FC BARCELONA - CAMPEÓN COPA 2014/15

El talento de Messi decide la Copa en el Athletic-Barça

El FC Barcelona completó el doblete derrotando al Athletic Club en una final de la Copa del Rey que dinamitó Leo Messi con su talento y su capacidad goleadora. Ahora ya puede soñar con la Champions y el triplete

El talento de Messi decide la Copa en el Athletic-Barça

El Barcelona ganó la Copa del Rey EFE

FICHA TÉCNICA

COPA DEL REY

FINAL

Athletic Club

Herrerín; Bustinza, Etxeita, Laporte, Balenziaga; Iraola (c) (Susaeta, 58'), San José, Beñat (Ibai, 75'), M. Rico (Iturraspe, 75'); Williams y Aduriz.

FC Barcelona

Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano, J. Alba (Mathieu, 76'); Busquets, Rakitic, Iniesta (c) (Xavi, 55'); Messi, L. Suárez (Pedro, 76') y Neymar.

Goles:

0-1, Min. 20, Messi. El argentino arranca desde la banda derecha, se deshace de tres contrarios, quiebra a un cuarto en el área y coloca un disparo seco y ajustado con la bota izquierda. 0-2, Min. 36, Neymar. Rakitic se apoya en Messi para enviar en profundidad a Luis Suárez quien dentro del área asiste a Neymar y el brasileño remata superando a Herrerín. 0-3, Min. 74, Messi. Dani Alves apura la banda derecha y centra al área pequeña para que Messi se anticipe a tres defensas y remate a la red. 1-3, Min. 79, Williams. Ibai centra desde la izquierda del ataque del Athletic al área y Williams se anticipa a Busquets y cabecea a la red.

Árbitro:

Velasco Carballo (C. Madrileño). Asistido en las bandas por Roberto Alfonso Fernández y Juan Carlos Yuste Jiménez. Cuarto Árbitro Carlos del Cerro Grande. Todos del Comité Madrileño.  Mostró tarjetas amarillas a Piqué (Min. 42) por una fuerte entrada sobre Aduriz en el centro del campo; a Iraola (Min. 43) por agarrar a Luis Suárez cerca de la frontal del área; a Aduriz por protestar una decisión arbitral (87'); a Neymar (87') por una falta sobreSusaeta; a Busquets (90') por protestar una decisión arbitral.

Incidencias:

Camp Nou. Lleno, 

Juan Manuel Díaz

30-5-2015 | 23:20 H.

El FC Barcelona vuela hacia su segunda triple corona después de arrollar al Athletic Club de Bilbao en la final de la Copa del Rey 2014-15 (1-3). Un Leo Messi estratosférico, pletórico, desmontó tácticas, estrategias y presiones -sobre el campo, desde la grada- para imponer su fútbol.

Solo el joven Iñaki Williams llevó algo de peligro al área barcelonista y marcó el gol del honor. El resto fue prácticamente un monólogo blaugrana.

Nada parece contentar la ambición de unos futbolistas en estado de gracia. Aseguradas la Liga y la Copa, la Juventus y la Champions es el siguiente objetivo para un equipo, el de Luis Enrique Martínez, que no parece tener límites esta temporada cuando juega conectado.

CALDERA ROJIBLANCA

El partido arrancó con el Camp Nou convertido en una caldera, con mayoría de gargantas rojiblancas y mucha pierna y mucha presión por parte de los 'leones'. El Barcelona, que ya se esperaba algo así, intentó manejar el balón para neutralizar esta presión inicial aunque se encontró un tanto extraño al ver cómo en su propio campo -este sábado neutral- el rival salía a disputarle el territorio y la iniciativa.

Así, la primera ocasión fue para el Athletic Club en un remate muy desviado de cabeza por parte de Aduriz (4'). Ernesto Valverde había sacrificado a Balenziaga, colocándolo detrás de Messi en todo momento, para intentar sacar al delantero del Barcelona del partido y convertir el juego en un diez contra diez. De propina, cuando el genio de Rosario se zafaba de él, se encontraba con las ayudas de otros defensores. Pronto comprobaría que un dispositivo tan primario no funciona con Leo...

GOL MAL ANULADO...

A pesar de todo, el duelo dio para ocasiones en una y otra área porque la presión alta rojiblanca también implicaba sus peligros; primero con un error de Ter Stegen ante Williams que solucionó de milagro (8') y a continuación con un gol anulado a Neymar por un fuera de juego del brasileño que no existió (9').

El Barcelona empezó a tomar el control del juego paulatinamente y el Athletic fue recurriendo también con más intensidad a meter la pierna para cortar el rondo del Barça. Una vez más, la labor de Luis Suárez en la punta, luchando en esta ocasión con los centrales para bajar balones fue impagable.

... Y APARICIÓ MESSI

Pero todos los análisis y las tácticas saltaron por los aires con una arrancada mágica, increíble de Leo Messi a los veinte minutos. Habían acudido dos compañeros en ayuda de Balenziaga a la banda derecha pero Leo arrancó, imparable; se deshizo de nuevo de Mikel Rico que resistió y quebró a otro defensor antes de colocar un disparo letal, fulminante, matador. 0-1 para el Barcelona a los 20 minutos.

Comenzó entonces una auténtica avalancha barcelonista, una vez que había recuperado 'su' Camp Nou. Liderado por un Messi descomunal y un Rakitic todocampista, forzó una tras otra varias ocasiones que solo la excelente actuación de Herrerín pudo abortar. Fueron tres fogonazos en tres minutos que el Athletic frenó como pudo hasta que de nuevo conectó el Barça en la frontal del área. El meta del Athletic volvería a lucirse en un lanzamiento de falta de Messi -cómo no- que iba ajustado a la escuadra y que tuvo que desviar como pudo a córner.

Llegó Rakitic con el balón controlado, se apoyó en Messi para meter en profundidad a Luis Suárez y el uruguayó asistió al punto de penalti para que Neymar empujara a la red. 0-2 a los 36 minutos y la sensación de que el Barcelona es imparable cuando combina a esta velocidad.

REPLICA EL ATHLETIC CLUB

El conjunto vasco apeló al orgullo para intentar evitar la goleada y aprovechó un despiste de Jordi Alba para habilitar a Iñaki Williams que lanzó una volea que salió lamiendo el larguero de Ter Stegen. Sin embargo, el partido estaba en los pies del Barcelona a esas alturas de la contienda y por momentos dio la sensación de que el Athletic Club solo esperaba llegar al descanso con un resultado que le permitiera soñar con su segundo tiempo diferente.

El Athletic intentó empezar la segunda parte con los mismos bríos que en el primer tiempo, aunque era evidente que el efecto de la avalancha barcelonista había hecho mella en sus ánimos. Pese a todo, el conjunto vasco buscó inquietar el área de Ter Stegen con envíos altos sobre el área del meta germano y buscando presionar la salida del balón.

LA TRANSICIÓN

Una labor estéril porque los blaugrana supieron mantener el control. Además, Luis Enrique dio entrada a Xavi Hernández por Andrés Iniesta para mantener el dibujo y la posesión del balón. Y, también, para que el capitán barcelonista pudiera sumar su enésimo trofeo desde el terreno de juego. Los movimientos de Sergio Busquets, siempre atento a apoyar la banda apropiada y a organizar la presión, resultaron determinantes en esta fase.

El Barcelona intentó aprovechar para ralentizar el juego y forzar algún contragolpe que decidiera definitivamente el partido. Neymar tuvo una buena oportunidad a los 65 minutos en una transición en la que había salido medio equipo, pero en el balcón del área no le salió su habitual 'rosca' y el balón acabó en el córner para desesperación de Messi y Luis Suárez, que esperaban el pase.

Sería Leo Messi, cómo no, el que daría la 'extrema unción' a la final cuando apenas quedaba un cuarto de hora de juego. En el minuto 74 lograba el 0-3 al aprovechar un centro d euno de sus mejores compinches en los últimos años, Dani Alves. El argentino se adelantó a tres defensores para meter la punta de la bota y establecer el 0-3.

El gol de Iñaki Williams, el mejor del Athletic Club, un tanto al más puro estilo de la casa -centro al área y remate de cabeza- fue la única recompensa de un equipo que acabío desquiciado por los malabarismos de Neymar. Sobre el brasileño volcó su impotencia de manera desmesurada. Tras el barullo en el campo y el follón en la grada, Leo Messi dejó las cosas en su sitio con un nuevo lanzamiento de falta en el minuto 90' que Herrerín de nuevo tuvo que sacar prácticamente de dentro.

NACIDO PARA COMPETIR

Se queda ahora el Barça a un partido de repetir la proeza que ya consiguió en la temporada 2008-09. Tiene una semana para saborear este nuevo triunfo y prepararse para el duelo del 6 de junio en el Estadio Olímpico de Berlín frente a la Juventus y volver a saborear la miel de los campeones. No jugará en su casa, el Camp Nou, y se tratará de un rival bastante más experimentado y con más recursos, capaz de hacer el doblete en el 'Calcio'.

Otro delicioso reto para un equipo nacido para competir.

También te puede interesar: Leo Messi

Más información

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Agregar a otras redes sociales
    • Tuenti
    • Digg
    • Tumblr
    • La Tafanera
    • Menéame
    • Delicious
  • RSS
  • 0Comentarios
  • 0 Votos
  • Tamaño de letra
    • Aumentar
    • Disminuir
  • Enviar esta noticia
  • Imprimir

El 'brexit' gana en el referéndum con casi el 52% de los votos y abre una crisis sin precedentes

'El Periòdic d'Andorra' difunde una nueva entrega del barómetro del GESOP, la primera tras el 'Fernándezgate'