Menú

La revolución de Nagelsmann en el Hoffenheim

Nagelsmann asombra en la Bundesliga por su juventud y su valentía táctica
Nagelsmann asombra en la Bundesliga por su juventud y su valentía táctica  | AFP

Algunos hablan ya de él como el mejor técnico de la Bundesliga en estos momentos. Julian Nagelsmann ha llevado al Hoffenheim a realizar el mejor arranque de su historia, igualando con el de la temporada 2008-09 y que llegó a proclamarse campeón de invierno con Ralf Rangnick.

Juanma Romero

Y un dato aún más increíble y que pone en relevancia el gran trabajo de Nagelsmann: desde que se hiciera cargo del equipo el pasado mes de febrero, cuando marchaban penúltimos en la clasificación empatados a puntos con el colista Hannover, solo Bayern (59), Borussia Dortmund (51) y Bayer Leverkusen (44) han puntuado más que su sorprendente Hoffenheim (43). ¿Dónde radica la receta del éxito del técnico más joven en la historia de la Bundesliga? Fundamentalmente en su revolucionario estilo. 

La pasada temporada, en su tercer partido al frente del equipo y en un escenario como el Signal Iduna Park, Julian Nagelsmann impactó con un sistema que hasta entonces no había sido probado con continuidad en la Bundesliga. Con un 3-5-2 de partida, Nagelsmann ajustó a su equipo de forma que el Dortmund apenas inquietó durante una hora.

La línea de tres centrales para generar superioridad ante los atacantes rivales, el indispensable rol de los carrileros, subiendo y bajando, y la movilidad de interiores y delanteros para encontrar siempre el espacio donde recibir y dar rápida continuidad a las jugadas en ataque, pusieron de relevancia el carácter innovador de un técnico con una visión táctica privilegiada.

CREANDO ESCUELA

De hecho, aquel sistema fue posteriormente empleado por el propio Dortmund o el Mainz, que con un 3-5-2 logró imponerse al Bayern en el Allianz Arena. También el buen momento que atraviesa el Schalke 04, con nueve partidos sin perder, ha coincidido con un cambio de sistema. Sí, a un 3-5-2.

Con algún que otro desajuste defensivo, propio de la falta de automatismos y trabajo conjunto, el Hoffenheim de Nagelsmann logró la salvación a falta de dos jornadas para la conclusión del campeonato y sentó las bases de lo que sería el primer proyecto del joven técnico al frente del equipo.

De la revolución a la consolidación. Invictos tras diez jornadas disputadas, al igual que únicamente Bayern y RB Leipzig, los de Nagelsmann edifican su éxito en un sistema donde cada pieza sabe exactamente qué rol desempeña y qué movimientos debe ejecutar en cada momento.

Jugadores como el imponente central Niklas Süle, el sorprendente interior Kerem Demirbay o uno de los delanteros que más produce en ataque de la Liga, como es Andrej Kramaric, dan lustre a un once titular sin figuras relevantes pero tremendamente asentado en una idea de juego. 

Con tan solo 29 años, Julian Nagelsmann piensa en grande. Nadie le pone techo a su trabajo. Su Hoffenheim no especula, es dinámico, versátil y valiente. En Alemania ya hablan de él como el futuro técnico del Bayern o el  
Borussia Dortmund.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil