Chelsea, City y United, tras sus pasos

La Premier sueña con Piqué

Gerard Piqué ha asegurado desde que llegó que su intención es retirarse en el Camp Nou, pero la realidad en el mundo del fútbol cambia constantemente

La Premier sueña con Piqué

El Chelsea podría ofrecer 30 millones por Piqué, el City 28 y el United, 25 AFP

Paul Giblin

31-10-2014 | 04:05 H.

Inglaterra sigue con mucha atención el desarrollo de la temporada en el Camp Nou. La salida el pasado verano de Alexis rumbo al Arsenal y la de Cesc para unirse al proyecto de Mourinho en el Chelsea significaron dos precedentes que desde la Premier entienden que podría tener continuidad con algún otro futbolista de la plantilla de Luis Enrique.

Uno de los jugadores que mayor interés despierta entre los clubs grandes de la liga inglesa es Gerard Piqué. No es el único, pero sí encaja perfectamente en lo que buscan para reforzar sus equipos Chelsea, Manchester United y Manchester City.

El central insiste siempre que puede en la misma idea: “Siempre he dicho que quiero retirarme aquí. Soy fan del Barça, lo he sido desde que era un niño, y me quiero quedar”, apunta sincero. Pero palabras similares también las pronunciaba Cesc Fàbregas tras dejar el Arsenal y regresar a Barcelona para cumplir su sueño. La realidad cambia constantemente y nadie está a salvo de las leyes del fútbol. En ese sentido, Piqué vive una situación algo enrarecida esta temporada en el primer año del proyecto de Luis Enrique. Aunque es difícil hablar de titulares y suplentes en la plantilla que dirige el asturiano, Gerard, por lo visto hasta ahora, está más cerca del segundo grupo que del primero. Además, su rendimiento sigue alejado del que había ofrecido nada más aterrizar la campaña 08-09 procedente del Manchester United. Llegó con el cartel de teórico suplente y acabó siendo un fijo indiscutible para Pep Guardiola, al que ayudó a construir el mejor Barça de la historia. Piqué está hoy alejado de aquella versión y, más allá del fútbol, alguno de los incidentes que ha protagonizado en su vida privada no ayudan a que la afición recupere la confianza en el central.

Pero todo ello no parece motivo suficiente para que en Inglaterra, donde Gerard pasó cuatro años, de 2004 a 2008, como jugador del United, valoren seriamente su incorporación. Y, además, las informaciones aparecidas en la prensa británica apuntan a que no habría que esperar al próximo verano, sino que la ofensiva por el blaugrana se produciría pensando en el próximo mes de enero. Mourinho está muy satisfecho del rendimiento que está dando Cesc Fàbregas en Stamford Bridge y es consciente de que parte con ventaja por la presencia de su amigo en el equipo. Si Abramovich decide ir a por todas y complacer a su técnico, estaría dispuesto a llegar a los 30 millones de euros y contaría con ayuda inestimable del ex ‘4’ blaugrana, un reclamo importante a la hora de convencer a Piqué. Mourinho es consciente de que Terry, tarde o temprano, necesitará un recambio y Gerard encaja en lo que está buscando. Pese a todo, Cahill y el capitán de los Blues son ahora fijos en el equipo de Stamford Bridge.

Otro de los equipos que ya desde el pasado verano mostraron su interés en Gerard es el Manchester United. No solo porque allí pasó cuatro años tras dejar el fútbol base blaugrana, sino también porque su entrenador, Louis van Gaal, sabe perfectamente qué puede ofrecer a su plantilla el central, al que conoció durante su etapa como entrenador en el Camp Nou. Los ‘red devils’ parecen una etapa cerrada en la vida del defensa, pero también es cierto que siempre ha reconocido que aquel ciclo le ayudó a madurar en todos los sentidos y, por ello, su recuerdo es inmejorable.

La cifra a la que estaría dispuesto a llegar el United según la prensa británica para repescar a Piqué es de 25 millones de euros. Sería una oferta similar, alrededor de los 28 millones, la que prepararía el Manchester City para ganar la puja. A su favor juega el hecho de que quien planifica los fichajes es Txiki Begiristain, precisamente quien firmó a Gerard en 2008 para el Barça por cinco millones de euros y con quien ya habló el pasado verano.

La marcha de Piqué a la Premier, pese al poderío económico de los clubs interesados, pasa, también, por el Barça, que ató el pasado mes de mayo la renovación del central hasta el 30 de junio de 2019 y su cláusula de rescisión es de 200 millones de euros. También sería clave la opinión de Luis Enrique, que tiene la última palabra.

Más información

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Agregar a otras redes sociales
    • Tuenti
    • Digg
    • Tumblr
    • La Tafanera
    • Menéame
    • Delicious
  • RSS
  • 0Comentarios
  • 0 Votos
  • Tamaño de letra
    • Aumentar
    • Disminuir
  • Enviar esta noticia
  • Imprimir

Sánchez reúne a lo que queda de ejecutiva después de que ayer dimitiera la mitad de sus miembros

Un organismo alemán ha prohibido el trasvase de información entre ambas aplicaciones