23 de septiembre 2014, Actualizado 13:56h

Ya sonó en temporadas anteriores

Agger vuelve a escena

El danés es la opción más asequible que maneja Zubizarreta para reforzar el centro de la defensa. Los técnicos valoran su experiencia y perfil futbolístico

Tras cerrar la compra del central Lovren, el Liverpool podría vender a Agger y costaría 15 millones 

Tras cerrar la compra del central Lovren, el Liverpool podría vender a Agger y costaría 15 millones 

Dídac Peyret

27-7-2014 | 04:05 H.

Las dificultades para lograr el fichaje de Marquinhos han hecho que el Barcelona se plantee otras opciones para reforzar la defensa. El club maneja una lista reducida de nombres entre los que se encuentran futbolistas como Daley Blind, Thomas Vermaelen y Jan Vertonghen, pero a día de hoy el más asequible es Daniel Agger.

El central del Liverpool fue ofrecido hace dos semanas y la operación está abierta. El escenario para lograr su fichaje es todavía más propicio que el curso pasado, una vez que el club ‘red’ ha cerrado la llegada del croata Dejan Lovren, procedente del Southampton, por cerca de 25 millones de euros.

Agger termina contrato en 2016, pero el danés está por la labor de fichar por el Barcelona. Con 29 años y tras nueve temporadas en el Liverpool, ve con buenos ojos la posibilidad de incorporarse a un club con más posibilidades de competir por todos los títulos. En el club azulgrana hace años que consideran su fichaje y su precio, alrededor de 15 millones, no alteraría el desembolso previsto en fichajes para esta temporada. La reciente operación con Luis Suárez, asimismo, ha hecho que ambos clubs tengan unas relaciones inmejorables, lo que facilitaría un acuerdo rápido entre las partes.

Zubizarreta cree que se trata de un futbolista que encaja con las características que debe tener un central para rendir en el Barcelona. En este sentido, los informes que se tienen sobre el futbolista subrayan la velocidad de un central explosivo, agresivo en la marca, y con envergadura para las situaciones aéreas.

Además se trata de un central que siempre ha expresado su deseo de salir con el balón parado. Con Roy Hodgson en el banquillo ‘red’, Agger se desmarcó de la filosofía del técnico y reivindicó su forma de jugar. “Estoy aquí para jugar al fútbol, no para lanzar el balón hacia arriba, el técnico tiene esa filosofía y no es mi estilo, no soy ese tipo de jugador, me gusta mantener el balón en el suelo y voy a seguir haciéndolo”.

La falta de continuidad el último curso, donde fue la tercera opción para el centro de la defensa por detrás de Martin Skrtel y Mamadou Sakho ha hecho que vuelva a plantearse una salida. Así lo ha expresado en las últimas semanas: “No es ningún secreto que tuve problemas la última temporada y que estoy considerando las cosas. Para mí no es aceptable cómo fueron las cosas. En el fútbol pueden pasar muchas cosas y no se puede descartar nada”.

Su poca participación en la Premier, donde disputó 20 encuentros, han hecho que tanto el futbolista como el club inglés estén abiertos a negociar una salida. En este sentido, el Nápoles de Rafa Benítez es uno de los clubs que ha mostrado interés. Nada raro, pues el futbolista ofreció su mejor rendimiento con el técnico español en el banquillo del Liverpool.

La frustración de Agger aumentó el curso pasado cuando Rodgers prefirió la opción de Sakho en los partidos claves del curso. Y tampoco se mostró entusiasmado con la posibilidad de ocupar el lateral izquierdo, una opción que el técnico uso en varios encuentros. “No quiero ser la tercera opción”, llegó a decir el danés tras el fin de curso. Rodgers, por su parte, siempre ha defendido el nivel del futbolista, pero se ha excusado a menudo en la falta de continuidad del jugador por culpa de las lesiones. “No ha tenido mucha suerte en este tiempo que llevo en el club porque el gran problema para Daniel ha sido su disponibilidad. Ha estado fuera de los terrenos de juego por culpa de las lesiones en bastantes encuentros”. En este contexto, no parece extraño que la salida del futbolista sea más que una posibilidad este verano.

La ficha, un obstáculo

Más allá del precio de traspaso, que no superaría los 15 millones, el Barcelona deberá afrontar una de las fichas más importantes de la plantilla del Liverpool. Y es que el club ‘red’ renovó al futbolista en 2012 con una ficha acorde al rol que tenía entonces en el conjunto inglés. Así las cosas, la tendencia del central a lesionarse, así como su salario, se presentan como los elementos más negativos de su fichaje.

El propio futbolista reconoció en 2013 que en el pasado llegó a considerar la posibilidad de retirarse: “En algún momentos he pensado en terminar mi carrera. He tenido algunas lesiones serias y en algunos ocasiones pensé en retirarme. Ahora estoy bien”, aseguró. El danés se encuentra en plena pretemporada del Liverpool, en Estados Unidos, donde se refirió a su situación. “Ahora estoy aquí y depende de mí enseñarle al técnico que puedo jugar”, señaló. Eso sí, insistió en que en el fútbol “pueden pasar muchas cosas”, refiriéndose a su futuro.
El Liverpool ha disputado hasta ahora un encuentro amistoso. Ocurrió el pasado jueves frente a la Roma (1-1), donde Agger fue suplente y jugó los últimos 30 minutos. El segundo está previsto para hoy frente al Olympiakos en Chicago con motivo del tour estadounidense que está realizando el club inglés.

Comentarios

Comentarios

Publicidad

Lo más

Lo más leído Ocultar grupo
Lo más comentado Mostrar grupo
Lo más valorado Mostrar grupo
Lo más enviado Mostrar grupo
El deporte en las redes