Menú

Dembélé: "Quiero ganarlo todo"

EXCLUSIVA SPORT

El fichaje más mediático del verano del Barcelona repasa para SPORT sus primeras sensaciones y explica sus deseos para esta temporada

"No estoy asustado de lo que vivo en el Barça, sino impresionado", asegura el delantero francés

Entrevista a Dembélé: Quiero ganarlo todo | Laura M. Guerrero

Ousmane Dembélé todavía se mueve con prudencia por la Ciutat Esportiva. Apenas conoce a los empleados del club, a quienes escucha e intenta aprender para no dar pasos en falso, está descubriendo las estancias en las que se debe mover y también el vestuario y sus secretos.

Dembélé es un niño de 20 años que acaba de aterrizar en un planeta desconocido hasta este momento. Si hace 18 meses era todavía un jugador amateur y hoy es el segundo jugador más caro de la historia del fútbol. No es fácil adaptarse a este cambio que ha sufrido en muy poco tiempo por lo que habrá que tener paciencia hasta que se suelte. Con cara de buena persona. Dembélé es un diablo dentro del campo y espera aprender cómo es su nuevo entorno de la forma más rápida posible para demostrar de lo que es capaz en el terreno de juego. Aquí explica sus impresiones a SPORT.

Explíqueme su vida.

Soy el mayor de los cuatro hermanos (un chico y dos chicas). Jugaba siempre con mis amigos en las calles de Eure, en la Normandia, no lejos de París. Vivía allí, estudiaba allí y a los siete años empecé a jugar un poco a fútbol sala todos los lunes y los viernes. Luego me inscribí en el club de al lado de mi casa. A los 13 años vino el Stade Rennais para ficharme y nos fuimos toda la familia a Rennes. Quería que mi familia me siguiera y ella también quería estar a mi lado. Así no que no hubo problema para mudarnos todos a la capital de la Bretaña. Empecé la preformación durante dos años y a partir de los 15 inicié mi etapa en el centro de formación. Estuve cuatro años en las diferentes categorías…

Y empezó a destacar…

Sí. No me fueron mal las cosas. Empecé a jugar en las categorías inferiores de la selección y acabé debutando con el primer equipo de Rennes un 6 de noviembre de 2014. Recuerdo bien esa fecha porque a partir de ahí empezó la locura. Jugué bastantes partidos (26) y estoy contento por cómo me fueron las cosas.

¿Qué técnicos le marcaron?

Uno de preformación, otro que me ayudó mucho y Thomas Tuchel quien me ayudó mucho a progresar.

A los 8 años empezó su amor por el Barça. ¿Cómo fue?

Me acuerdo de dos partidos que me han marcado. Uno contra el  Chelsea en el que Iniesta marcó un gol que le sirvió para clasificarse para la final de la Champions. Me emocioné y ahora cuando vea a Andrés tengo que recordárselo. Tengo ganas de decírselo. Y el otro fue otro encuentro de Champions contra el Arsenal. Al Barcelona no le había ido bien en el partido de ida pero en la vuelta jugó un partidazo con cuatro goles de Messi (4-1). Entonces me di cuenta de que Messi no es de este mundo. Fue increíble.

¿Vino alguna vez al Camp Nou para verlo en directo?

Lamentablemente, no.

¿Adónde llegaba su pasión por el Barça?

Tenía el póster de Iniesta. Me parece un jugador diferente, elegante, genial, especial. Me miraba todos los partidos del Barcelona para ver lo bien que jugaba y lo geniales que son Iniesta y Messi. Luego intentaba imitarles pero…

¿No lo lograba?

Era difícil porque hacen cosas que nadie hace. Messi juega siempre a un nivel excelso. Es el mejor jugador de la historia.

¿Por qué no quiso fichar antes por el Barça, la pasada temporada, cuando le fueron a buscar?

Porque llevaba solo seis meses de profesional en el Rennes. ¿Te imaginas? ¡Solo seis meses!

¿Era demasiado pronto?

Claro. Quería aprender, jugar partidos de Liga de Campeones, saber lo que era esta competición, jugar una gran temporada completa con un buen equipo, tener continuidad, foguearme más en definitiva.

¿Y llegar para competir con un tridente formado por Neymar, Suárez y Messi hubiera sido imposible lograr esta continuidad?

Hubiera aprendido mucho en los entrenamientos pero hubiera frenado mi progresión. Por suerte el Barcelona ha llegado por segunda vez y ahora sí que ya no podía dejar escapar este tren.

¿Cuántas veces vino Robert Fernández a su casa para convencerle para fichar?

Le recuerdo una vez el año pasado. Hablamos antes de que el Barcelona decidiera ficharme y este verano otra vez.

Usted se comprometió para jugar en el Barcelona negándose a entrenar desde el 10 de agosto. ¿Cómo lo vivió? ¿Por qué lo hizo?

Estaba tranquilo. Era una cuestión de negociación entre el Barcelona y el Borussia. Sabía que debía tener paciencia. Yo decidí dejar de ir a los entrenamientos. No quería ir. Busqué una excusa para no ir. Si no hubiera salido bien, y no hubiera puesto todo de mi parte para fichar por el Barcelona, ahora estaría lamentando no estar aquí.

¿Cree que aquí se le va a pedir lo mismo que a Neymar? ¿Que se le va a comparar?

No. Sinceramente no lo creo. Neymar es un grandísimo jugador, con mucha clase, uno de los mejores del mundo. Yo soy joven, estoy aquí para aprender y aportar todo lo que pueda al Barcelona.

¿Qué le dijo Mbappé tras fichar por el Barcelona?

Es muy buen colega. Hablamos habitualmente por teléfono pero más durante todo este proceso. Está contento por mí. Me intentó calmar cuando pasaban los días y no se concretaba el fichaje. Me decía que era cuestión de tiempo. Estuvo muy contento por mí cuando fiché. Me felicitó. Me deseó lo mejor. Yo también se lo deseo a él.

Él en París y usted en Barcelona. ¿Qué espera de su llegada a Barcelona?

Mi primer objetivo es integrarme al equipo. De ofrecer un buen rendimiento en el campo y, con todo el equipo, ganar el máximo de títulos posibles.

Tuchel, su exentrenador en Borussia, dice de usted que está llamada a ser un futuro Balón de Oro. ¿Lo ve así? ¿Aspira a esto?

Él me quiere demasiado….

¿No lo ve así?

No hay que escucharle (risas). Ahora en serio. No es mi reto en la vida. Mi objetivo es aprender de los mejores del mundo, integrarme al equipo. Solo tengo 20 años. Los títulos personales no son una cosa que me mueve.

Usted repite que solo tiene 20 años, acaba de llegar a un gran club sin mucha experiencia a nivel profesional, un terreno desconocido, un idioma que no es el suyo… ¿Está asustado en estos primeros días?

No estoy asustado. Estoy impresionado. Me centro en coger el ritmo porque hace dos semanas que no entrenaba. El resto poco puedo hacer a parte de conocer cómo funciona todo aquí e irlo asimilando.

¿Qué hacía estos días de espera?

Corría un poco por las tardes aunque los últimos cinco días hacía mucho calor y no lo hice. Pero sobre todo estaba pendiente del teléfono para saber cómo estaba todo. 

¿Estaba nervioso?

Sí, bastante, aunque por las noches podía descansar. Lo hacía tarde pero lo hacía. No me hice mala sangre. Solo quería que finalizara cuanto antes mejor. Ahora toca volver a entrenar y coger la forma algo que, por cierto, no me cuesta especialmente dada mi edad y mi peso.

Y durante su espera para fichar se produce el atentado de La Rambla. ¿Qué pensó?

Estaba en París cuando lo supe. Vi por televisión todo lo que estaba pasando. Fue terrible para toda Barcelona, Catalunya, España y para el mundo entero. No llegaré a entender nunca lo que hacen esta gente. Estoy triste por todo el mundo.

¿Le va costar adaptarse?

No lo sé. Espero que no. Aquí se juega de forma diferente. Esto es otra manera de entender el fútbol y espero adaptarme. 

Se habla otro idioma futbolístico…

Sí. Seguro. Hay que recopilar todas las informaciones que te llegan para asumirlas como las que me puedan dar Digne, Umtiti o Theo.

¿Theo? ¿Chendri?

Theo es un buen amigo,. Compañeros en la selección. Me ha contado muchas cosas. Estuvo varios años en la cantera. Ahora está en Nantes y siempre estaba hablando con él preguntándole como era la vida en Barcelona, cómo era el club, cómo eran los entrenamientos. Hemos hablado mucho de fútbol.

¿Se adaptará a este nuevo idioma?

Aquí es un juego de posesión, de pase. Lo he seguido mucho por televisión también. Espero aprender a jugar así aunque mis cualidades son velocidad, ir al ataque, ir al uno contra uno o uno,  contra dos...

¿Le sorprende que se hable tanto de si usted es zurdo o diestro?

No soy el único jugador que juega bien con las dos piernas. Hay muchos. Aquí en el Barça también. Siempre, desde joven, he querido jugar con las dos piernas, no solo con una porque te limitaba. Aquí espero mejorarlo y ser fuerte mentalmente.

Importante aquí.

Sí. Mucho. Hay que tener algo en la cabeza para imponerse y para entender el juego del Barcelona. Hay que adaptarse lo más rápido posible.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil