Menú

El otro tridente del Barça: así funciona la 'UIA'

El trabajo táctico de Valverde no tarda en dar sus frutos

Mientras Semedo va a más en la derecha, la izquierda funciona a la perfección con piezas que se coordinan a la perfección

Iniesta, Alba y Umtiti se han adueñado del carril izquierdo
Iniesta, Alba y Umtiti se han adueñado del carril izquierdo | SPORT

La marcha de Neymar cambió la denominación del tridente azulgrana. La 'MSN' ha pasado a ser la 'MSD': Messi, Suárez y Dembélé. Desde la etapa de Luis Enrique en el banquillo culé, el centro de gravedad del equipo venía siendo la delantera. Los tres cracks eran los hombres más resolutivos y por este motivo, el técnico asturiano quería que el balón les llegara lo antes posible.

Toni Juanmartí @tjuanmarti

Ahora, Ernesto Valverde busca dar un paso atrás, volviendo a los orígenes. El 'Txingurri' pretende aprovechar la capacidad del Barça de hacer transiciones rápidas. De hecho, los tres goles ante la Juventus así lo demuestran. Sin embargo, el técnico azulgrana quiere que su equipo vuelva a dominar en todo momento el 'tempo' del partido. No le incomoda el ida y vuelta porque sabe que también puede salir airoso en él, pero es consciente de que hombres como Busquets e Iniesta sufren menos y disfrutan más con el fútbol control.

Valverde ha invertido mucho tiempo en engrasar la maquinaria tanto en defensa como en el centro del campo. Ese fue el talón de Aquiles el curso pasado, aunque también es cierto que a la 'MSN' se le apagaron las luces en el momento clave de la temporada. En cualquier caso, el técnico consideró prioritario ajustar mecanismos atrás y en la medular, ya que Messi y Luis Suárez -y próximamente, Dembélé- funcionan solos.

Texto Alternativo
La mano de Valverde ya se nota en este Barça | AFP

No ha tardado en dar frutos el trabajo táctico del 'Txingurri': hay menos espacios entre líneas, más equilibrio y, sobre todo, más coordinación. Especialmente en la banda izquierda, que viene funcionando de maravilla en este arranque. Mientras Semedo crece a diario en la derehca, el carril zurdo es una de las mejores armas de este Barça.

A la hora de sacar el balón, Umtiti se coloca prácticamente como lateral izquierdo, quedando Piqué como único central. Gerard, eso sí, recibe la ayuda de Busquets, que recula metros para dar salida. Metros más adelante, Iniesta parte del costado izquierdo pero lo abandona para asociarse con Messi, Rakitic y el propio Busquets.

Texto Alternativo
Umtiti, más lateral que central ante la Juventus | FCB

En el extremo izquierdo, Valverde no quiere de momento que nadie haga la función de Neymar. El brasileño se enganchaba a la línea de banda y afrontaba el uno contra uno cada vez que podía, convirtiendo las subidas de Jordi Alba en un esfuerzo a menudo sin premio.

Texto Alternativo
Iniesta pasa por un gran momento de forma | EFE

Mientras el 'Txingurri' trata de encontrar la posición ideal para Dembélé, que si no cambian mucho las cosas será la banda derecha, es Luis Suárez quien cae un poco más a la izquierda.  Pero el uruguayo es un hombre de área, lo que a la práctica se traduce en que el extremo izquierdo queda libre para las apariciones de un Jordi Alba que vive un momento muy dulce. Cuando Deulofeu ocupa la posición de '11', eso sí, el mecanismo es más parecido al que había con Neymar, ya que el de Riudarenes también se mueve como pez en el agua pegado a la banda.

Las incursiones de Alba pueden ser decisivas aunque a simple viste cueste verlo. En la jugada del 1-0 ante la Juventus, el de L'Hospitalet tira un desmarque en profundidad cuando Messi se asocia con Luis Suárez. Sturaro le sigue y, tras combinar Leo con el uruguayo, el defensa italiano ya no llega a bloquear el disparo del '10' azulgrana.

Texto Alternativo
Jordi Alba, un tesoro para el Barça | EFE

A la espera de que Dembélé se una a las 'fiestas' de Messi y Luis Suárez, el otro tridente del Barça, Umtiti, Iniesta y Jordi Alba, también funciona. Y lo hace a la perfección.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil