Menú

Los Barça-Espanyol más polémicos de la historia

Kubala vivió con intensidad los derbis barceloneses

Galería4 fotos

Los Barça-Espanyol más polémicos de la historia

El último derbi copero no fue más que la prolongación de una rivalidad, entre el Barça y Espanyol, que empezó a fraguarse a principios del siglo pasado, cuando ni siquiera se esbozaba la creación de la Liga. La primera vez que ambas entidades rompieron relaciones fue la temporada 1908-1909, a raiz de un torneo amistoso organizado por el Espanyol que acabó a palos.

Xavi Canals

Desde entonces, culés y pericos han protagonizado muchos capítulos que han quedado en la memoria de los aficionados. Estos son los más significativos:

1912 la polémica copa ciutat-la riva

Otro trofeo organizado por el Espanyol que acabó con ruptura mútua de relaciones. El primer choque, disputado en el campo de la calle Industria, estuvo marcado por insultos, dureza, y agresiones entre los futbolistas de ambos equipos. En el partido de vuelta, el meta blaugrana Renyé cayó lesionado consecuencia de un fuerte golpe.

1924 el derbi de la calderilla

Fue el primer gran escándalo en un derbi barcelonés y acabó siendo el más largo de la historia, ya que empezó el 23 de noviembre de 1924 y acabó el 15 de enero de 1925.

El encuentro era correspondiente al Campeonato de Catalunya y se disputó en el campo de Les Corts. La primera parte fue muy accidentada. Alcántara tuvo que abandonar el terreno de juego lesionado con una luxación maxilar debido a una dura entrada de Saprissa. El partido se calentó y Samitier acabó propinando una patada a Caicedo sin balón después de un encontronazo. Se montó una monumental tangana y Samitier fue expulsado. Poco antes del descanso, a la salida de un córner, el colegiado Pelayo Serrano recibió una lluvia de monedas y alguna piedra, acción que se repitió en la retirada a vestuarios.

El partido se suspendió y se volvió a jugar a puerta cerrada. Fue el primer y último derbi que se jugó sin público en las gradas.

1952 el derbi más trágico

El 14 de diciembre de 1952 se vivió el derbi más trágico de la historia. El Espanyol visitaba Les Corts como líder, con seis puntos de ventaja. La afición blaugrana respondió como nunca y reventó las gradas de su vetusto estadio.

El Espanyol se encontró un vestuario sin agua caliente y en el que se habían quemado toallas mojadas para recibir al eterno rival con una humareda irrespirable. El ambiente sobre el césped estaba muy caldeado y después de que Mauri abriera el marcador a favor de los visitantes se produjo una avalancha que dio con parte del público en el césped.

La policía interpretó que era una invasión de campo y arremetió contra los aficionados, hasta que se dieron cuenta del error. La versión oficial habló de un muerto y decenas de heridos, pero pudieron ser más.

El partido se reanudó con el público a pie de césped, en contra de la voluntad del Espanyol, y el Barça acabó remontando con goles de Hanke y Moreno.

A raiz de aquel encuentro, el Espanyol decidió acudir ya equipado al feudo culé, opción que también tomó el Barça para rendir visita a su rival.

1962 agresión de kubala a aguirre

El recientemente fallecido Ortiz de Mendíbil fue un árbitro de nefasto recuerdo para los barcelonistas. Una de sus actuaciones acabó con una agresión de Kubala sobre Aguirre. Fue el 28 de mayo de 1961, en el estadio de Sarrià.

Los futbolistas del Barça se fueron calentando por la actuación del colegiado que no concedió un gol con 1-1 y expulsó a Gensana por protestar la consecución del 2-1. Con el ambiente cargado, Aguirre hizo una fuerte entrada a Czibor. Kubala se encendió y le golpeó para defender a su compañero.

década de los 70: la 'amistad' cruyff-molinos

La llegada de Johan Cruyff al Barça revitalizó los derbis barceloneses. En las filas blanquiazules jugaba un defensa con pocas contemplaciones, Fernando Molinos. Los duelos entre ambos fueron épicos. De hecho, el exespanyolista ha explicado recientemente de manera irónica, recordando que Asensi y Marcial, cuando querían hacer enfadar al holandés, le gritaban: "¡Que viene Molinos!".

