Menú

Detienen a la mujer del ex jugador del Barça Milan Kalina

Empleada de la Generalitar, 7 guardia civiles la detuvieron a primera hora de la mañana

"Usted tranquilícese si no quiere que también le detengamos" respondieron a sus preguntas

Milan Kalina es una leyenda en la sección del Barça de balonmano
Milan Kalina es una leyenda en la sección del Barça de balonmano | sport

Milan Kalina, uno de los jugadores de balonmano más importantes del mundo en la década de los 80 del pasado siglo y leyenda en el FC Barcelona de Valero Rivera, vivió este miércoles un episodio que no podía ni imaginar, cuando siete efectivos de la guardia civil irrumpieron en su piso de Barcelona se llevaron detenida a su mujer.

Jordi Blanco

Mercè Martínez, técnica de l'àrea de sostenibilitat financera de la Generalitat, acababa de abandonar su domicilio en la calle Urgell cuando fue asaltada por siete agentes de la Guardia Civil, vestidos de paisano, que la retuvieron. Pasaban pocos minutos de las ocho de la mañana cuando se dirigía a buscar el coche para acompañar a sus hijos Andrea, de 17 años, y Darío, de 15,al ser detenida.

La mujer fue detenida en plena calle ante la mirada aterrorizada de sus hijos

"Les ha tenido que dar dinero para irse en taxi, llorando y sin comprender nada" explicó después Kalina SPORT, detallando que entraron en su domicilio "tirándome a la cara una orden de registro mientras ella lloraba y yo les exigía una simple explicación".

"Nos han tratado como simples terroristas" traslado el ex jugador azulgrana, que detalló que en el registro "hecho de cualquier manera y sin ninguna clase de educación" los agentes se llevaron 4 ordenadores portátiles, 2 ipads, teléfonos móviles, diez pendrives y las llaves del domicilio.

"Nos han tratado como simples terroristas. Nunca lo habría sospechado"

"Me han llegado a amenazar a mi solo por pedir una explicación" relató Kalinacampeón olímpico con la extinta Yugoslavia y que durante las dos horas que duró el registro, admitió, "me sentí como si me llevaran al pasado, cuando hablaba con conocidos de Belgrado a los que registraban sus casas sin ningún motivo en los peores años de la guerra".

"Que me buscase un abogado me han dicho, nada más. Y hasta un buen rato después de marcharse, llamando a todas las comisarias, no he sabido donde la han llevado" afirmó el ex azulgrana, quien llegó a encararse con los que llama "asaltantes" por la manera en que se ha sentido "maltratado".

"Al final me han aconsejado que me callase y lo he hecho porque ella me lo ha pedido, porque no estamos solos, tenemos una familia y tenemos que mantener la cabeza fría" acabó Kalina, un tipo de 1,90 de estatura y que nunca pensó que llegaría a vivir una situación así en Barcelona.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil