Menú
Estadio Celta Minuto
Celta

Celta

1 - 4

Liga 2016 - 2017 · 21ª Jornada 17 de mayo de 2017 21:00h

Real Madrid

Real Madrid

El Madrid ya acaricia la Liga tras una nueva ayuda

Cristiano adelantó pronto a los blancos y volvió a marcar al inicio de la segunda mitad en posición ligeramente adelantada

Martínez Munuera se cargó el partido cuando expulsó injustamente a Iago Aspas en una acción que debió señalar penalti

Video resumen Celta - Real Madrid (1-4). Jornada 21, Liga Santander 2016-17 | LALIGA

El Madrid superó la prueba de Balaídos con la inestimable ayuda de Martínez Munuera, el colegiado que entre otras muchas decisiones erróneas, dejó al Celta con diez por expulsión de Iago Aspas tras interpretar un ‘piscinazo’ que no existió. Cristiano Ronaldo firmó un ‘doblete’ para encarrilar pronto el partido y sentenciarlo al inicio de la segunda mitad. Después, el Celta se quedó con diez y de poco sirvió el gol de Guidetti. Benzema y Kroos culminaron una goleada que a los blancos les permite tocar la Liga con la yema de los dedos.

Germán Bona

RC Celta

1-4

Real Madrid

Celta de Vigo

Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Roncaglia, Cabral, Jonny; Wass, 'Tucu' Hernández; Iago Aspas, Jozabed (Marcelo Díaz, 72'), Sisto (Cheikh, 80'); Guidetti (Beauvue, 86').

Real Madrid

Keylor Navas; Danilo, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro (Kovacic, 71'), Kroos, Modric, Isco (Asensio, 84'); Cristiano Ronaldo (Lucas Vázquez, 84') y Benzema.

Goles

0-1 M.10 Cristiano Ronaldo. 0-2 M.47 Cristiano Ronaldo. 1-2 M.69 Guidetti. 1-3, M.70 Benzema. 1-4 M.88 Kroos.

Árbitro

Martínez Munuera. Mostró cartulina amarilla a Casemiro (29'), Aspas (37').

Incidencias

Partido de la jornada 21 de LaLiga Santander, aplazado el 17 de febrero por el temporal, disputado en el Estadio de Balaídos ante 22.838 espectadores.

CRISTIANO APROVECHA LA PRIMERA

Pese a que Apelación le retiró la sanción a Nacho, Zidane optó por Danilo en el lateral derecho. El resto, sin sorpresas, con Isco instalado en el equipo titular con movilidad en la mediapunta y CR7 arriba acompañando a Benzema. En el Celta, Berizzo vio trastocados sus planes con la lesión de Radoja, una pieza muy importante para el argentino y que le obligó a cambiar el dibujo. Entró en el once Jozabed.

Pero el Celta volvió a tener el mismo problema, el defensivo, sobre todo en el ataque izquierdo del Madrid. Marcelo subía a placer, pues Hugo Mallo solo podía recibir la ayuda de un Aspas más centrado en labores ofensivas. Y así fue como llegó el 0-1 a los diez minutos. El brasileño inició la jugada que continuó Isco y culminó Cristiano Ronaldo, los tres demasiado sueltos.

Reaccionaron los vigueses y lo hicieron bien. Con rápidas transiciones a las que solo les faltó la finalización. Fueron de menos a más los vigueses ante un Madrid con el único objetivo de pillar a su rival en una contra y sentenciar. Se acumularon las ocasiones celestes, a cada cual más peligrosa, como una falta botada por Wass a la media hora que Keylor rechazó como pudo o dos remates de un ‘enchufado’ Aspas.

Por mucho que lo mereció en este primer tiempo, no llegó el gol del Celta, con una actitud irreprochable pese a no tener en juego más que el orgullo de derrotar a un grande. El Madrid marcó pronto y se limitó a vivir de las rentas. Aunque tuvo Benzema el segundo al filo del descanso. El francés, renqueante del tobillo por una acción anterior, chutó flojo ante Sergio.

LOCURA Y SHOW DE MUNUERA EN LA SEGUNDA MITAD

Ante el Madrid no se puede perdonar y el Celta lo hizo. Porque solo iniciarse el segundo tiempo, Wass asistió a Guidetti y el sueco, desesperante, con la cabeza aún en Old Trafford y esa última jugada permanentemente en su cabeza, se hizo un lío y dio pie a una contra letal del Madrid. Nadie pudo frenar a Isco y su pase a un Cristiano ligeramente en fuera de juego permitió al portugués seguir inflando su cuenta goleadora. La diferencia estuvo ahí, en las áreas. Se pasó del posible empate al 0-2 en un instante. 

Martínez Munuera no tuvo suficiente y su decisión más injusta llegó minutos después, cuando expulsó a Aspas –que ya tenía una amarilla– por interpretar que se había tirado ante Ramos. Roja y el Celta con diez. En cambio, en la acción prácticamente posterior se le vio el plumero cuando el que sí se tiró fue Cristiano y no le amonestó. Se hubiera quedado sin jugar en Málaga.


Los locales lograron acortar distancias en una acción de Guidetti desviada por Sergio Ramos, pero la emoción duró solo un minuto. Marcó a placer Benzema a placer el tercero y a partir de aquí el choque ya fue un correcalles. CR7 se quedó sin hat trick tras un fallo increíble pero Kroos firmó el cuarto. Solo queda el Málaga para que la Liga no sea blanca. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil