Menú

El Barça logra en París un empate a precio de oro

El Barça arrancó un valioso empate a dos del Parque de los Príncipes en un duelo intenso, con goles, ocasiones en las dos áreas, un mal arbitraje y lo peor de todo, dos lesiones muy importantes, las de Messi y Mascherano. Un precio altísimo que esperemos que sirva para llegar a las semifinales.

JUAN MANUEL DÍAZ

FICHA TÉCNICA

CHAMPIONS LEAGUE

PSG

2-2

BARÇA

PSG:

Sirigu; Jallet, Alex, Thiago Silva (c), Maxwell; Beckham (Verratti, Min. 70), Matuidi; Lucas, Pastore (Gameiro, Min. 76), Ibrahimovic y Lavezzi (Ménez, Min. 65).

FC Barcelona:

Valdés; Alves, Mascherano (Bartra, MIn. 83), Piqué, Alba; Sergio, Iniesta, Xavi (c); Villa (Tello, Min. 81), Messi (Cesc, Min. 46) y Alexis.

Goles:

0-1, Min. 38, Messi. Dani Alves centra con el exterior del pie desde la frontal para Leo quien escorado a la izquierda de Sirigu lanza un zurdazo que bate al portero del PSG. 1-1, Min. 79, Ibrahimovic. Falta sobre el área del Barça que remata Thiago Silva al poste y Zlatan, en fuera de juego, remacha a la red. 1-2, Min. 89, Xavi (penalti). Lanza con la diestra por el lado izquierdo de Sirigu. 2-2, Min. 90+4. Ibrahimovic toca de cabeza para Matuidi que dispara, Bartra toca ligeramente el balón y descoloca a Valdés.

Árbitro:

Wolfgang Stark (Alemania). Asistido en las bandas por Jans-Hendrik Salver y Mike Pickel (ambos de Alemania). Mostró tarjetas amarillas a Piqué (Min. 17) por derribar a Ibrahimovic; a Alba (Min. 61) por una entrada sobre Lucas Moura; a Matuidi (Min. 65) por un codazo a Iniesta; a Beckham (Min. 67) por una falta sobre Alexis; a Mascherano (Min. 74) por una patada a Ménez; a Alves (Min. 85) por protestar; a Ibrahimovic (Min. 86) por una plancha sobre Alba; a Sirigu por protestar su penalti sobre Alexis.

Incidencias:

Estadio Parque de los Príncipes. Unos 48.000 espectadores 

Mientras que Tito Vilanova despejó la mínima duda del partido con la inclusión de Alexis por Tello en el once inicial, Carlo Ancelotti sorprendió en los prolegómenos incorporando a David Beckham en el doble pivote en el lugar de Marco Verratti. La veterana estrella inglesa debía aportar buenos centros al área, lanzamiento a balón parado y un poco más de control de balón al mediocampo del PSG, y así lo hizo mientras le llegó el fuelle.

La salida del PSG, alentado por un Parque de los Príncipes a reventar, fue demoledora. Solo el poste derecho de Valdés y las buenas actuaciones del propio Víctor contuvieron el caudal ofensivo de los parisinos.

Lavezzi fue el primero en poner a prueba al portero barcelonista, que una vez más demostró que París se le da bien, ya sea en Saint Denis o en el Parque de los Príncipes. A los cinco minutos, sentó a Gerard Piqué, encaró a Víctor y Busquets, en su intento de despeje, estrelló el esférico en el poste derecho.

Cinco minutos después, era Valdés quien neutralizaba un nuevo disparo del argentino, aunque en esta ocasión éste se encontraba  en fuera de juego; pero nuevamente le había ganado la espalda a los centrales.

Ancelotti conoce bien al Barça y sabe de los riesgos que Tito Vilanova asume en defensa para desplegar su fútbol. Así que sus jugadores se aplicaron en forzar pérdidas de balón para armar rápidos contragolpes con Ibrahimovic como referencia. Pastore (14') probó desde fuera del área con un disparo raso y ajustado al palo que Valdés detuvo en dos tiempos; e Ibrahimovic desde la frontal en una falta (17') y en el pico del área tras una fulgurante contra de Lucas Moura. Valdés mantuvo a cero la portería en esos momentos de agobio.

La réplica blaugrana fue más modesta, pero más efectiva. Aunque no conseguía imponer largas posesiones de balón, si tenía el esférico lo suficiente para generar varias ocasiones. Villa no pudo rematar de cabeza un centro de Alba (6') ni un excelente pase en profundidad de Iniesta (9'). Y el propio Andrés dispuso de la más clara hasta el gol (16'), una rosca cruzada desde la frontal, desde el carril del interior zurdo que buscó la escuadra opuesta de Sirigu, y que salió desviado por muy poco. También Alexis (37') obligó a Sirigu a enviar su disparo a córner

FOGONAZO Y LESIÓN DE MESSI

El principal problema del Barça era que Leo Messi, tan vigilado como siempre, tenía dificultades para recibir el balón en zonas de peligro... Hasta que lo consiguió. Alves, con una prodigiosa asistencia, encontró a Leo, y llegó el 0-1 (37'). El brasileño envió el esférico con el exterior al poste contrario y el argentino, escorado, fulminó a Sirigu con la zurda.

Messi apareció de nuevo en el minuto 42 con una de sus jugadas más habituales, un slalom desde la banda derecha hasta la frontal y lanzó un zurdazo que se fue un poco por encima de la escuadra.Le costó caro al Barça porque fue entonces cuando se lesionó. El argentino acabó el primer tiempo al ralentí, mientras consultaba con los responsables médicos del Barça sobre sus molestias en el bíceps femoral de la pierna derecha.

Tras el descanso, Cesc Fàbregas entró en el campo para situarse en la misma posición que ocupaba el argentino, como 'falso 9'. El Barça tuvo que hacerse a la idea que debia administrar el excelente 0-1 en ausencia de su futbolista más valioso e intentó manejar el duelo a partir de la posesión de la pelota, ralentizando el ritmo del juego.

La intención del PSG era explotar el supuesto bajón psicológico blaugrana, y volvió a buscar los pases profundos entre los centrales tomando a Ibrahimovic como referencia. El conjunto galo llegó con cierta facilidad hasta el área barcelonista, aunque fue el Barça el que dispuso de la mejor ocasión, de nuevo tras una recuperación de Alves que centró al área. Alexis estuvo torpe en el control y cuando intentaba armar el disparo, Alex le birló el balón.

STARK FICHA POR 'MOU'

Fue de nuevo Alves quien protagonizó la jugada más peligrosa, en un lanzamiento de falta (68') que Sirigu desvió a córner aunque no lo concedió el árbitro. Una premonición del grave error que tendría minutos después.

El primer disparo del PSG no llegó hasta el minuto 70' por mediación de Maxwell, pero sirvió para despertar al conjunto francés. Ménez entró por un asfixiado Beckham y las cargas francesas se redoblaron, esta vez buscando puerta.

Primero fue Busquets quien desvió de cabeza una falta lanzada por Pastore; y un par de minutos después Valdés hizo un auténtico paradón ante Ibrahimovic.

Entonces llegaría el doble error del árbitro; primero obligando a Mascherano y Alba a salir del terreno de juego para que los atendieran tras un encontronazo, vulnerando el reglamento; después, concediendo el tanto del empate aunque Ibrahimovic remató en fuera de juego. El sueco estaba en posición ilegal cuando Thiago Silva estrelló su cabezazo en el poste.

El último cuarto de hora, con los dos equipos desquiciados y estirados sobre ambas áreas, dio para mucho más; tanto como otros dos goles. Primero fue Alexis quien forzó el penalti del 1-2 que Xavi transformó con un lanzamiento impecable.

Y ya en el tiempo de descuento, el Barça no supo manejar los últimos minutos, Ibrahimovic cazó un balón en el área y lo sacó de cabeza para Matuidi. El internacional francés disparó, Bartra tocó ligeramente y despistó a Valdés lo justo para que no pudiera evitar el empate.

No hubo tiempo para más; el Barça regresó a Barcelona con la sensación de que el 2-2 le había costado muy caro. Pese a jugar con mayor concentración que en Milán, los detalles le habían costado dos goles y, sobre todo, las lesiones de Mascherano y Messi.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil