Menú

Piqué: "Quienes pitaron a André Gomes se pueden quedar en casa"

Gerard Piqué respondió sobre los silbidos que parte de la afición blaugrana hizo cuando André entró al campo

También comentó la dificultad de jugar con tres defensas: "Ser central en el Barça es especial"

Piqué criticó a los aficionados que silban en el Camp Nou | Gol

Gerard Piqué atendió a la prensa después de la victoria contra el Valencia (4-2), y no se mordió la lengua a la hora de comentar los pitidos de parte de la afición a André Gomes.

Contundente

“La gente que silba antes de que un jugador entre al campo se puede quedar en casa la próxima vez, es intolerable y no ayuda ni al equipo, ni al futbolista ni a nadie. Una cosa es que se recrimine una mala actuación a alguien, pero pitar sin que haya jugado todavía baja la moral a la persona y le hace perder confianza en sí mismo. Estoy muy molesto con quienes le han silbado esta noche” dijo Piqué, tajante. André Gomes acalló las criticas minutos después con su primer gol con la camiseta del Barça. 

Al igual que Umtiti, el central catalán del Barça comentó sus sensaciones cuando Luis Enrique decide alinear un 3-4-3: “Cuando dejas tantos espacios atrás hay que correr mucho más, pero somos conscientes de que ser defensa en este equipo es especial: no todos toman este tipo de riesgos pero hay que asumirlos”, comentó el jugador.

Sobre Iniesta, Messi y la quinta amarilla que no vió 

Quiso desmentir también las especulaciones sobre el futuro de Iniesta en el Barça: “Hoy le he visto muy bien nuevamente, a nadie le gusta sufrir lesiones y Andrés no es una excepción. Sobre su futuro en el club lo tengo bastante claro: él no quiso dejar en el aire su continuidad, sino que pretende centrarse en lo que queda de temporada. Más adelante, no tengo ninguna duda de que Andrés seguirá aquí”, dijo.

Sobre Leo Messi, Gerard Piqué volvió a dejar clara la admiración que siente por él: “Estamos ante el mejor jugador de la historia, 40 goles en ocho temporadas consecutivas no es normal: cuando Leo se retire volveremos a ver que estos números son casi imposibles de conseguir”, expresó el central.

Piqué no vio la quinta amarilla ante el Valencia, que le hubiese permitido llegar limpio de tarjetas contra el Sevilla al cumplir sanción la jornada que viene contra el Granada. Se había especulado que él forzaría la cartulina, a lo que el jugador ha querido responder: “Pocas veces he provocado una amarilla. Soy consciente de que ahora cada partido es una final y que tenemos que estar todos disponibles”, declaró. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil