Menú

El Barça de Tata impresiona en su estreno

El técnico argentino no podía iniciar con mejor pie su andadura en la Liga. El Barça deslumbró con una goleada de escándalo, conservando intactas sus virtudes de los últimos años. Su asfixiante presión e intensidad defensiva, juego al primer toque, rápidas triangulaciones y su ataque depredador fueron un calvario para un Levante que, a los tres minutos, ya perdía 1-0... y que se fue al descanso con media docena de goles. Así, como suena.

Ricard López

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA

Barça

7-0

Levante

Barça

Valdés; Alves, Piqué, Mascherano, Adriano, Busquets, Cesc, Xavi, Alexis Sánchez (Neymar, min.64), Messi (Iniesta, min.71) y Pedro (Tello, min.76).

Levante

Navas; Pedro López, David Navarro, Rodas, Juanfran, Sergio Pinto (El Adou, min.46), Simao (Pallardó, min.46), El Zhar (Ivanschizt, min.64), Rubén, Xumetra y Barral.

Árbitro

Del Cerro Grande (Colegio madrileño). Mostró tarjeta amarilla a El Adoua (min.49), Rodas (min.68) y Neymar (min.88).

Goles

1-0, min.3: Alexis Sánchez, 2-0, min.12: Messi. 3-0, min.24: Dani Alves. 4-0, min.26: Pedro. 5-0, min.42: Messi (p). 6-0, min.45: Xavi. 7-0, min.72: Pedro.

Incidencias

Partido de la primera jornada de la Liga BBVA disputado en el Camp Nou ante 73.812 espectadores.

El Barça fue un vendaval ante uno de los rivales a priori más asequibles de esta Liga. Y eso a pesar de salir sin su nueva y rutilante estrella, Neymar, a quien Martino reservó de inicio para que siga cogiendo fuerzas tras la operación de amígdalas que se le realizó este verano. Los internacionales Iniesta y Alba también empezaron en el banquillo.

Las primeras rotaciones salieron a pedir de boca. A los tres minutos, Alexis marcó el primer gol del Barça en el campeonato culminando una triangulación endiablada de Pedro, Xavi y Cesc. El de Arenys le sirvió el tanto en bandeja para que el chileno marcara a puerta vacía (1-0, 3').

Cesc, que ocupó la demarcación de Iniesta como interior izquierdo, reivindicó su sitio en este Barça con un partido más que notable. El 2-0 también nació de sus botas, cediendo el esférico a Messi en la frontal. Y el mejor jugador del mundo no desaprovechó su regalo. Se internó en el área y, tras hacer la pared con un Pedro renacido, el '10' marcó a placer (2-0, 12').

Pasan los años, llegan nuevos cracks -el último, Neymar-, pero hay cosas que nunca cambian en el Camp Nou. Una de ellas es el liderazgo, el peso y la supremacía de Leo Messi. Su tesón en la jugada del 3-0 fue el claro de reflejo de su espíritu insaciable, de sus eternas ganas de ganar. Luchó y recuperó un balón que parecía perdido en la banda derecha, y de la nada inició una combinación que culminó en un tanto de Daniel Alves (3-0, 23'). El brasileño hizo honor al dorsal 22 que este año luce como homenaje a Abidal.

Apenas tres minutos después, Pedro marcó el 4-0, rompiendo el fuera de juego y superando a Keylor Navas de chut raso y cruzado, tras un perfecto pase en profundidad de Leo Messi.

En sólo media hora, el Barça ya había sentenciado el partido. Y su renta pudo haber sido mayor si Navas no hubiera desbaratado dos tantos cantados de Messi y Xavi, de falta.

Leo hizo subir la 'manita' al marcador transformando un penalti por un inocente derribo de Pedro López a Adriano en el área (5-0, 41'). Y, justo antes del descanso, Xavi, casi sin querer, batió a Navas tras hacer una pared de tiralíneas con Cesc, convertido este domingo en asistente por partida cuádruple (6-0, 45').

Cuádruple, sí, porque cuatro de los siete goles del Barça nacieron de las botas del '4' de Arenys. Fue el caso del 7-0, en el 72'. Cesc, atento y listo, aprovechó el 'regalo' que le hizo Rodas en un mal saque de falta, interceptando el balón en su cesión hacia atrás; y tras colarse en el área, se lo cedió generosamente a Pedro para que, como Alexis en la acción del 1-0, el canario marcara a puerta casi vacía.

Con tantos goles, el debut de Neymar en el campeonato pasó casi inadvertido. El brasileño entró en el 63' en sustitución de Alexis, y tuvo poco tiempo para dejar destellos de su calidad.

Martino también demostró que, para él, no existen intocables, con un gesto muy poco habitual en el Barça: en el 70', sustituyó al indiscutible Messi por Iniesta, para que el argentino dosifique sus fuerzas de cara a próximos compromisos. Entre ellos, la ida de la Supercopa de España este miércoles.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil