Menú

Messi, reservado para Munich

El Barça contaba con tres lesionados de cara al partido contra el Levante en el Camp Nou. Pinto, que recibió el alta el mismo sábado por la mañana; Sergio Busquets, que finalmente pasó a estar disponible para el técnico, Tito Vilanova, pero se quedó en el banquillo; y Leo Messi, que fue el único de los tres que vio el partido desde la grada.

CRISTINA PÉREZ

Todo apuntaba a que el argentino, a pesar de no estar al cien por cien y no haber recibe el alta médica, disputaría algunos minutos ante el Levante para probarse antes del martes, día en el que el Barça se juega parte de la temporada enfrentándose al Bayern alemán en semifinales de la Liga de Campeones. Pero los pronósticos fallaron y tanto el cuerpo técnico como el propio jugador prefirieron no arriesgar y el delantero no fue incluido en la convocatoria.