Estatutos

Se podrá destituir a una junta directiva del Barça en caso de déficit

Toni Freixa y Jordi Cardoner han explicado las diferentes modificaciones que tendrán los nuevos estatutos

EFE

3-10-2013 | 15:35 H.

El nuevo redactado de los estatutos del Barcelona, que se votarán este sábado en asamblea de compromisarios, incide en la responsabilidad de los directivos para fijar topes de endeudamiento y para cerrar las cuentas anuales sin déficit, en cuyo caso contrario está especificada la destitución de la junta.

Así lo ha explicado hoy el portavoz del Barcelona, Toni Freixa, en un almuerzo informativo con miembros de los medios de comunicación, en un encuentro que ha servido para que el club explique todas las modificaciones que llevará a cabo en sus estatutos, que incidirán en mejora del redactado, en adaptación a la realidad y al decreto de la Generalitat 58/2010, y en algunas novedades impulsadas por el club.

Entre estas novedades, destaca la contundencia con la que los estatutos regularán las cuentas del Barça, ya que establece un techo máximo de endeudamiento (no podrá ser más de dos veces el EBITDA -beneficio bruto de explotación, antes de la deducción de los gastos financieros) y la imposibilidad de cerrar unas cuentas con pérdidas.

No obstante, los estatutos permitirán un margen de dos años para que las cuentas solventen el déficit declarado.

Es decir, que si en un año el club cierra con 10 millones de euros de déficit, en los dos próximos ejercicios se deberá corregir ese indicador rojo con superávit que igualen o superen esos diez millones de euros.

En caso contrario, la junta cesará en sus funciones y se convocarán elecciones.

Si estas pérdidas se detectan en el final de un mandato, igual como sucedió con la junta de Joan Laporta, la siguiente deberá demandar a los anteriores responsables para que se active una acción de responsabilidad social.

Entre otras de las muchas modificaciones, Freixa y el vicepresidente Jordi Cardoner, que han explicado en el Camp Nou los nuevos estatutos, han señalado que existe otra que podría generar debate, ya que en el caso de que un socio no atienda a dos requerimientos del club para actualizar el censo, podría ser dado de baja.

En la actualidad, tras la segunda regularización del censo, el club sigue pendiente de unos 40.000 socios que aún no han regulado su situación, mientras que ya lo han hecho unos 125.000, ha informado Cardoner.

El vicepresidente también ha avanzado que el club se ha puesto en contacto con los 4.401 socios compromisarios que están citados para la asamblea del sábado, y que sólo 932 han dado el visto bueno de su presencia, mientras que 1.464 han anunciado que no vendrán, y el resto no ha contestado.

Sobre el control económico, la junta directiva deberá someter a la votación y aprobación de los compromisarios cualquier gasto que supere el 10% del presupuesto, ya sea venta o compra de patrimonio, y tendrá que contar con el apoyo de dos tercios de socios. También la publicidad en la camiseta deberá contar con el respaldo mayoritario de los compromisarios.

En los nuevos estatutos del Barcelona se realizará una adecuación del decreto de la Generalitat que fijará que un voto de censura prospere si los promotores reúnen el 15% de apoyos de la masa social, en lugar del 5% que existía hasta entonces.

También, los mandatos presidenciales serán de seis años, después de que en el club se debatiese si se tenían que reducir a cuatro.

El Barcelona abre la posibilidad de que las votaciones puedan ser electrónicas, aunque para ello deberá contar con garantías absolutas en el proceso, por lo que aún no está previsto este método de votación a corto plazo.

Comentarios

Comentarios

Lo más

Lo más leído Ocultar grupo
Lo más comentado Mostrar grupo
Lo más valorado Mostrar grupo
Lo más enviado Mostrar grupo