Menú

Un buen Barça da vida al Madrid en la Supercopa

 Ni el parón estival, ni la marcha de Pep Guardiola del banquillo del Barça hicieron que el guión del primer clásico de la temporada, disputado este jueves en el Camp Nou con motivo del partido de ida de la Supercopa de España, cambiara mucho de lo vivido en las últimas temporadas. El Madrid de Mourinho volvió a vestirse con piel de cordero para jugarse sus opciones a la contra. El Barça se alió con el balón, apostó por el juego ofensivo y, aunque dio muestras de que todavía no está al cien por cien, encarriló el que puede ser su primer título de la temporada.

Alba Martín

FICHA TÉCNICA

Supercopa de España

FC Barcelona

3-2

Real Madrid

FC Barcelona:

Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Adriano, Busquets, Xavi (Cesc, min.83), Iniesta, Pedro (Jordi Alba, min.87), Alexis (Tello, min.72) y Messi.

Real Madrid:

Casillas, Arbeloa, Ramos, Albiol, Coentrao, Xabi Alonso, Khedira, Callejón (Di María, min.65), Özil (Marcelo, min.82), Cristiano y Benzema (Higuaín, min.61).

Goles:

0-1: Cristiano Ronaldo, min.55. 1-1: Pedro, min.56. 2-1: Messi (p), min.65. 3-1: Xavi, min.77. 3-2: Di María, min.85.

Árbitro:

Clos Gómez (Colegio Aragonés). Mostró tarjeta amarilla a Xabi Alonso (min.11), Arbeloa (mi.44), Mascherano (min.45) y Albiol (min.50).

Incidencias:

Partido de ida de la Supercopa de España disputado en el Camp Nou ante 91.728 espectadores. Antes del encuentro, el FC Barcelona homenajeó a algunos de los medallistas catalanes en los Juegos Olímpicos de Londres.

LOS FICHAJES SE QUEDAN FUERA DEL ONCE

En su primer enfrentamiento contra el eterno rival, el técnico azulgrana apostó por un once en el que no tuvieron cabida ninguno de los dos refuerzos del verano. Jordi Alba se quedó en el banquillo. Song, en la grada. De este modo, Tito Vilanova sorprendió con Adriano en la banda y reservó en el banquillo a Carles Puyol, Cesc Fàbregas y Villa. Nada más y nada menos que tres campeones del mundo. La entrada de Callejón por Di María fue la sorpresa más destacada del once de Mourinho, que también apostó por Benzema.

El Barça fue de menos a más durante la primera mitad. Y es que tanto a Andrés Iniesta como a Leo Messi les costó mucho entrar en juego en los primeros minutos, pero cuando lo hicieron la maquinaria del Barça empezó a funcionar. Eso sí, pese a ser dueño y señor del balón, los azulgranas volvieron a pecar de cierta falta de pólvora. De hecho, la primera gran oportunidad de los de Tito no llegó hasta el minuto 18 de partido, cuando Alves colocó un centro atrás que Messi, solo, no consiguió enviar a la malla pese a que tenía completamente vendido a Casillas. Tampoco acertaría el argentino minutos después (26') cuando, tras dejar plantados a dos jugadores del Madrid, volvió a cruzar demasiado el balón. Dos errores nada propios del argentino, que, pese a que acabaría marcando, no se acabó de encontrar cómodo sobre el terreno de juego.

Un disparo desde fuera de la frontal de Pedro enviado a córner por Casillas fue la última oportunidad del Barça en la primera mitad, en la que el Madrid tan sólo mostró un par de contras y dos o tres faltas dignas del mismísimo Pepe.

REACCIÓN DE CAMPEÓN

Tras el descanso, el Barça salió con algo menos de intensidad. Algo que pudo pagar bien caro. Y es que un error en la marca de Sergio Busquets a la salida de un córner permitió a Cristiano Ronaldo, desaparecido hasta el momento, adelantarse en el marcador en el minuto 55 de partido. Por suerte para los azulgranas, Pedro consiguió neutralizar el 'subidón' blanco ipso facto. En la siguiente jugada, el canario aprovechó un pase en profundidad de Mascherano para empatar el partido, tras dar Clos Gómez, colegiado del partido, por buena la posición incorrecta al delantero azulgrana.

El Madrid se envalentonaba y el Barça, pese a seguir dominando, sufría más con las idas y venidas de la delantera blanca. Hasta que llegó Messi, y desde la línea de los nueve metros, devolvió la calma al Camp Nou. El delantero argentino no le tembló el pulso para materializar el claro penalti señalado minutos antes por el árbitro al derribar Sergio Ramos a Iniesta en el área (70'). El defensa blanco ya se la había jugado durante la primera mitad, cuando había hecho caer a Alexis en el área, sin que en esta ocasión  Clos Gómez señalara nada.Siete minutos después, Xavi aumentaba la ventaja gracias de nuevo al gran Andrés Iniesta. El de Fuentealbilla, con una gran jugada personal, dejó el 3-1 en bandeja al de Terrassa.

VALDÉS COMPLICA LA VIDA AL BARÇA

El partido parecía sentenciado, y el título muy encarrilado, para los de Tito, pero la mala fortuna se alió en los últimos minutos con Víctor Valdés. El meta azulgrana cometió un tonto error en el control de un balón y vio cómo Di María le birlaba el balón y recortaba las distancias para los blancos. Un gol que dejaba mal sabor de boca al Barça, ya que un 1-0 de los de Mourinho en el Bernabéu daría el título al Real Madrid. La emoción está asegurada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil