FC BARCELONA

Neymar apuesta por los Juegos

Neymar tiene dos compromisos en verano -Copa América y Juegos- pero deberá renunciar a uno

Neymar apuesta por los Juegos

Calendario Neymar Marc Creus/Fabián Cabrera

Joaquim Piera

25-2-2016 | 08:22 H.

O la Copa América o los Juegos Olímpicos. Esta será la propuesta que Luis Enrique y el cuerpo técnico le hará a la CBF y a Neymar. Que el crack brasileño acuda a los dos torneos, que es el actual planteamiento de la CBF y de su seleccionador Dunga, es un escenario que ahora mismo está absolutamente descartado por parte del Barça.

Neymar necesita hacer vacaciones. Esta es la premisa innegociable para el club catalán, a partir de la cual tiene que montarse el rompecabezas en que se ha convertido el próximo verano: del 3 al 26 de junio se disputa la Copa América del Centenario en Estados Unidos y del 4 al 20 de agosto, el torneo olímpico de fútbol en Brasil, donde la canarinha necesita recuperar parte del honor perdido en el 1-7 contra Alemania en las semifinales del Mundial 2014.

Dunga asegura que ”va a conversar” (que no negociar) con el Barcelona para encontrar “una solución”. Para ello, tiene previsto visitar la capital catalana en el mes de abril para encontrarse cara a cara con Luis Enrique. Su planteamiento es que la CBF libere a Neymar para que se pueda incorporarse más tarde en la preparación de la Copa América en caso que el Barça dispute la final de la Champions, en Milán, el 28 de mayo. Sería la misma concesión que hizo en junio pasado, con la final en Berlín que se solapaba con la concentración previa a la Copa América de Chile.

El técnico gaucho pretende que Ney vaya a la Copa América y que después haga tres o cuatro semanas de vacaciones: del 27 de junio (un día después de la final del torneo continental) hasta el domingo 17 o 24 de julio, cuando empezaría el stage de preparación de los Juegos Olímpicos en el centro de entrenamiento que la CBF tiene en la Granja Comary, en Teresópolis.

La Copa América es un torneo que está incluido en el calendario de competiciones de FIFA y, por lo tanto, los clubes están obligados a ceder a sus futbolistas. Sin embargo, el torneo olímpico de fútbol no es una competición organizada por ninguna confederación asociada al máximo organismo del fútbol mundial. La CBF, en esta ocasión, está en manos de las entidades, que pueden vetar la presencia de sus futbolistas.

Luis Enrique será flexible

Repitiendo la fórmula que tan bien le funcionó a Pep Guardiola con Leo Messi en el verano de 2008 y los Juegos de Pekín, el técnico asturiano está dispuesto a no contar con el brasileño, aunque esto signifique que no haga la pretemporada (que se iniciará el 27 de julio), se pierda la primera jornada de Liga (prevista para el fin de semana del 20 y 21 de agosto) y que, lo más importante, hipotéticamente no esté en la Supercopa de España (en caso de ganar Liga o Copa) o, si se revalida la Champions, en la Supercopa de Europa, programada para el 9 de agosto en la localidad de Trondheim (Noruega).

Lucho, que fue oro en Barcelona 92 con la mítica ‘quinta del Cobi’, reconocía días atrás la trascendencia que supone disputar y ganar una final olímpica en casa. Por eso no dejará a su pupilo sin Juegos Olímpicos. Eso, sí, su equipo de trabajo quiere, y exigirá, que Neymar tenga el descanso suficiente, ya que, el delantero puede disputar este verano hasta doce encuentros con la canarinha entre las dos competiciones.
Lo ideal para el Barça es que el brasileño esté en Estados Unidos o en los Juegos. Y si llega el caso que en que el astro tiene que elegir, se decantará por los Juegos, donde intentará conseguir el único título futbolístico que se le resiste a la Seleçao: el oro olímpico.

También te puede interesar: Neymar da Silva Jr.

Más información

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Agregar a otras redes sociales
    • Tuenti
    • Digg
    • Tumblr
    • La Tafanera
    • Menéame
    • Delicious
  • RSS
  • 0Comentarios
  • 0 Votos
  • Tamaño de letra
    • Aumentar
    • Disminuir
  • Enviar esta noticia
  • Imprimir

La capital catalana va a ser escenario de manifestaciones de okupas, legionarios, sindicatos y políticos, entre otros colectivos

Los agresores publicaron un vídeo en las redes sociales que encendió las alarmas