Entrevista en 'El club de la mitjanit'

Cesc: "Quiero retirarme en el Camp Nou"

Cesc volvió a recordar su pasión por el Barça

Cesc volvió a recordar su pasión por el Barça

Alfonso Callejas 05.09.2012 23:28

Cesc Fàbregas lo tiene claro. La corriente crítica que se ha desatado en torno a su figura en las últimas semanas es "exagerada", y así lo hizo saber ante los micrófonos de 'El club de la mitjanit' de Catalunya Ràdio, donde concedió una extensa entrevista.

"Toda esta situación es exagerada. Algunos inventan que hay pitos, que estoy mal. Yo estoy bien y trabajo como el que más", declaró el '4' azulgrana. El centrocampista de Arenys aseguró, además, que se siente "a tope mental y físicamente", y recordó que si dispone de más o menos minutos "es cosa del entrenador".

Fuerte ante las críticas

Cesc aseguró estar "muy tranquilo" y desveló que "ya sabía que llegarían este tipo de momentos". "Avisé a mi familia y mis amigos de que esto llegaría", afirmó, añadiendo que "en estos momentos de presión es donde se demuestran las cosas". El medio azulgrana también consideró que "hay gente que sigue pensando que soy catalán y que se ha pagado mucho por mí, pero no me rendiré porque ahora no me entre un gol".

Las críticas, pues, no han afectado al de Arenys. De hecho, Fàbregas reveló que su estado anímico es inmejorable. "Estoy feliz, donde quería estar desde hace muchos años. En estos momentos estoy muy tranquilo", declaró.

Autocrítica ante todo

Analizando sus primeras intervenciones en lo que va de temporada, Cesc consideró que jugó "un muy buen partido contra el Valencia" y aclaró que "soy el primero que sé cuando lo hago bien o no".

"He ido madurando durante los años. Estoy tranquilo, tengo el apoyo de compañeros, familia y amigos y tengo la confianza de que esto pronto se acabará", añadió sobre las últimas críticas recibidas. "Cuando no juego bien, el primer enfadado soy yo. No le hablo ni a mi madre ni a mi novia", matizó nuevamente.

"Estoy haciendo mi faena y trabajando como el que más para ponerle las cosas difíciles al entrenador", explicó sobre su reto de seducir deportivamente a Tito, un entrenador hacia el que solo tiene palabras de elogio. "Tito sabe mucho de fútbol. El equipo le respeta. Le estamos intentando ayudar y sabemos que irá bien porque tiene las ideas muy claras", explicó sobre el sustituto natural de Guardiola.

Una vida en Can Barça

"Siempre he creído mucho en mi instinto. Me fui con 16 años pensando que era lo mejor y a la hora de volver lo hice sabiendo que competiría contra los mejores del mundo y eso no me asustó", explicó Cesc para reivindicar su carácter decidido y como antesala a recordar por qué luchó tanto por volver al club de su vida: "Quiero retirarme en el Camp Nou. Hice todo lo posible por volver y no vine para un año o dos sino para tener una larga trayectoria futbolística aquí".

En ese sentido, Cesc también admitió a regañadientes que el precio de su traspaso le ha perseguido en los últimos meses, pero quiso recordar que "la gente también debe ver que hubieron equipos que le ofrecían al Arsenal el doble de lo que pagó el Barça".

Devoción por la generación de Xavi

El centrocampista azulgrana también aprovechó la entrevista para agasajar a Xavi Hernández y recordar que el de Terrassa también tuvo unos inicios complicados en el primer equipo culé. "Cuando se retiró Guardiola, Xavi no lo tuvo fácil. No entendían bien su juego y fue criticado. Ahora es uno de los mejores jugadores de la historia del Barça. La gente tarda en acostumbrarse. Con Iniesta también pasó algo parecido", explicó, antes de admitir que lleva años "aprendiendo del maestro", en referencia a Xavi.

La devoción de Cesc por su compañero en la medular es evidente y, preguntado por un jugador que encajaría en el vestuario azulgrana, Fàbregas no tuvo reparos en 'mojarse' y afirmar que Casillas sería uno de los grandes candidatos. "Me llevo muy bien con Casillas. Es una persona excepcional. Ha pasado por momentos muy malos en el Bernabéu. Encajaría muy bien porque aportaría los valores que aportan también Puyol, Xavi o Víctor", explicó.

El debate de la reforma del Camp Nou

Cesc no quiso posicionarse claramente sobre el debate de remodelar o construir un nuevo Camp Nou, pero sí que apeló a cierto romanticismo para recordar su experiencia con el Arsenal y lo que supuso abandonar el legendario Highbury para apostar por la modernidad y la comodidad de un nuevo estadio.

"Es una pregunta difícil. ¿Cambiarlo? No sé. Nosotros nos sentimos muy cómodos en el Camp Nou. Tengo la experiencia de Highbury. Era muy pequeño pero era tan especial... El Emirates es una pasada. Es muy moderno y lo tienes todo, pero...", suspiró nostálgico.