Menú

Neymar salva al Barça y deja la Supercopa a tiro

El Barça sufrió y las pasó canutas ante el primer rival de peso que se cruza en su camino esta temporada. El Atlético no fue el Levante, y su estilo se le atragantó a los catalanes. Diego Simeone le ganó la partida táctica a Gerardo Martino en una primera mitad llena de sufrimiento. Los colchoneros se sintieron como pez en el agua imponiendo su estilo: defendiendo con sus líneas muy juntas atrás -al Barça le costó mucho hallar huecos en su tupida defensa-, frenando a su rival a base de continuas faltas, y saliendo a la contra con rapidez. La permisividad del colegiado, Undiano Mallenco, con su juego duro -tardó más de media hora en mostrar la primera amarilla, a Juanfran- puso las cosas aún más difíciles a un Barça que poco se pareció al del brillante debut liguero.

Ricard López

FICHA TÉCNICA

Supercopa de España

Atlético

1-1

Barça

Atlético

Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Diego Costa (Cristian 'Cebolla' Rodríguez, m. 79), Mario, Gabi, Koke (Oliver Torres, m. 72), Arda (Leo Baptistao, m. 76); y Villa.

Barça

Víctor Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Jordi Alba; Iniesta, Sergio Busquets, Xavi (Song, m. 89); Alexis, Messi (Cesc, m. 46) y Pedro (Neymar, m. 59).

Árbitro

Alberto Undiano Mallenco (C. Navarro). Amonestó a los locales Juanfran (m. 35), Filipe Luis (m. 39) y Mario Suárez (m. 55) y a los visitantes Sergio Busquets (m. 43) y Jordi Alba (m. 65).

Goles

1-0, m. 12: Villa. 1-1, m. 66: Neymar.

Incidencias

Partido de ida de la Supercopa de España, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 52.000 espectadores. 

Al contrario, el Barça del Calderón mostró algunos de los defectos que le convirtieron en un equipo terrenal la temporada pasada. Uno de ellos, la falta de profundidad y claridad de ideas en ataque. Y otro, la inseguridad defensiva. Fruto de una pérdida en la medular, llegó el 1-0 cuando apenas se habían cumplido 12 minutos de juego. Arda Turan se internó como un rayo por la izquierda, y su centro lo culminó Villa con un derechazo impecable, a placer, completamente solo en el área, sin que nadie se lo impidiera. Ni Mascherano ni Piqué estuvieron al quite.

El asturiano, sin duda uno de los mejores del Atlético, celebró el tanto con efusividad. Y estuvo a punto de ampliar la renta en el 16', con un chut desde el centro del campo que salió rozando el larguero. A buen seguro, en el Calderón todavía se están frotando las manos con el fichaje del ex azulgrana.

El Barça, mientras tanto, era incapaz de crear peligro. Su única ocasión de gol antes del descanso fue un remate de Pedro, a pase de Messi. Pero el Barça no desbordaba, ni por las bandas, ni por el centro, donde a Leo apenas se le vio (su única opción fue un disparo desde la frontal, en el 22'). El argentino, muy vigilado, acabó acusando unas molestias en el muslo izquierdo y fue sustituido por Cesc en el descanso.

Y fue precisamente el de Arenys quien estuvo a punto de empatar nada más iniciarse la reanudación, rematando desviado un buen pase de Alexis, solo ante Courtois (49'). Un minuto después lo intentó, en vano, Iniesta (50').

Alexis, escorado hacia la derecha, fue hasta ese momento el delantero más activo del Barça. Su garra y su empuje fueron un incordio para los locales. Pero faltaba alguien capaz de desbordar. Y ahí entró en escena Neymar, el gran protagonista de la noche. El brasileño sustituyó a Pedro en el 59'. Y, en sólo media hora, cambió el signo del partido.

El '11' del Barça logró el 1-1 siete minutos después, en el 66', cabeceando en el segundo palo un gran centro de Alves desde la derecha. La conexión brasileña funcionó a pedir de boca. El testarazo picado de Neymar, cargado de intención y picardía, se coló ajustadísimo entre Courtois y la base del poste.

El empate pareció quitarle un peso de encima al Barça, que se liberó, y a partir de ese momento pasó a tomar las riendas. Una reacción en la que también tuvo mucho que ver el desgaste físico del Atlético -era imposible que mantuviera la intensidad de la primera parte-... y el acierto, una vez más, de Víctor Valdés, providencial en el 67' desbaratando otro peligroso remate de Villa.

El 1-1, más tranquilizador, ya era un buen resultado pensando en la vuelta, pero el Barça continuó buscando el segundo. Xavi lo acarició en el 67', enviando alto un saque de falta. Y en el 74', Alexis, algo forzado, falló solo ante Courtois, que despejó su trallazo... con la cara.

La remontada no se produjo, pero el empate final deja al Barça con todas sus opciones intactas. El próximo miércoles, en el Camp Nou, tendrá lugar el desenlace. El primer título con Martino en el banquillo continúa a tiro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil