,04 que esta temporada evolucionará en los Celtics, que firma 10,7 puntos y y 6,7 rebotes. Sin olvidar a Robin Bernzing (exZaragoza) que aporta 9,2 puntos. 


3- EL JUEGO ENTRE PÍVOTS CON LOS HERMANOS GASOL

Si de algo puede presumir Sergio Scariolo es de tener sin duda a un factor capaz de desestabilizar al rival: los hermanos Gasol. El juego entre los dos pívots en ataque resulta una entelequia difícil de discernir para cualquier rival.

Pau esgrime 15,6 puntos, 8,2 rebotes y 1,4 asistencias mientras que Marc aporta 9,5, 6,8 y 2 respectivamente. Atrás, los dos hermanos intimidan y obligan a cambiar el sentido del juego del rival cuando ambos coinciden en pista. Y como escudero tienen a un Willy Hernangómez (9,2 puntos y 7,5 rebotes) cuya tarea está siendo impagable.

Sin olvidar a Pierre Oriola (de 4 o de 5) que está cumpliendo su rol a la perfección (5,2 puntos y 3,5 rebotes).  España debe sacar partido de su dominio reboteador: acredita 44,7 capturas (12,8 ofensivas) por 33,8 el conjunto germano (10,3 en ataque).


4- TODO SE CONSTRUYE A PARTIR DE LA DEFENSA

Un axioma que resulta especialmente relevante de cara a este partido. España pasa por ser, hasta el momento, la mejor defensa del  torneo ya que sólo ha concedido una media de 50,5 puntos de media a sus rivales. Pero Alemania no le va a la zaga en este aspecto. Los germanos están encajando en este Eurobasket menos de 60 puntos por partido (57,6). Un aspecto básico.


5- CABEZA FRIA Y PACIENCIA EN LA FACETA OFENSIVA

Todos los rivales saben que España es capaz de arrollar a partir del contraataque. Turquía fue el máximo exponente y lo frenó a rajatabla. En ese escenario del ataque estático será básico que España logre una buena circulación de balón dentro-fuera y sea capaz de amenazar con consistencia desde el perímetro para evitar que se la defensa rival se cierre sobre los interiores.

En la faceta ofensiva España acredita en el torneo un 52,2% en tiros de 2, un 42,5% en triples y un 78,7% en tiros libres. Enfrente, Alemania firma un 52,2%, 28,9% y 83,5% respectivamente.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil