Menú

El Barça más espeso ensaya la remontada con el Sevilla

Para los aficionados más jóvenes, acostumbrados a ver a un Barça siempre conectado y casi siempre ganador, resultó un partido extraño, casi inédito en esta etapa. Para los que ya peinan algunas canas, el primer tiempo fue un desagradable 'vintage', que se dice ahora, de épocas pretéritas, cuando el equipo se atascaba a media temporada y se perdían los títulos.

Juan Manuel Díaz

FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA

FC Barcelona

2-1

Sevilla FC

FC Barcelona:

Valdés, Alves, Piqué, Mascherano, Montoya, Song, Thiago, Iniesta (Xavi, 68'), Alexis (Tello, 46'), Messi y Villa (Busquets, 78').

Sevilla FC:

Beto; Coke, Fazio, Botía, Navarro; Maduro (Alberto, 81'), Medel (Kondogbia, 54'), Rakitic; Navas, Manu y Babá (Negredo, 66').

Goles:

0-1: Min. 42, Botía. Centro de Koke desde la derecha y el central sevillista conecta un cabezazo perfecto que sorprende a Valdés. 1-1: Min. 52, Villa. Apertura de Piqué a la banda derecha para que Alvescentre y Villa remate de cabeza como un ariete puro. 2-1: Min. 59, Messi. Recibe una asistencia de Tello para remachar a Beto.

Árbitro:

Carlos Velasco Carballo (Comité Madrileño). Asistido en las bandaspor Roberto Alonso Fernández y Juan Carlos Yuste Jiménez, ambos del Comité Madrileño. Tarjetas amarillas a Fernando Navarro (min. 33) por protestar una falta; y a Botía (min. 85) por agarrar a Alves.

Incidencias:

57.629 espectadores

Por suerte, los tiempos han cambiado, aunque los temores siguen instalados de cara al partido de la Copa frente al Real Madrid y de la Champions contra el Milan, dos compromisos mayúsculos. 

Fue un Barça tieso por el frío, resacoso por el revolcón de San Siro ante el Milan y pendiente del duelo frente al Real Madrid en la Copa. Jugó con el mismo despiste y las pocas ideas que mostró en Milan. El 2-0 ha dejado tocado al equipo y lo que está por evaluar es hasta qué punto esto tendrá consecuencias de cara a los compromisos de los próximos días.

Jordi Roura había realizado unas cuantas rotaciones, reservando a Puyol, Cesc, Xavi, Pedro y Alba de cara al próximo clásico. Alexis y Villa, que regresaba tras superar el cólico nefrítico, se encargaron de acompañar a Messi en el ataque. Montoya ocupó el lateral y Thiago el mediocampo. 

Todo esto no tenía que resultar un problema, menos aún frente a un Sevilla también pendiente de su eliminatoria de la Copa contra el Atlético. Pero el Barça perdió la pólvora en Milán y tradó en encontrarla. Es cierto que esta vez disparó infinitamente más veces que en San Siro, cuando probó suerte en dos ocasiones; pero siguió con la mira desviada.

Messi, que goleó por décimo quinta ocasión consecutiva, buscó y buscó el gol hasta encontrarlo. En el primer tiempo lanzó un par de faltas directas a las nubes y a la barrera, y lanzó un trallazo a los 22 minutos que Beto envió a córner con una buena intervención.

Esa jugada pudo significar el 1-0, pero la realidad es que durante esos primeros cuarenta y cinco minutos, el equipo no carburó como conjunto ni el argentino estuvo afinado. Fue el Sevilla quien aprovechó al máximo su ocasión cuando Botía conectó un centro de Koke y consiguió el 0-1 cabeceando en el área blaugrana. Quedaban tres minutos para el descanso y el Barça demostraba que sigue sufriendo el mismo déficit. Le cuesta un mundo mantener su portería a cero.

TELLO PARA REACCIONAR, XAVI Y BUSI PARA CONTROLAR

Jordi Roura aprovechó el descanso para sentar a Alexis, poco inspirado y con molestías físicas, e incorporar a Tello, siempre revulsivo. El cambio permitió, además, que Villa se incorporara al eje del ataque, por delante de Messi, y el resultado fue casi inmediato pues el asturiano igualaba el marcador siete minutos después.

Fue en una jugada de cazagoles. Piqué abrió a la banda para Alves quien apuró la banda y centró al área para que David remachara de cabeza. Villa se reivindicaba como ariete y el Camp Nou celebraba el tanto de uno de sus hijos predilectos. 

Siete minutos después llegaba el fogonazo de Messi, siempre fiel a la cita con el gol. Tras uno de sus caracoleos, Tello asistió al astro rosarino que, esta vez no perdonó a Beto. Ya son quince jornadas consecutivas marcando en la Liga.

Ya con el marcador a favor, consciente de que el equipo no era capaz de controlar el partido, Roura incorporó a Xavi primero y a Busquets después. Tampoco así consiguió evitar el Barça las llegadas del Sevilla, que por medio de Del Moral (71') y sobre todo de Negredo, tuvo la ocasión de empatar de nuevo el marcador.

El Barça respondía con algunas llegadas al área de Beto que no sabía aprovechar, pero era incapaz de imponer la pausa al juego y obligar al Sevilla a que el balón se jugara en su campo.

Así, mirando la hora, sumó el Barça los tres puntos que le permiten mantener a distancia al Atlético y al Real Madrid en la Liga mientras se rearma para la Copa y la Champions. Sin embargo, las sensaciones que dejó el equipo no fueron las mejores. Supo competir pero demostró que aún le pesa la resaca. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil