Menú

Acoso a Ter Stegen

Marc André Ter Stegen, portero del FC Barcelona
Marc André Ter Stegen, portero del FC Barcelona | sport

La portería del FC Barcelona genera debate. Dos grandes porteros se reparten las competiciones dejando sensaciones contrapuestas a los protagonistas. Mientras Claudio Bravo se siente más titular por ser el elegido en la Liga, Ter Stegen comienza a tener la sensación de que se le está escapando su tren.

Lluís Miguelsanz

El alemán está a gusto en un equipo que le ha dado oportunidad de ganar títulos importantes, pero quiere más. Y su inconformiso se ha abonado en las últimas semanas tras recibir tres ofertas importantes (dos de ellas de la Premier) para ser titularísimo en equipos de primer nivel.

Ter Stegen duda porque, para irse, debería dar un paso al frente y pedir su salida de forma pública y marcharse del Barça cuesta. En el club son conscientes de las propuestas y la respuesta es clara: no lo van a vender. Vienen semanas clave para el futuro de la portería del Barça.

Hasta estas últimas semanas, hubo más ruido que nueces en el futuro de Ter Stegen. Algunos clubs jugaban con su malestar, pero nadie había dado el paso al frente en forma de oferta. Ahora ya las tiene y son deportiva y económicamente importantes. Tanto su entorno como él están valorando dos ofertas para Ter Stegen (podría ser Manchester City y Liverpool) dispuestos a pagar cifras muy importantes por el traspaso.

Cantidades que superan los 20 millones de euros y fichas que doblarían a lo que percibe actualmente en el Barça. El portero está meditando seriamente qué hacer y valorando pros y contras antes de tomar una decisión que no tiene marcha atrás.

Y es que para salir, el alemán debería formar parte activa de estas propuestas. Mojarse de forma inequívoca para conseguir su salida. Su agente ha hablado varias veces con el Barça. En un primer momento, el club creía que los supuestos intereses solo se ponían sobre la mesa para incentivar la titularidad de Ter Stegen en la portería, pero los avisos han dado paso a algo más serio.

Hay dos clubs dispuestos a apostar de forma clara por el alemán y la puerta puede comenzar a abrirse. Todo dependerá de lo que desee hacer el propio Ter Stegen que, hasta el momento, ha apostado por luchar por la titularidad y competir con Bravo. Creía que éste iba a ser su año, pero finalmente la gestión de Luis Enrique le ha dejado solo como portero en Copa y Champions. Y quiere más.

La postura del Barça es clara. Ter Stegen no va a salir del club salvo que alguien pague los 80 millones de euros de su cláusula de rescisión. Los técnicos creen que el alemán reúne todas las condiciones para ser el portero del equipo durante la próxima década y no es fácil encontrarle un sustituto. Se lo han repetido una y otra vez y esperan que el alemán entienda su situación con miras hacia un futuro mejor. En el presente, nadie le puede asegurar la titularidad total ya que Claudio Bravo también cuenta con la total confianza de Luis Enrique y, por veteranía e idioma, tiene mucha más ascendencia en la plantilla. Cuestión de rangos.

Ter Stegen firmó por el Barça convencido de su titularidad y acabó aceptando el rol Copa y Champions por su juventud. A sus 23 años está integrado al juego del Barça y ha demostrado su valía competitiva en encuentros muy comprometidos. Pero entiende que su periodo de adaptación ya está cumplido y que ha llegado su momento. Y más con las ofertas que posee bajo brazo y que solo hacen que reafirmarle en su idea.

La duda es si dar el paso e irse a la Premier hacia algún proyecto en construcción o quedarse y luchar por todos los minutos en el mejor equipo del mundo. En enero, parece que el portero tenía más clara su salida. Su suplencia en el Mundial de Clubes no le sentó nada bien, pero ahora vuelve a sentirse protagonista en el tramo decisivo de la temporada. Se centrará en la competición para levantar, de nuevo, Copa y Champions, y antes de la Eurocopa decidirá. Pero el peligro de marcha es real. Ahora, sí.