Menú

El gran cabreo de Luis Enrique

Luis Enrique vivió el partido con intensidad
Luis Enrique vivió el partido con intensidad | sport

Luis Enrique es un técnico con carácter, como quedó demostrado con la reacción airada que tuvo después del gol del Athletic en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey. El entrenador del FC Barcelona lanzó una botella de agua al suelo con fuerza en un gesto de contrariedad por ver como el conjunto bilbaíno recortaba distancias (1-2) en una acción que era evitable.

SPORT.ES

El gol llegó en el último minuto en un error incomprensible de Dani Alves. El brasileño quiso sacar un balón jugado por el medio del área, tomando un riesgo innecesario. El pase salió mal, el Athletic lo recuperó rápido y Aduriz batió a Ter Stegen con toda la portería a su favor. Un regalo que enojó a Luis Enrique ya que había costado mucho mantener la ventaja de 0-2 con San Mamés apretando como en las grandes citas.

El gol dio alas al cuadro vizcaíno y las consecuencias del fallo de Alves aún pideron ser mucho peores de no ser por la actuación de Ter Stegen que realizó dos grandes intervenciones en el tiempo de descuento.