Sus batallas fueron tan calientes que Cruyff, cuando tenía el balón, provocaba a Molinos haciéndole gestos con la mano para que le entrara. En los derbis del Camp Nou incluso imitaba al defensa perico para sacarle de sus casillas. Con el tiempo ambos se hicieron amigos.

1978 heredia y el clavo

Una de las anécdotas más curiosas la protagonizó Juan Carlos 'Milongita' Heredia. El hispano-argentino, harto de los férreos marcajes a los que era sometido cuando se enfrentaba al Espanyol, decidió copiar una treta que usaban los futbolistas de Estudiantes, que saltaban al terreno de juego con alfileres para pinchar a sus rivales.

Heredia advirtió al entonces portero del Espanyol, Urruti, en una concentración de la selección española. Ni corto ni perezoso, Milonguita se escondió un clavo bajo un vendaje en la muñeca y durante el partido amenazó a su marcador, Lanchas. En un córner, pinchó a Marañón, que fue a quejarse al árbitro. Soriano Aladrén obligó a Heredia a quitarse el vendaje, pero el blaugrana ya había escondido el 'arma' clavándola en el césped.

2003 derbi con seis expulsados

El 13 de diciembre de 2003, el Barça rendía visita a un Espanyol que cerraba la clasificación. Los protagonistas se emplearon con mucha dureza y el colegiado, Pino Zamorano, se vio obligado a expulsar a tres futbolistas por bando. De la Peña, por parte blanquiazul, y Cocú, vieron la roja directa, mientras que Soldevilla, Lopo, Márquez y Quaresma se fueron a la calle por doble amonestación. El Barça ganó 1-3, pero el Espanyol se acabaría salvando.

2004 lesión de ronaldinho

En verano de 2004, Barça y Espanyol disputaron la final de la Copa Catalunya, con tan mala fortuna que una entrada de Soldevilla lesionó a Ronaldinho, la gran estrella blaugrana. El brasileño se perdió las dos primeras jornadas de Liga y Soldevilla quedó marcado a ojos de la afición culé.

En el caso del central blanquiazul se sumaban unas declaraciones, un año antes, en las que mostraba su ilusión por poder meter al Barça en posiciones de descenso. Fue la última temporada con Joan Gaspart de presidente y el Barçá, dirigido por Radomir Antic visitaba el estadi Olímpic con problemas clasificatorios. Los blaugrana se acabarían imponiendo 0-2 y hundiendo al Espanyol.

2005 el caso saviola

El Espanyol rompió relaciones con el Barça el verano de 2005, a raiz de la cesión de Javier Saviola. El club blanquiazul creía tener el visto bueno del Barça, pero al final, la entidad blaugrana decidió prestarselo al Sevilla. La decisión enfureció al entonces presidente perico, Daniel Sánchez Llibre, que optó por no acudir a los derbis que se disputaran en el Camp Nou.

2008 adiós al estadi olímpic con bengalas

La última temporada del Espanyol en el Estadi Olímpic, antes de la inauguración de Cornellà-El Prat, se vivió un derbi negro. En un momento del partido, los radicales del Barça empezaron a lanzar bengalas encendidas contra los aficionados del Espanyol, lo que provocó la suspensión momentánea del encuentro durante diez minutos, hasta que se volvió a recuperar la calma.

Todo ello sin olvidar el que quizá sea el capítulo más trágico de esta rivalidad ciudadana, la muerte de un aficionado blanquiazul, Fréderic François Rouquier, de 20 años, el 13 de enero de 1991 como consecuencia de una puñalada propinada por unos 'Boixos Nois' a la salida de un encuentro entre el Espanyol y el Sporting. Un capítulo que se repitió recientemente en 2013, cuando, de nuevo 'Boixos Nois' agredieron a unos aficionados blanquiazules en un bar, esta vez, por fortuna, sin víctimas.