Menú

Adriano desatasca el sufrimiento del Barça en Málaga

El brillo dejó pasó al oficio para que el Barça sumase su primera victoria a domicilio en la presente Liga. Fue un triunfo sin brillo pero un triunfo al fin y al cabo. Lo hizo en un campo talismán para los azulgranas en las últimas temporadas y que permite al conjunto de Tata Martino sumar los seis puntos de seis posibles en un encuentro que desatascó Adriano con un disparo de fuera del área al borde del descanso que acabó valiendo su peso en oro.

Sergio Vera

FICHA TÉCNICA

LIGA BBVA

MÁLAGA

0-1

BARÇA

MÁLAGA

Caballero; Gámez, Sergio Sánchez, Angeleri, Antunes; Fabrice (Morales, m.76), Tissone, Camacho (Sebastián Fernández, m.76), Darder; Pawlowski (Eliseu, m.63) y Santa Cruz.

BARÇA

Valdés; Adriano (Alves, m.46), Mascherano, Piqué, Jordi Alba; Song, Xavi, Fábregas, Iniesta (Sergi Roberto, m.82); Pedro (Neymar, m.63) y Alexis Sánchez.

GOLES

0-1, M.44: Adriano.

ÁRBITROS

Mateu Lahoz (Colegio Valenciano). Mostró tarjeta amarilla a los malaguistas Gámez (m.56), Sergio Sánchez (m.60) y Darder (m.72), y a los jugadores del Barcelona Alexis (m.62) y Alves (m.83).

INCIDENCIAS

Partido correspondiente a la segunda jornada de Liga de Primera División diputado en el estadio de La Rosaleda ante 30.500 espectadores. En el palco de autoridades estuvo el seleccionador español, Vicente Del Bosque, y su ayudante Toni Grande.

Se presentó el Barça en Málaga sin Messi - recuperándose de sus molestias en Barcelona - y aunque todos esperaban a Neymar en el once titular, el delantero brasileño tuvo que conformarse con media hora de juego en la segunda parte. Suficiente para provocar una tarjeta amarilla, inquietar a la defensa malagueña con su velocidad y estar a punto de marcar, primero de falta directa y, al final, tras revolverse dentro del área pequeña. Un aviso a navegantes. Antes de la llegada de Neymar, fueron 62 minutos en los que el Barça buscó la portería de Willy Caballero sin demasiada fortuna pero abonado al criterio de un Cesc que tiró del carro en la primera mitad.

Sin Messi, el de Arenys actuó de falso '9' cumpliendo a la perfección con su misión. Estuvo activo, se ofreció, repartió juego y dio apoyo a ambas bandas canalizando las jugadas de ataque de un Barça al que le costó encontrar la inspiración de su segunda línea con Song, Iniesta y Xavi. De las botas de Cesc se generaron las mejores ocasiones de la primera parte. La primera de ellas habilitando a Pedro a un mano a mano del canario con el portero del Málaga que el extremo no fue capaz de ni de encarar y más tarde dejando en bandeja un cabezazo a bocajarro de Alexis que se encontró con Willy Caballero.

Fueron las dos aproximaciones más claras de un Barça que inquietaba al Málaga con su dominio pero no con su pegada. Los de Schuster se resignaron a mantener sus líneas muy juntas, permanecer ordenados y aprovechar cualquier contra para salir como rayos. Ahí la velocidad de Mascherano fue suficiente para controlar las acometidas andaluzas.

Con el Málaga conteniendo el dominio posicional culé, los del Tata Martino giraron toda su producción ofensiva a la banda derecha ocupada por Alexis y Adriano y precisamente de una conexión entre ambos nació el gol que acabaría decidiendo el encuentro. El lateral brasileño resolvió con un disparo desde fuera del área muy ajustado al palo para batir a Willy Caballero. Adriano abría la lata al borde del descanso para tranquilidad de Martino y los culés. Sin duda una de las especialidades de la casa: de sus once goles como azulgrana, nueve sirvieron para abrir el marcador. Bienvenidos sean.

LOS CHISPAZOS DE NEYMAR

El brasileño se llevó el premio del gol pero el disgusto se lo volvieron a dar unas molestias en su bíceps femoral que le obligaron a quedarse en el banquillo al descanso. Alves ocupó el lugar de su compatriota en una segunda mitad en la que el Barça tuvo todavía más presencia en el campo del Málaga y a punto estuvo de sentenciar con una 'espaldinha' de Piqué que se estrelló en el larguero en el minuto 57. El 0-2 planeó en el ambiente y el ánimo culé subió con la entrada de Neymar por Pedro cinco minutos después del aviso del central azulgrana.

Sin embargo, mientras todos esperaban los primeros chispazos de 'Ney' un descuido de la zaga azulgrana estuvo a punto de dar un giro de 180º al partido si Fabrice consigue enviar al balón al fondo de la red con Valdés vendido y Mascherano bajo palos a la espera de un milagro que sí se obró. Santa Cruz dejó el gol en bandeja al joven delantero que a punto estuvo de poner el empate. Fue entonces cuando Neymar decidió coger todo el protagonismo. Sus arrancadas solo podían ser frenadas a base de faltas y en 28 minutos estuvo a punto de marcar por partida doble dejando claro que su titularidad es cuestión de tiempo - y no demasiado -.

Todo estuvo bajo control hasta que con el tiempo cumplido Valdés volvió a ser providencial para sacar un remate de Sebas en el único momento del partido en el que el descontrol se apoderó del equipo pero donde Victor puso la calma para sellar la primera victoria lejos del Camp Nou. Con el seis de seis en el bolsillo es el turno de sentenciar el primer título de la temporada ante el Atlético de Madrid. La Supercopa de España es la próxima parada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil